miércoles, 8 de abril de 2009

El mar inundará de nuevo la pantalla

Las 25 películas del 33 Ciclo Internacional de Cine Submarino se proyectarán del martes al sábado de la semana que viene en Donostia. Los autores son de siete países y los filmes fueron elegidos entre 300

El Ciclo Internacional de Cine Submarino, organizado por la S. A. Subacuáticas de la Real Sociedad de Fútbol, inundará un año más la pantalla en San Sebastián. Será la semana que viene, del martes al sábado. Las proyecciones tendrán lugar en la sala Kutxa de la calle Andía y la entrada es «libre y gratuita», para «gran satisfacción» del director del programa, Francisco Pizarro. Las 25 películas, la mayoría cortometrajes, repartidas a lo largo de los cinco días, se pasarán en dos sesiones, a las 18.00 y a las 20.00 horas. Dos exposiciones fotográficas completan, en el mismo espacio, a las proyecciones. Una es del bermeano Jesús Villalba y la otra, de Carlos Villoch.

Las películas son obra de realizadores de siete países: Holanda, Italia, Bélgica, Alemania, Gran Bretaña, España y Francia, y están rodadas en los más diversos escenarios: el Cantábrico, Indonesia, Canarias, el océano Índico, el Pacífico, el Mar Rojo, las costas de Turquía...

Con la presentada ayer, van ya 33 ediciones del Ciclo. «¡35 años -en dos no se pudo celebrar-, cómo pasa el tiempo, qué barbaridad!», se asombra el veterano presidente de la Sociedad Oceanográfica, Vicente Zaragüeta. «¡Parece que fue ayer!», añade. Pizarro hace gala de su sorna: «Eso es una canción». Les acompañan otros dos miembros fundamentales de la organización: Nano Cordovilla, sucesor de Pizarro, y «el mejor secretario del mundo», Jesús Mª Castillo. «Hace todo lo que le pides y sin cobrar nada», elogia Pizarro.

Enfrente, además de los periodistas, un abuelo y su nieto, que un rato antes, al entrar por casualidad en el auditorio del Aquarium, se ha quedado pasmado ante el oceanario. «¡Mira, aitona, esos peces se parecen a los de Nemo! ¿Nos sentamos a verlos?». Pizarro comentaría después que le parece «una forma estupenda de educar a los niños. Al Aquarium se va de niño, de padre y de abuelo, ¿quién no ha estado? Este museo es nuestro abuelo, y un pueblo que se precie y que no respete a sus abuelos no tiene futuro».

Pero se trataba de presentar un ciclo de películas de fauna marina en su entorno natural, en el que va a haber de todo, incluso «pornografía». Pizarro no se corta a la hora de usar este gancho en la promoción de Lo mejor de Cocos Island. El vizcaíno Javi Garay ha grabado en el pacífico de Costa Rica el apareamiento de los tiburones, y no falta «un trío» entre dos machos y una hembra.

Humor submarino

Por haber, en el programa hay incluso humor submarino, «o por lo menos lo intentan», en las películas La chica del océano y Neptunia. Otros temas son los caballitos de mar, las ballenas de diversas especies, pecios y aviones hundidos, vestigios arqueológicos... pero el protagonista indiscutible será, un año más, el tiburón. Pizarro no se cansa de este animal. «Atrae al hombre porque sólo hay dos animales que matan sin hambre: uno es el hombre y el otro, el tiburón». Lamentó que la especie «está siendo muy perseguida. Pescan miles al día, les cortan la aleta para sopas y después los arrojan vivos y mutilados al mar, condenados a una muerte horrible».

Al director del ciclo también le «gusta mucho» Agua de Bretaña, porque las aguas del Cantábrico «son frías, turbias... es muy difícil filmar allí, pero este señor -Edward Snidjers- lo ha hecho».

Los directores, productores y realizadores de las películas han sido invitados a las proyecciones y muchos vendrán para conversar con los espectadores que acudan a las sesiones de las 20.00 horas. «Los intérpretes no pueden venir», bromea Pizarro en referencia a «la anchoa y el tiburón». Los Chaumette, un matrimonio inglés que vive en Fidji y que firma dos de las películas seleccionadas, tampoco pueden venir, pero Pizarro prefiere que se queden allí «para que sigan trabajando».

El Ciclo es una exhibición de películas, «no un festival», subraya su director, porque no hay competición. «Todas llevan premio», el de haber sido seleccionadas entre «unas 300», y para recordarlo, sus realizadores reciben una placa. Pero a los miembros de la organización les va a tocar hacer de jurado para decidir quién se lleva el premio que regala Seahorse: un crucero de una semana por el océnao Índico, para el realizador de la que consideren la mejor película de entre las 25.

Los organizadores recuerdan que el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de San Sebastián, la Kutxa -«que pone la sala y encima nos da dinero»-, el Aquarium y la Federación Guipuzcoana de Actividades Subacuáticas colaboran en esta actividad.

El cartel del ciclo muestra un pez payaso de rojo intenso y espina larga, «un poco diferente a los Nemos habituales», explicó Cordovilla. Es obra del diseñador publicitario Eduardo Biggi, mientras la fotografía fue tomada por Jesús Villalba, que repite este año como fotógrafo expuesto porque ha sido campeón de España de fotografía submarina en cuatro de los últimos años, en la categoría de apnea.

Al concluir la presentación, que no fue ni se hizo larga -aunque el niño ya estaba entregado a sus juegos-, se escuchó una salva de aplausos de los periodistas, algo inusual en este tipo de actos. Ahora quedan las proyeccciones. Las películas ya se han visto en Mutriku y los organizadores planean continuar tras San Sebastián con Irun, Bermeo, Deba y «allí donde nos inviten y podamos ir. Ya que las hemos traído y doblado, que las vea cuanta más gente, mejor», proclama Pizarro.

Fuente: http://www.diariovasco.com/20090407/cultura/inundara-nuevo-pantalla-20090407.html
Fecha: 07.04.09

No hay comentarios: