viernes, 6 de febrero de 2009

Valencia albergará el segundo centro de adopción en España de animales exóticos

Con una inversión ligeramente superior al millón de euros y provenientes del fondo de ayudas del Gobierno, Valencia dispondrá este mismo año del segundo centro español especializado en la acogida y adopciones de animales exóticos.

Así al menos se plantea el proyecto desde la concejalía de Sanidad, impulsora de esta iniciativa y que se servirá de una parcela situada en el barrio de las Moreras, en la calle Jarafuel. Aves, reptiles y mamíferos tropicales, muy de moda en los últimos años pero que han generado un auténtico problema a la hora de qué hacer con una de estas mascotas cuando se encuentran en plena calle, abandonada por sus dueños.

Hasta ahora, la empresa contratada por el Ayuntamiento los lleva a unas instalaciones en Viveros, aunque es imposible una gestión idónea para que sean adoptados. Por esa razón, el futuro edificio contempla tres bloques distintos, todos de una planta de altura. En dos habrá salas de exposiciones para el público.

El primero se dedicará a oficinas, vestuarios y la clínica veterinaria. La segunda estará dedicada a los acuarios y terrarios, mientras que la tercera se repartirán entre un aviario y un estanque, así como animales de "tamaño medio" y una zona de cuarentena con unas cuadras cercanas para caballos y burros.

No sería la primera vez que la Policía Local debe responder al aviso de unos vecinos de que por una calle trota un burro. ¿Qué hacer con este animal? El primer paso será llevarlo al nuevo centro y no se descarta facilitar su adopción.

De momento, los animales exóticos suelen ser cedidos a centros de la naturaleza. Fuentes conocedoras del proyecto indicaron que las adopciones estarán limitadas por la legislación internacional de protección de animales.

La superficie del recinto llegará a los 3.200 metros cuadrados y todos los locales tendrán videovigilancia, con el propósito de evitar robos de animales. Los decomisos en el puerto y el aeropuerto también irán a parar al centro de adopciones, con lo que los visitantes podrán elegir entre una amplia variedad de ejemplares de animales para aquellos que prefieran una mascota exótica a un perro o un gato.

Las adopciones de estos últimos se mantendrán en el refugio de Benimàmet, aunque la Protectora de Animales, entidad que gestiona el recinto, también traslada decenas de ejemplares a las instalaciones abiertas en San Antonio de Benagéber. En los últimos meses ha descendido la cifra de adopciones por el aumento de los abandonos y la disminución de recogida, principalmente debido a la crisis económica.

Las tiendas de animales se han adaptado a las modas y es frecuente ver serpientes en los terrarios, además de lagartos y pájaros más exóticos. El abandono de estas especies se convierte en ocasiones en un problema de alarma vecinal, como sucede con los ofidios.

Mención aparte merece el caso de las aves tropicales. Algunas de estas especies se han adaptado con total normalidad a la vida en la ciudad y es frecuente observar bandadas de cotorras en algunos árboles, principalmente cerca de grupos de palmeras, fuente de alimentación.

El barrio de las Moreras es una de las zonas de expansión de la ciudad y las calles están ya urbanizadas. Las primeras fincas están ya en avanzado estado de construcción y se han comercializado inmuebles de promoción pública, cuyos pisos serán sorteados por el Ayuntamiento.

El primer centro de adopción de animales exóticos de España se abrió en Madrid. El Exotarium es un albergue donde abundan los lagartos de gran tamaño, tortugas de todo tipo y pequeños caimanes.

En su página web se alaban estos animales, aunque se advierte también de que luego crecen y son más difíciles de mantener en un terrario. Esto último es el principal motivo de abandono de este tipo de ejemplares exóticos, al no poder ser mantenidos en una vivienda.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/valencia/20090206/valencia/valencia-albergara-segundo-centro-20090206.html
Fecha: 06.02.09

No hay comentarios: