sábado, 11 de abril de 2009

Koko, el chimpancé triste del zoo

Koko sufre una profunda depresión

Koko está deprimido. La soledad de ser el único chimpancé del zoológico de Skopje ha afectado tanto al animal que sus cuidadores han decidido enviarlo a que reciba terapia a un centro especializado de Holanda.

Koko, de 14 años de edad, es el animal favorito del parque zoológico de la capital macedonia. Pero esa condición no ha bastado para tener una vida feliz.

Huérfano desde los nueve meses de edad, la muerte de sus progenitores le convirtió en el único de su especie en el zoo. Una soledad que ha derivado en depresión, por lo que esta semana ingresó en un centro especializado de rehabilitación en las proximidades de Amsterdam, donde pasará entre un año y año y medio.

El chimpancé es conocido como un animal social que vive en grupos en la naturaleza, por lo que la situación de Koko es especialmente angustiosa.

"No tenemos condiciones para traer a nuestro zoológico otros chimpancés. Por eso hemos decidido enviarle por un período a Holanda, a una institución que se dedica a la resocialización de los primates", declaró a la prensa Anastas Petrov, director del parque zoológico.

Petrov dijo que por la depresión y por no poder soportar más la soledad, Koko llegó hasta el punto de empezar a arrancarse su pelo.

La ausencia de Koko se aprovechará para ampliar el espacio previsto para monos, para que el zoológico pueda acoger a varios animales de esa especie y para que ese chimpancé, cuando regrese de Holanda, no vuelva a sufrir de soledad.

Koko nació el 26 de diciembre de 1995 y se quedó huérfano a los nueve meses de edad cuando sus padres murieron de tuberculosis. Desde entonces, le ha cuidado con gran dedicación Dragan Trajkovski, un empleado del zoológico.

"Espero que tras la rehabilitación Koko regrese con la alegría en los ojos, como tenía antes, y que vuelva a divertir a nuestros visitantes. Para mí, Koko es como mi hijo, le cuido desde su nacimiento", dijo Trajkovski a Efe, junto a la jaula del chimpancé en un pequeño edificio en el centro del parque.

Aunque ha llegado la primavera y el buen tiempo, que atrae cada vez más visitantes, las noches suelen ser frías en el valle de Skopje, por lo que la mayoría de los animales procedentes de las regiones calurosas todavía siguen en sus refugios encerrados.

El zoológico de Skopje fue edificado en 1926 y hoy tiene 400 animales de 70 especies. El parque zoológico de la capital macedonia vivió sus mejores tiempos, con varios miles de animales, en la década de 1960, cuando Macedonia formaba parte de la antigua Yugoslavia.

Los empleados del zoológico explicaron a Efe que aquella época fue de gran importancia para esta institución, por la intensa cooperación con muchos países de África, Sudamérica y Asia, que con Yugoslavia formaban parte del Movimiento de países no alineados.

Después de 1991, año de la independencia de Macedonia, la calidad del zoológico de Skopje ha ido decreciendo. No obstante, aunque tiene escasa oferta de animales, cuenta con uno de los mayores museos de ciencias naturales de los Balcanes, con miles de animales disecados, esqueletos de especies prehistóricas, mamuts, leones, tigres, peces y diferentes fieras del pasado cuyos restos fueron encontrados en territorio macedonio.

Ahora, los directores del zoológico quieren cumplir la mayoría de los estándares de la Unión Europea (UE) y el próximo mes solicitarán el ingreso como miembro de pleno derecho en la asociación europea de parques zoológicos.

No quieren verse en la situación de tener que cerrar el parque, por incumplimiento de las normas, si Macedonia logra adherirse un día a la UE, que es el objetivo al que aspira este pequeño país del sureste de Europa.

Fuente: http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009041000_18_212209__Ciencia-y-Tecnologia-Koko-chimpance-triste
Fecha: 10.04.09

No hay comentarios: