miércoles, 11 de marzo de 2009

150 entidades piden que se apruebe ya la nueva perrera de Barcelona

Los portavoces de 150 entidades que defienden los derechos de los animales pidieron ayer al Ayuntamiento de Barcelona que apruebe de una vez por todas el proyecto de la perrera que se construirá junto al Parc de l'Oreneta y recuerdan las pésimas condiciones en que se encuentra la instalación actual. "El debate se ha politizado excesivamente y el nuevo centro es urgente. Se nos promete el cielo, pero los perros soportan ahora un infierno", dijo Leonardo Anselmi, de Libera, uno de las entidades que, como Altarriba y Faada, reclaman el acuerdo.

Las entidades piden también que no se cierre la perrera actual y se reforme, porque en la nueva sólo habrá un centenar de jaulas. Imma Mayol, regidora de Iniciativa-Verds, presentó en octubre el proyecto, que suscitó el rechazo de Convergència i Unió (CiU). Esquerra Republicana (ERC) lo apoyó con reservas y en enero, al conocer mejor el proyecto, se desdijo porque se trataba de una zona de conectividad de Collserola y por ser demasiado caro el proyecto (9 millones de euros).

Portabella propuso emplazarla en Can Calopa, otra área protegida de la sierra, descartada por el equipo de gobierno. Aun así, tiene las llaves de la nueva perrera. "Estamos intentando satisfacer las exigencias de ERC", señalaron fuentes de ICV, que aseguraron que la actual ubicación está fuera de los límites de protección de Collserola. El grupo ecologista Depana cree que es una zona que se debe preservar porque está entre la ciudad y la sierra.

600 alegaciones

El proyecto, que requerirá un plan especial, ha recibido 622 alegaciones, principalmente de padres de alumnos del colegio Aula, que está a 20 metros de la futura instalación. Además han presentado recursos el colegio Betania Patmos, el Costa Llobera ("sólo piden garantías de que no haya molestias de ruidos y olores", matizan en el Ayuntamiento), CiU, el PP -que ayer volvió a reclamar otro emplazamiento- y vecinos de Pedralbes Nord, de Can Caralleu y de Sarrià.

"Nos parece clasista que algunos padres dijeran que era mejor trasladar la perrera a Vallbona. No hay que ceder", dijo Anselmi, de la asociación Libera, que tildó de "falaz" e "incoherente" el argumento de que el proyecto sea demasiado caro. "El sector mueve 1.000 millones de euros en toda España. Las perreras son el residuo de ese sistema económico. Invito a que se haga una moratoria y no se vendan perros en las tiendas hasta que se vacíen las perreras", dijo.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cataluna/150/entidades/piden/apruebe/nueva/perrera/elpepuespcat/20090310elpcat_5/Tes
Fecha: 10.03.09

No hay comentarios: