sábado, 30 de mayo de 2009

"Se puede conversar con un chimpancé"

Los investigadores Deborah y Roger Fouts junto a Washoe, la primera chimpancé que aprendió el lenguaje de los signos. Washoe murió el 30 de octubre de 2007 a los 42 años de edad.

Roger y Deborah Fouts dan a conocer en el Cicca sus 30 años de investigación sobre el lenguaje de signos de los primates, similar al de los sordos, y que los animales también transmiten a sus crías

MIGUEL F. AYALA Hasta en la manera de sentarse ante una mesa de despacho es evidente que el matrimonio formado por los investigadores norteamericanos Roger y Deborah Fouts está mucho más cómodo entre animales, aunque se les ilumina la cara cuando comienzan a hablar de sus tres décadas de investigación en torno a la manera de comunicarse de los chimpancés. "Sí", confesaban ayer sin inmutarse, "es posible mantener una conversación seria con un chimpancé utilizando el lenguaje de signos que usan los sordomudos".

Los Fouts, que asisten al II Encuentro Internacional de Derechos de los Animales que se celebra en Las Palmas de Gran Canaria auspiciado por la Obra Social de La Caja, participaron ayer en un debate digital con los lectores de laprovincia.es y destacaron que "desde 1967" han trabajado con un grupo de primates "a los que enseñaron el idioma de signos para comunicarse".

Lo curioso para la pareja de científicos "es que ellos lo han transmitido a sus hijos" en un clarísimo ejemplo evolutivo. "Entre ellos", añaden, "se transmiten la información habitual que cualquiera de nosotros comunicaríamos a los miembros de nuestra familia. Puedes hablar con ellos sobre cosas que les pasan, sobre cómo se sienten... No van a hablar de filosofía", dice, "pero nosotros no hablamos tampoco de filosofía en casa".

Deborah y Roger Fouts, que trabajan ahora en la Universidad de Washington, aseguran que los chimpancés "sí tienen sentido del humor; no pueden contar chistes, pero hacen gracias como nosotros", explica el matrimonio.

Enemigos de los parques zoológicos y con ánimo de concienciar sobre la necesidad de salvaguardar zonas vírgenes selváticas "como las de Uganda, por ejemplo, hábitat natural de muchas de estas especies", cuentan Roger y Deborah Fouts que "algunos gobiernos protegen estas especies pero en otros lugares se comen su carne".

Entre lo más escalofriante que han visto en sus años de profesión recuerdan "un chimpancé con las manos amputadas por una trampa" u otro "al que se las habían cortado para utilizarlas como cenicero".

Fuente: http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009052800_5_233617__Sociedad-y-Futuro-puede-conversar-chimpance
Fecha: 28.05.09

No hay comentarios: