jueves, 5 de febrero de 2009

Aumenta la presencia de osos en Cantabria

Una osa y su cría fueron vistas en Pesaguero el pasado mes de diciembre

La presencia de osos en los montes de Cantabria va a en aumento y sus visitas son cada vez más frecuentes, aunque la población de la zona oriental se mantenga estable, con unos 30 ejemplares, y siga siendo la "más amenazada" de Europa, junto con la del Pirineo. En 2008, se detectaron en la región una osa con dos crías, en Pesaguero, y otra con una en Campoo, que es la que se ha avistado en Caloca.

Así lo han señalado hoy el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad, Jesús Oria, y el presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero, que presentaron en rueda de prensa los resultados del año pasado del convenio de colaboración bianual por importe de 323.243 euros para actuaciones dirigidas a la recuperación de esta especie.

Según el consejero, estos resultados permiten un "optimismo prudente" sobre la evolución y el futuro del oso pardo en Cantabria , una especie que se mostró convencido se "logrará perpetuar" si se sigue trabajando en la línea de potenciar el desarrollo sostenible de las zonas rurales, mantener los usos tradicionales e invertir en actuaciones de conservación y recuperación de la biodiversidad.

En el mismo sentido se pronunció Palomero, quien destacó que en Cantabria , "más que estabilidad" del censo osero, existe una presencia cada vez mayor de animales, aunque sería deseable que la "pequeña población" oriental de 30 ejemplares, que se sitúa en el Riaño leonés, montaña palentina y montes limítrofes de Cantabria, "arrancara con más fuerza". Sin embargo, la occidental (Asturias y alto Sil leonés) es "más potente", con un centenar de ejemplares.

Según dijo, esta población oriental exige "muchos cuidados", que pasan por mantener las actuaciones que ya se llevan a cabo, dado que se están obteniendo buenos resultados. Por ello, felicitó a la Consejería por el trabajo que se lleva a cabo en las zonas oseras con un "efecto positivo", y destacó que "lo que se hace bien para el oso es muy útil para el resto de las especies de fauna y flora".

Los datos de los últimos años demuestran que el oso "está permanentemente" en los montes de Cantabria , donde es difícil que haya "menos de una docena", explicó Palomero. Además, se mostró convencido de que este año, como no ha habido comida otoñal ni en Palencia ni en León por el frío, los 30 ejemplares de la zona oriental han pasado "temporadas largas" en la región.

"Los montes de Cantabria tienen suficiente calidad de hábitat como para que haya osos con crías", recalcó Palomero, para quien, aunque sigue habiendo problemas, "el escenario es positivo" y "muy esperanzador", para "apostar" por la supervivencia del oso cantábrico.

Respecto a la osa de Caloca, señaló que "ha hecho un trabajo espléndido", porque se ha dejado ver, no ha sido molestada y la gente ha valorado mejor lo que tiene. Añadió que en esa zona se han llegado a detectar hasta 8 osos diferentes este otoño.

El consejero y el responsable de la Fundación Oso Pardo destacaron también el "ejemplar" comportamiento de los vecinos de estas zonas, y su "orgullo" por contar con estos animales, así como el de los cazadores.

El convenio de colaboración que ambas partes mantienen desde 1995 tiene cuatro líneas de actuación: el Proyecto Huella, para sensibilizar a los escolares sobre la problemática del oso; la instalación de sistemas de protección de cultivos y colmenas; la caracterización del hábitat ocupado por la población de osos; y el apoyo a la vigilancia y seguimiento de esta población a través de la Patrulla Oso, compuesta por tres personas.

Según informó Oria, dentro de este último apartado, en 2008 se registraron en total 205 fichas de presencia de osos, lo que supone "una vez más" un incremento del número de localizaciones respecto a años anteriores. La mayor parte de ellas se llevaron a cabo en los montes del término municipal de Pesaguero (49%), seguido de Vega de Liébana (25%), Hermandad de Campoo de Suso (12%) y Camaleño (10%).

Además participaron en el Proyecto Huella un total de 2.494 escolares, la mayor cifra hasta ahora, y se inició un estudio "novedoso" de caracterización, selección y mejora del hábitat en la población oriental, que finalizará en diciembre de este año.

El consejero señaló también que los ataques de oso a colmenares fueron "escasos" el año pasado, por lo que sólo fue necesario proteger ocho. Asimismo, se entregaron nueve pilas para el mantenimiento de pastores eléctricos ya instalados.

En cuanto a las indemnizaciones por los daños producidos por el oso, en 2008 la Consejería tramitó el pago de nueve expedientes, la totalidad de los presentados, por una cuantía total de 2.837 euros, la mayoría a colmenas y en menor medida a árboles frutales y rollos de forraje. Además, se trasladaron 14 cacerías de jabalí a otros montes y fechas por la presencia de osas con crías.

Dentro también de las medidas de la Consejería dentro del Plan de Recuperación del Oso Pardo, está en redacción el Programa Operativo de Inversiones en el ámbito de aplicación de este plan, que finalizará en la segunda mitad de este año.

Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/20090204/local/cantabria-general/aumenta-presencia-osos-cantabria-200902041408.html
Fecha: 04.02.09

No hay comentarios: