martes, 2 de junio de 2009

La crisis dispara el abandono de perros, gatos y hasta ponis

Mallorca.- El abandono de animales se está convirtiendo en un recurso de lo más socorrido a la hora de soltar lastre para capear la crisis. Tanto la Fundación Natura Parc como la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Mallorca (SPAP) han constatado un repunte considerable de los abandonos de mascotas en el último año y medio estableciedo unas cifras preocupantes que además siguen en crecimiento.

Así, tanto Natura Parc, que actúa en carreteras y en la Part Forana, como la SPAP, con un ámbito de influencia centrado en Palma, presentan unos porcentajes muy similares por lo que respecta a la comparativa de animales recogidos en 2007 y 2008. El aumento experimentado en el último año se sitúa en torno al 30% y se prevé que la tendencia siga al alza en 2009, con unas cifras parejas a las del pasado año pero con la época punta en abandonos, el verano, todavía por llegar.

De los 1.945 animales recogidos en 2007 en pueblos y carreteras de Mallorca, Natura Parc pasó a recoger 1.853 en 2008, una subida del 27,7%. Antoni Mas, presidente de la fundación, advierte que los 812 recogidos en los cinco primeros meses 2009 no permiten augurar nada bueno, ya que si se confirma la progresión acostumbrada, a final de año se podrían doblar las cifras de 2007.Mas señala que, perros y gatos aparte,está creciendo el número de animales de gran volumen abandonados, tales como caballos, mulas o ponis. «Mantenerlos suele ser muy caro, por lo que supongo que la gente se está desprendiendo de ese lujo». Así, como en el pasado, se hallan muchos equinos trotando en libertad pero a diferencia de hace algunos años ahora nadie acude para reclamarlos.

Carmen Rojas, responable de la SPAP Mallorca y de la Plataforma Balear para la Defensa Animal (BALDEA) explica que la evolución de los motivos que alegan los propietarios al dejar sus mascotas en la protectora es bastante elocuente. «Si antes venían diciéndonos que o tenían problemas de alergia o es que acaban de tener un bebé, ahora cada vez más gente nos deja a sus animales explicándonos que se han quedado sin trabajo o sin casa o se han visto obligados a mudarse a otra más pequeña».

Las cifras de SPAP Mallorca indican un crecimiento del 32,4% en el número de entrada de animales en la sede de la protectora. Se pasó de 1.543 en 2007 a 2.043 en 2008 y a la espera de una evaluación del presente ejercicio, Rojas se muestra muy pesimista: «Cada día llega alguien con problemas a dejarnos su perro o su gato; nunca antes había pasado».

Apurar en vacunas

En ocasiones, con los abandonos se llegan a vivir situaciones más dramáticas que con las entregas a la protectora. Como en los casos en los que, según explica Rojas, los bomberos han tenido que entrar en viviendas cuyos últimos utilitarios abandonaron sin tiempo o interés de llevarse a sus mascotas con ellos. Los rescates de animales de compañía en este tipo de situación son más habituales de lo que se desearía.

Si bien hay gente que ante los apuros económicos opta por desprenderse directamente del animal, lo normal es que el primer recurso sea el de recortar gastos en sus cuidados. Desde el Colegio de Veterinarios de Baleares, el vicepresidente Tolo Palou señala que esto se refleja en la bajada general de las visitas a veterinarios.

«Es un gasto que muchos no pueden asumir», afirma, «antes había gente que mantenía a 4 o 5 perros sin problemas y que ahora se encuentra con que no pueden con todos». Si el perro no acaba en un centro de adopción o en medio de una carretera, lo normal es que también tenga que apretarse el cinturón: «Los dueños apuran las vacunas o gastan menos en alimentación».

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/01/baleares/1243848271.html
Fecha: 01.06.09

No hay comentarios: