jueves, 12 de marzo de 2009

Desmontan banda en Brasil que traficaba medio millón de animales silvestres al año

La policía brasileña desmontó hoy, con la captura de 72 personas, una organización que capturaba y vendía ilegalmente cerca de medio millón de animales silvestres al año y temía contactos en Portugal, República Checa y Suiza.

Rio de Janeiro. Brasil. EFE.-Cerca de 450 agentes policiales participaron en la operación "Oxóssi", que se desarrolló en una decana de estados brasileños y fue autorizada por un juez de Río de Janeiro que expidió 102 órdenes de prisión y 140 órdenes de allanamiento.

Además de las 72 personas ya capturadas, 40 de ellas en el estado de Río de Janeiro, otras 30 fueron declaradas prófugas. Según la policía, Brasil también solicitó ayuda a autoridades de otros países para buscar y capturar integrantes de la organización que viven en Portugal, Suiza y República Checa.

La banda de traficantes de animales vendía las especies, algunas amenazadas de extinción, tanto en plazas públicas de diferentes ciudades del país como en el exterior, según un comunicado divulgado por la Policía Federal.

Entre las especies más comercializadas por la organización figuran diferentes tipos de aves, serpientes, jaguares pintados, venados y monos. Las capturas y los allanamientos fueron realizados en los estados de Pará, Marañón, Sergipe, Bahía, Minas Gerais, Espíritu Santo, Sao Paulo, Río Grande do Sul y Río de Janeiro.

Los animales eran capturados principalmente en los estados amazónicos de Pará y Marañón, así como en los costeros de Bahía y Río de Janeiro.

"Las personas que los compran tienen que entender que por cada animal silvestre que recibe en su casa, otros diez mueren en el camino", afirmó Alexandre Saraiva, comisario de la Policía Federal que coordinó las investigaciones.

En Río de Janeiro, la policía se incautó de diversas aves que eran mantenidas en jaulas inadecuadas y detuvo a un ciudadano checo acusado de coordinar los envíos de los animales a países europeos.

Los integrantes de la banda, algunos de ellos reincidentes, serán procesados por delitos contra el medio ambiente, contrabando y asociación para delinquir. La operación fue bautizada como Oxóssi por ser éste el nombre de la divinidad de las religiones afrobrasileñas que representa al protector de los animales y de los bosques.

Fuente: http://www.lanacion.com.py/noticias_um-234556.htm
Fecha: 11.03.09

No hay comentarios: