miércoles, 4 de febrero de 2009

Los osos del Pirineo apenas pasarían de la quincena, según indican los técnicos franceses

Los datos de los técnicos franceses que año a año realizan el seguimiento de los ejemplares de oso pardo que viven en los Pirineos, han puesto en alerta a los defensores de unos animales que, según una reciente encuesta, son la amplia mayoría de los habitantes del Estado galo, incluidos los que habitan los departamentos ubicados en la cordillera

Según los datos del balance de 2007 del seguimiento del oso pardo en los Pirineos franceses, números que se pueden estrapolar a la parte española de la cordillera, sería de quince el total de ejemplares que habitan en los Pirineos, pudiendo llegar, en el mejor de los casos, a diecinueve, si se tienen en cuenta cuatro osos detectados en Catalunya que no pudieron ser identificados.

El balance realizado por Francia se ha hecho con los datos de ejemplares de los que se ha podido analizar restos de huellas, pelos y excrementos, además de los de los osos liberados en el 2006 procedentes de Eslovenia, que están equipados con un sistema de seguimiento.

Los técnicos franceses identificaron diez osos en el 2007 de los que ya habían analizado sus rastros en años anteriores. Sarousse, Balou, Hvala, Francka (muerta en agosto de 2007), Boutxy, Ziva, Néré, Cannellito, Aspe Ouest y Camille. También se identificó a los cachorros de Hvala, Pollen y Bambou, y se encontraron trazos de tres ejemplares a los que no se tiene individualizados.

Por zonas, en los Pirineos Occidentales, donde se incluyen Navarra y el oeste de Aragón, se identificó a cuatro machos (Néré, Cannellito, Aspe Ouest y Camille) y a una hembra (Franska). En el Pirineo más oriental se detectaron dos ejemplares (Boutxy y uno indeterminado)

En los centrales, en los que se incluye el Aran, el Pallars y l’Alt Urgell, se identificó a un mínimo de nueve ejemplares (Hvala, Bambou, Pollen, Balou, Sarousse, Ziva y tres ejemplares indeterminados).

La esperanza es que ‘Hvala’, el ejemplar que quiere retirar el Aran, tenga crías

La conservación del oso pardo en los Pirineos depende de que las pocas hembras que lo habitan tengan descendencia. Una de ellas es Hvala, la osa que el Conselh Generau d’Aran quiere retirar de los Pirineos tras el incidente de caza del pasado octubre con un vecino de Les. Se cree que el animal, que parió en el invierno de 2006 a Pollen y Bambou, puede despertarse de su hibernación con dos crías más.

Fuente: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=88947&seccio=Comarcas&fecha=2009-02-03&sortida=03:00:00
Fecha: 03.02.09

No hay comentarios: