miércoles, 4 de febrero de 2009

Un hogar para 'Whisky'

Un perro sin nombre y con muchas ganas de encontrar dueño, la semana pasada en el Centro de Protección Animal de Zaragoza. Foto: José Miguel Marco

El Centro de Protección Animal de Zaragoza logró el año pasado más de 500 adopciones que, ahora, se pueden realizar también por Internet.

Los ladridos duran cada vez menos en el Centro de Protección Animal de Zaragoza. Porque ahora sus inquilinos se hacen fotos y se lucen en Internet. Y así es más fácil encontrar hogar. Que se lo digan a 'Whisky', que tardó poco más de dos días en llegar a una nueva familia. 'Dinky' o 'Yaco' esperan el mismo destino.

El servicio de adopción cibernética, que ya ofrecía la Diputación Provincial de Huesca, se puso en marcha en Zaragoza a finales del pasado año y ha venido a reforzar la alta tasa de adopción del centro: solo el año pasado, más de 500 animales encontraron dueño. Sin embargo, a pesar de las bondades del ordenador, el director veterinario del centro, Miguel Yzuel, avisa que el contacto sigue siendo primordial: "Se puede reservar por Internet, pero hay que pasar por aquí, ver al perro, jugar con él… En definitiva: achucharlo". De hecho, en más de una ocasión, tras una reserva vía web, el solicitante ha acabado llevándose otro perro. "También los hay que piden una raza concreta, porque en la tienda cuesta más de mil euros", explica Yzuel.

Y es que al veterinario, al igual que a sus seis compañeros, les toca, además de atender a los animales -una persona del equipo duerme allí cada día-, asesorar a sus posibles dueños. "A veces, quieren llevarse perros que han vivido en terrenos de 2.000 m2. Esos no puede vivir en pisos", comenta Yzuel. Otras, les llegan dueños destrozados porque tienen que sacrificar a sus canes. "Yo les digo que lloren. El mundo de la protección animal es delicado porque juegas con sentimientos". O con la falta de ellos. Hay personas que acaban llevando a su mascota allí porque se cambian de casa o, peor, de suelo. E incluso algunos desalmados que, por miedo a que les identifiquen, dejan al animal atado a un poste en las inmediaciones del centro, en el desvío a Torrecilla de Valmadrid de la carretera de Castellón. Así le ocurrió a un galgo que llegó escuálido y que, estos días, está siendo tratado de una afección en la piel. "Nuestra política es que los animales salgan andando de aquí". Todo un esfuerzo ya que, solo la semana pasada, cuidaban de más de 50 perros, y de algún gato. Todos ellos distribuidos en los 18.000 m2 del centro, abierto en 2004 para sustituir al obsoleto de Miguel Servet.

Aunque la adopción sigue siendo el programa estrella, también los rescates de animales suben cada año. En 2008, fueron casi 250. Y la mayoría logró volver a su casa, ya que el programa de identificación de la DGA ha permitido tener a más perros controlados. "Todos los lunes, tenemos tres o cuatro nuevos", informa el veterinario, que afirma que los dueños, en ocasiones, no están muy por la labor de pagar. "Les parece caro 18 euros por la grúa de rescate. ¡Si con eso no pagamos ni los costes!", dice Yzuel. A aquellos que no son reclamados, se les desparasita y vacuna y salen a adopción. Como 'Dólar' o 'Cash', que esperan a que alguien vea su foto en Internet (www.zaragoza.es/adopcionanimales) y pinche donde pone "reservar".

Fuente: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.37871/relcategoria.310
Fecha: 04.02.09

No hay comentarios: