martes, 30 de junio de 2009

Animales exóticos, parte del legado que dejó Michael Jackson a su muerte

LOS ÁNGELES (AFP) — Un chimpancé bailarín, cuatro jirafas y muchos animales exóticos más: el excéntrico ícono pop Michael Jackson dejó a su muerte mucho más que un legado artístico.

Para delicia de la prensa sensacionalista y la consternación de los grupos de defensa de los animales, Jackson creó un zoológico privado en Neverland, su finca de 1.050 hectáreas en las colinas de Los Olivos, en el estado de California (oeste).

Mientras la suerte que correrá la hacienda todavía no se define, casi todos los animales fueron trasladados a diferentes lugares en los últimos años, a medida que los problemas personales y financieros de la estrella se agigantaban.

La mascota más famosa de Jackson, el chimpancé Bubbles (Burbujas), adoptado de un laboratorio médico en 1985, vive desde hace cuatro años en el Centro para Grandes Simios de Florida, según dijo la directora del refugio, Patti Ragan.

Jackson no apoyó financieramente a Bubbles y nunca visitó al chimpancé en esa reserva, dijo Ragan a la AFP. "Hasta este momento, todas las donaciones para su cuidado han provenido de personas que ayudan al centro. Dependemos de donaciones", dijo.

En la página web del refugio, una foto de Bubbles ilustra un llamado del centro a las contribuciones. Ragan estimó un costo de 16.000 dólares anuales para cuidar a cada mono. Un chimpancé puede vivir 50 años. Cuando Jackson tuvo hijos, entregó a Bubbles a Bob Dunn, un entrenador de animales de Hollywood.

Contactado por AFP, Dunn declinó hacer comentarios, explicando que se encontraba en una negociación para dar declaraciones exclusivas sobre Bubbles. El entrenador Bob Dunn dijo al diario británico News of the World que Jackson consideraba al mono como "su primer hijo" y regularmente lo visitaba.

La asociación de defensa de los animales PETA denunció que es difícil seguirle la pista a la mayor parte de los animales que pertenecieron a Jackson.

Lisa Wathne, especialista en animales exóticos en cautiverio de PETA, se mostró particularmente preocupada por dos orangutanes enviados a un particular en Connecticut y reptiles que recibió un zoológico en Oklahoma.

"Muy frecuentemente inclusive las personas que tienen buenas intenciones, como seguro es el caso de Michael Jackson, no tienen la habilidad para cuidar adecuadamente a estos animales", dijo.

"Y desafortunadamente en el caso de Michael Jackson hubo problemas financieros que llevaron a que estos animales fueran esparcidos por todo el mundo. Francamente, no sabemos adónde fue a parar la mayoría".

En 2006, PETA presentó una queja ante autoridades estadounidenses denunciando que los animales exóticos eran maltratados, lo que originó una inspección del lugar que no halló evidencia de abusos.

Los dos tigres de Jackson, Thriller y Sabu, fueron trasladados a una reserva animal en California, dirigida por la ex actriz Tippi Hedren.

La fundación Voices of the Wild, que posee un refugio animal en Arizona, adoptó a las cuatro jirafas, varios reptiles y varios pájaros exóticos, entre ellos el que era considerado su favorito, el loro del Amazonas, Rikki.

Freddie Hancock, fundador y director del grupo sin fines de lucro, extendió una invitación a los fanáticos de Jackson a que envíen donaciones para poder mantener el refugio. "Creo que él amaba a los animales. Y cuando eres un individuo que ama a los animales, los animales lo saben", dijo Hancock a la AFP.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5jmiIoUAbN8XdRfk9XVMHN8Td8ZEA
Fecha: 29.06.09

No hay comentarios: