sábado, 28 de marzo de 2009

La Guardia Civil desmantela un criadero clandestino de perros Yorkshire Terrier


Han sido inmovilizados los 49 ejemplares de dicha raza hallados en las instalaciones, una nave agrícola que carecía de las autorizaciones preceptivas.

Los canes, 48 hembras y 1 solo macho, eran supuestamente utilizados para su reproducción intensiva y posterior venta en el mercado negro a un precio inferior al legal.

Las actuaciones se iniciaron después de que una niña contactara con el SEPRONA informando de que había descubierto un lugar con perros cautivos en malas condiciones.


Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, en colaboración con personal del Servicio de Sanidad Animal de la Dirección General de Ganadería de la Región de Murcia, han desmantelado, en la denominada “OPERACIÓN YORK”, un criadero clandestino de perros de la raza Yorkshire Terrier en la localidad de Lorca.

En las instalaciones, una nave agrícola de chapa con 27 jaulas metálicas, fueron hallados 49 canes de la citada raza, de los cuales únicamente uno era macho y estaba supuestamente destinado a cubrir a las hembras adultas. Según la documentación encontrada en el lugar, para ello, su propietario hacía un seguimiento de los celos y fechas de apareamiento de los animales. Una vez nacidos vendía los cachorros en el mercado negro a un precio inferior al del mercado legal. En el momento de la inspección del SEPRONA sólo 2 de los ejemplares eran cachorros.

El criadero carecía de todas las autorizaciones preceptivas para su funcionamiento, de libro registro de movimientos y de servicio veterinario, tal y como dispone la legislación en la materia.


Por su parte los canes carecían en su mayor parte de cartillas sanitarias, sistema de identificación individual y documentación acreditativa de las vacunaciones obligatorias para este tipo de animales.

Aunque los perros disponían de alimento y agua suficiente, el deficiente estado de las instalaciones, que no habían sido limpiadas durante meses, y el hecho de que los animales presentaran el pelo muy largo, hace pensar a los investigadores que el criadero no estaba lo suficientemente atendido.

Las investigaciones se iniciaron después de que una niña contactara con el SEPRONA muy preocupada, informando del descubrimiento de una nave agrícola en la que gran número de perros se hallaban cautivos y en malas condiciones.

Los perros de la raza Yorkshire Terrier tienen dos temporadas de celo al año, pariendo, después de 2 meses de embarazo, entre 3 y 4 cachorros en cada parto. Los ejemplares son de los más cotizados en el mercado, pudiendo alcanzar los mejores especimenes los 1.000 euros en el mercado legal.

Fuente: http://www.murcia.com/lorca/noticias/2009/03-27-guardia-civil-desmantela-criadero-clandestino.asp
Fecha: 27.03.09

No hay comentarios: