lunes, 23 de febrero de 2009

Los pingüinos de la Antártida tienen calor

Pingüinos Rey

Al decir de los científicos, los pingüinos tienen varias capas de grasa en su piel que los protege del frío, no obstante varias agencias de prensa ya pronostican una sofocación de estos animales si las temperaturas en la Antártida continúan elevándose.

Hasta ahora, la mayoría de los expertos en clima sostenían que la Península Antártica, de tamaño pequeño, permanecía en un proceso de calentamiento, pero que el resto del helado continente, que abarca una superficie más grande, se estaba enfriando.

Sin embargo, una revisión realizada por especialistas de todo el orbe sobre registros climatológicos aseguró que el calentamiento global en la región ha cubierto en los últimos 50 años una zona mucho más amplia de lo que se creía hasta ahora. Otro estudio desarrollado en California demostró que la primavera y el otoño comienzan en períodos mucho más adelantados en esta zona. Además, las diferencias de temperatura entre verano e invierno son menores.

Todos estos fenómenos podrían estar relacionados con las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la acción del hombre, principalmente por la quema de combustibles fósiles. Sin obviar, el debilitamiento de la naturaleza tras la explotación severa de la población mundial, quienes cada día consumen mayor cantidad de combustibles y otros derivados.

La Antártida cubre una masa terrestre que contiene el 90 por ciento del hielo del planeta y de acuerdo a los pronósticos esta variación de temperatura podría subir considerablemente el nivel de mar, atentando sobre todo, contra las Islas y regiones de baja elevación.

"Aunque pueda parecer poco, es probable que las consecuencias sean grandes", advirtió Rainer Zahn, especialista en cambio climático de la Universidad Autónoma de Barcelona, citado en un artículo de la revista Nature. "Incluye un aumento del nivel de los océanos, una menor captación de dióxido de carbono en el mar, y por lo tanto, un mayor calentamiento de la atmósfera, un empobrecimiento biológico del océano que rodea la Antártida y una alteración de las corrientes marinas a escala global", agregó.

Entre el 50 y el 75 por ciento de las colonias de pingüinos de este continente helado se encuentran en declive, e incluso amenazadas de extinción, en caso de un calor superior a 2 grados, reveló un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

"Esta especie está acostumbrada a vivir en el frío y en condiciones extremas. Con la continua subida de las temperaturas y la disminución de las zonas de alimento y de nidificación asociadas, ya se ha producido una reducción sensible de las poblaciones existentes", comentó Juan Casavelos, coordinador de WWF sobre el Cambio Climático en la Antártida.

Por cada 0.26 grados centígrados que aumenta la temperatura de la superficie marítima, la población adulta se reduce en un 9 por ciento. El pinguino emperador, la especie de mayor tamaño, también lucha por poder resguardar a sus pequeños de capas de hielo más finas, que habitualmente se resquebrajan y envían a las gélidas profundidades a huevos y crías.

Debido a que los pingüinos rey se encuentran en lo alto de la cadena de alimentación de su región, son indicadores sensibles de las alteraciones del ecosistema marino y en ellos se manifiestan de forma amplificada los efectos del cambio climático.

Lo cierto es que no solo la población de pingüinos está amenazada en la actualidad, el hombre y su entorno cuentan también entre los más proclives a desaparecer tras la explotación más desmedida de los terrícolas. De ahí la protesta de varias organizaciones no gubernamentales y de instituciones en pos de minimizar los daños de la era moderna, la cual al decir muchos cava su propia tumba. y la primera muestra es el calentamiento en la Antártida, después vendrá la desaparición de los peces..., y el hombre. ¿Llegará ese día? Habrá que preguntarles primero a los pingüinos, quienes ya tienen calor.

Fuente: http://www.5septiembre.cu/ciencia180.html
Fecha: 16.02.09

No hay comentarios: