sábado, 28 de marzo de 2009

Carballiño investigará las muertes de un centenar de animales en su perrera

El alcalde de Carballiño, el socialista Carlos Montes, fue incapaz ayer de explicar la situación en que vive la perrera municipal de la localidad ourensana, denunciada por el Seprona tras encontrar una fosa de «unos tres metros de largo por dos de ancho», «abierta al aire libre» y en la que se encontraron «cadáveres de perros, muchos de ellos en avanzado estado de descomposición mientras que otros no presentaban señales de prutrefacción».

Por ello, la oposición en el Ayuntamiento -mayoritaria- forzó la creación de una comisión de investigación que aclare la gestión de esta instalación de titularidad municipal. El alcalde retrocedió al año 2008 para hablar de supuestas deficiencias detectadas, no por su ayuntamiento, sino por dos miembros de grupos ecologistas, pero que se referían solamente al abastecimiento eléctrico preciso para la cámara de congelación.

Lejos de responder a las preguntas formuladas por la oposición y quedándose en cifras sobre costes de la instalación, mantenimiento y otros servicios, Montes eludió asunción alguna de responsabilidades.

Según actas del Seprona a las que ha tenido acceso ABC, se pone de manifiesto que pese a ser ya de titularidad municipal, la perrera no estaba «dada de alta en el registro de establecimientos de animales domésticos y salvajes en cautividad de Galicia». Además, después de inspeccionar las instalaciones tras las denuncias de varios grupos ecologistas, los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de Carballiño constataron que la instalacióna carecía a fecha 3 de marzo de 2009 «de servicios veterinarios adecuados y una sala de curas o primeros auxilios para atender a los animales heridos».

Para el alcalde de Carballiño no pareció ayer suficiente la existencia de estos informes ni el acta de denuncia con número de entrada 4192 en el Rexistro Xeral de la Consellería de Medio Ambiente en que se constataba el hecho de la existencia de una fosa de enterramientos para los perros en el interior de las instalaciones y la desaparición de más de 76 animales en lo que va de año. Carlos Montes aseguró no saber nada de los «enterramientos» y lamentó que todos estos colectivos y la oposición se movilizaran «por una pequeña cosa».

El otro objetivo de la oposición fue la responsable de Medio Ambiente del Concello, María José Pérez, esposa del conselleiro de Medio Ambiente en funciones, Manuel Vázquez. Pérez, que ayer guardó silencio, señaló el pasado 4 de marzo a través de un comunicado que la fosa donde se hallaron los cadáveres «no se usa desde hace varios meses ya que ahora los perros que mueren se meten en bolsas de plástico y luego se almacenan en un congelador donde los recoge una empresa encargada de estas tareas».

El pleno concluyó con la aprobación unánime para poner en marcha una Comisión de Investigación que hoy se reunirá previsiblemente a las una de la tarde, hora que estará «en función de la agenda del alcalde» a quien PP y BNG recriminaron por su actitud.

La oposición espera poder esclaracer en la comisión «todo lo que aconteció desde el 1 de enero» si bien como indicaba a última hora el portavoz popular «esperamos también un pronunciamiento de la Consellería de Medio Ambiente que debería remitir contestación a la denuncia presentada por el SEPRONA y facilitar al Ayuntamiento de Carballiño todos los informes existentes en su departamento sobre este asunto».

Fuente: http://www.abc.es/20090327/galicia-galicia/carballino-investigara-muertes-centenar-20090327.html
Fecha: 27.03.09

No hay comentarios: