sábado, 14 de febrero de 2009

Asturias: lobos en el limbo

La aprobación del plan de gestión del cánido en Galicia pone en evidencia las carencias de su manejo en el Principado

El Principado de Asturias tiene pendiente la aprobación de la revisión de su plan de gestión del lobo, un documento que lleva vigente desde el año 2002 y cuya modificación se está ultimando. La reciente aprobación del plan del lobo desarrollado por la Xunta de Galicia ha puesto en evidencia, según los expertos, las inconcreciones y carencias del documento que regula el manejo en Asturias de una especie que genera no pocos encontronazos sociales y políticos.

El Principado es la región española con más lobos, el territorio que dispone de estudios más rigurosos sobre esta especie y, también, la autonomía en donde se producen más conflictos por cuenta de los ataques al ganado. Sin embargo, y al contrario de lo que ya ocurre en Galicia, Asturias no dispone de un plan conciso de manejo que establezca claras reglas de convivencia entre el lobo, sus defensores -los militantes del movimiento ecologista- y sus detractores, los ganaderos afectados por los daños.

De las cuatro comunidades del norte de España con presencia de lobo (Galicia, Castilla y León, Cantabria y Asturias), el Principado es la única que no ha catalogado a este animal ni como especie cinegética ni como especie protegida. De ahí, según los expertos, parte la base de los problemas que suscita la presencia de los lobos en los montes asturianos.

Si en algo están de acuerdo las partes implicadas en el «eterno» conflicto lobero, es en la necesidad de diseñar un plan gestor que ha de comenzar por la toma en consideración de las opiniones de los ganaderos, de los técnicos de la Administración y de los sectores ecologistas. La elaboración del plan en Galicia se llevó a cabo tras organizar cinco mesas de debate, en el que todas las partes expusieron sus posturas. De estas reuniones partieron las líneas maestras de un documento que, además, se perfiló teniendo en cuenta las alegaciones que se presentaron al borrador inicial. En Asturias aún no se ha producido ese debate social previo a la elaboración del primer borrador del plan.

La Administración regional confía en que la revisión del plan de gestión del lobo de Asturias esté lista en este mes. De momento, sólo se conocen algunas pautas que regirán este nuevo plan y algunas de ellas ya han sembrado la polémica, como la permisividad de llevar a cabo batidas del animal en época de cría. Los expertos consideran que Asturias debería tomar ejemplo del modelo gallego y diseñar un documento que concrete más y que no deje flecos a merced de la improvisación. Y más cuando Asturias es la comunidad que dispone de más estudios sobre el animal. La que mejor «conoce» a sus lobos.

Galicia ha realizado una zonificación del territorio basada en parámetros de presencia del animal y daños a las ganaderías, y ha establecido el número de ataques que han de darse en cada zona para iniciar una batida. Se ha diseñado un programa de divulgación para ganaderos sobre métodos de prevención de daños. Además, los agentes de Medio Ambiente también recibirán formación específica y técnicas de muestreo. Se ha establecido un sistema de ayudas para los afectados y se promoverán campañas medioambientales de educación y respeto del lobo. Del mismo modo, se realizará un estudio -durante los tres primeros años de vigencia del plan- para conocer la respuesta social al programa y se han establecido líneas de colaboración con todos los implicados.

La actual situación, en la que el documento vigente está demostrando carencias, ha dejado a merced de la denuncias de los ganaderos las actuaciones de la Consejería de Medio Ambiente del Principado, que no dispone de una guía precisa de actuación con el lobo, una guía que marque las reglas, lo que no ha hecho más que radicalizar el conflicto suscitado por la aparición de daños sobre las reses.

Fuente: http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009021200_42_725456__Asturias-Asturias-lobos-limbo
Fecha: 12.02.09

No hay comentarios: