sábado, 18 de abril de 2009

Denunciado por tener un zoo en casa

La Guardia Civil actúa en una finca donde convivían unos 60 animales, con caballos, perros y hasta un tigre

Málaga.- Había caballos, burros, mulas, perros, cabras, gallinas y hasta un tigre. Todo un zoológico metido en una finca particular que no reunía las mínimas condiciones para albergar semejante cantidad de animales, más de 60 según un somero recuento. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) intervino ayer en esta explotación situada en la barriada rural de Santa Amalia, en Alhaurín de la Torre, después de recibir varios avisos y denuncias de particulares.

Al parecer, los animales no recibían el mejor trato. «Hay más de cuarenta équidos en un estado bastante malo. Por lo que hemos podido saber, están bastante delgados, probablemente por una mala alimentación», explicó Virginia Solera, secretaria de la asociación CYD Santa María, que ha dado a conocer el caso. Concordia Márquez, presidenta de este colectivo (que se dedica al cuidado de animales abandonados, principalmente caballos) señaló que la finca ha sido inspeccionada tanto por el Seprona como por personal de la Oficina Comarcal Agraria (OCA), que habrían levantado acta de las supuestas irregularidades.

«No es una explotación reglamentaria sin lugar a dudas», afirmó Solera. Otras fuentes consultadas confirmaron a este periódico que dentro del recinto su dueño guardaba también un tigre, el cual, según parece, podría llevar unos dos años encerrado en una jaula sin siquiera ver la luz de sol. Los agentes del Seprona acudieron ayer hasta la cuadra con la intención de rescatar el felino, aunque finalmente hubo que posponer la operación, al parecer porque el animal se puso demasiado agresivo.

No es la primera vez que la Guardia Civil interviene explotaciones en el interior de la provincia por la presencia de animales exóticos. Hace un par de años se llevaron un león en Pizarra y el pasado mes de enero desarticularon otro criadero ilegal en Cártama donde se encontraron tortugas, iguanas, guacamayos e incluso un mono.

Algunos testigos indicaron a este periódico que en el recinto podían encontrarse a veces los huesos de algunos animales muertos. También restos de cadáveres dentro de bidones donde, al parecer, se habrían quemado algunos cuerpos, sobre todo de perros. Lo que no está claro es qué va a pasar ahora con todos los animales. Desde la asociación CYD Santa María indicaron que el mismo Seprona se había puesto en contacto con ellos para ver si se podían hacer cargo de los equinos, a lo que tuvieron que negarse por falta de medios y de espacio en sus instalaciones. Hay que recordar que esta misma organización se hizo cargo de otra treintena de animales entre caballos, burros y ponis que fueron rescatados hace menos de un mes en otra explotación clandestina en Álora.

Aumento de abandonos

Precisamente, en los últimos meses se ha constatado un aumento de este tipo de casos en la provincia de Málaga y en Andalucía. «Por la mezcla de la crisis y la adaptación de la ley de protección animal se están produciendo verdaderas avalanchas de grupos enteros de animales que son abandonados», advierte Virginia Solera, quien reclama que las instituciones públicas se impliquen de en el problema y pongan los medios para acoger a estos animales.

Fuente: http://www.diariosur.es/20090417/malaga/denunciado-tener-casa-20090417.html
Fecha: 17.04.09

No hay comentarios: