sábado, 14 de marzo de 2009

Ámsterdam: croquetas para la crisis


Los ciudadanos más pobres de Ámsterdam no se quitarán más el pan de la boca para alimentar a sus mascotas, gracias a que ya pueden recibir gratuitamente croquetas para perros y gatos.

"Con esto de la crisis la gente más vulnerable se está apretando el cinturón, incluso hay quienes están prefiriendo darle de comer a sus mascotas que alimentarse ellos mismos", dice a BBC Mundo Jack de Jongh, presidente de la Asociación holandesa de Rescate Animal (SARN, por sus siglas en holandés).

"Otros de plano no tienen otra opción que separarse de sus mascotas. Las más afortunadas son abandonadas en los centros de asilo para animales, las menos amanecen atadas a un poste o a una reja de un parque", agregó.

Para poner freno a esta tendencia y garantizar que las personas con menos recursos puedan alimentar a sus mascotas, la organización no gubernamental dedicada a defender los derechos animales creó un banco de alimentos.

El proyecto opera con donaciones de diversos fabricantes, aunque también aceptan contribuciones de cualquiera que simpatice con la causa animal.

"El único requisito es que el alimento tenga por lo menos cinco meses de margen antes de cumplir la fecha de caducidad", explicó De Jongh.

Hasta el momento han logrado almacenar 2.000 kilogramos de croquetas para perros y gatos, aunque también esperan tener próximamente alimento para hamsters.

El programa sólo opera en Ámsterdam, aunque hay planes de expandirlo por diversos puntos del país, particularmente en las grandes urbes.

Los candidatos

Para tener acceso a las croquetas es necesario pasar un examen socioeconómico realizado cada seis meses por un trabajador social.

El candidato deberá tener un salario mensual menor a los 250 euros (US$320), esto deberá comprobar presentando sus cuentas bancarias o los recibos de asistencia social.

También deberá demostrar que no es fumador, pues si una persona tiene capacidad para comprar cigarrillos, también puede alimentar a su mascota. De acuerdo con la Agencia Nacional de Estadísticas un fumador gasta semanalmente unos 45 euros (US$57) en tabaco.

Una vez enlistado, el solicitante recibe una dotación para dos meses dependiendo de las características del animal, por ejemplo, se estima que un gato consume entre 30 y 50 gramos diarios.

"Los animales dependen de sus dueños y no pueden decir que tienen hambre y son tan nobles que muchos se aguantan prácticamente hasta llegar a un punto irreversible de muerte", sostiene De Jongh.

En el mercado holandés, el costo de un kilo de croquetas va de 1.75 euros (US$2,2) a los 35 euros (US$44,8).

La oficina del ministro de Relaciones Exteriores, Maxime Verhagen, asegura que Holanda es una nación tradicionalmente generosa con los países más necesitados y cada año dona millones de euros para combatir el hambre.

Francesco Mascini, del Ministerio para la Cooperación al Desarrollo, informó a BBC Mundo que tan sólo en 2008 Holanda donó 83 millones de euros (US$106 millones) al Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas.

Además, aportó 10 millones de euros (US$12,8 millones) para combatir el hambre en África, particularmente en el Kenia y Uganda, donde se estimó que peligraba la vida de 17 millones de personas por la falta de alimentos.

Pero la crisis financiera está obligando a que la próspera nación naranja tenga que poner mayor atención en sus sectores más vulnerables, coinciden los expertos.

Además, estudios científicos realizados a solicitud de la ONG Pup in Nood, a la cual pertenece SARN, señalan que es más costoso alimentar a perros y gatos con pan y restos que con croquetas, ya que al final terminan en el veterinario por enfermedades causadas por falta de nutrientes.

"No creo que por necesidad la gente llegue a comerse las croquetas, no creo que la crisis sea para tanto, por lo menos aquí siempre hay para pan", dice De Jongh.

Fuente: http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_7940000/7940374.stm
Fecha: 12.03.09

No hay comentarios: