miércoles, 17 de junio de 2009

Los patos regresan a Navia

El Ayuntamiento de Gijón cede una decena de ejemplares para repoblar el parque de As Veigas, que también acogerá dos cisnes

Más allá de la remodelación de los pavimentos y la sustitución de jardineras y mobiliario urbano, el lavado de cara que el Ayuntamiento de Navia ha decidido dar a los parques y zonas verdes del concejo incluye la renovación de los elementos vivos. Y no sólo los vegetales. Ayer, el río Olga, que cruza el popular parque del barrio de As Veigas, recibió a unos nuevos habitantes muy especiales.

Llegados desde Gijón, cinco parejas de ocas, patos y gansos del Nilo se hicieron dueños del recinto y, nada más salir de las cajas en las que los transportaron, se lanzaron al agua para descubrir y reconocer su nuevo hogar.

Así, el parque naviego de As Veigas quedará repoblado después de que una raposa, según señaló el alcalde del municipio, Ignacio García Palacios, acabase con prácticamente todos los patos que allí vivían: «Una raposa que además estaba tiñosa», recalcó el primer edil.

Los animales, que comen maíz, trigo y cebada, fueron cedidos por el Ayuntamiento de Gijón. «Es una gracia entre Ayuntamientos y estamos muy agradecidos», manifestó García Palacios, que avanzó que la llegada de estos 10 ejemplares «sólo es un adelanto» ya que «también estamos preparando traer una pareja de cisnes».

Aún así, esta pretensión es más complicada, ya que los cisnes son animales monógamos y muy territoriales. Una característica, esta última, que puede dificultar su integración y convivencia con otros animales.

«En Gijón tienen problemas con los cisnes porque son muy especiales», recalcó Palacios, que agregó que «la responsable de Medio Ambiente del Ayuntamiento gijonés, Dulce Gallego, ya nos ha avisado de que los cisnes son muy difíciles de cuidar». Con la llegada de estos nuevos vecinos a Navia, el Ayuntamiento tiene previsto adecuar el margen del río para que los animales no molesten a los vecinos que acudan al parque ni corran peligro al escaparse.

Cerrar el recinto

«Tendremos que adecuar la zona para que no se salgan y causen problemas», afirmó Palacios. Para ello, el primer edil aseguró que «hay que poner una alambrada detrás de la valla de madera para cerrar el recinto y que no puedan salir al paseo».

Sobre el terreno, Palacios estudió, junto a la concejala de Espacios Públicos, Rita María Irusta, la actuación que el Ayuntamiento tendrá que llevar a cabo para delimitar el espacio de los animales. Tras este análisis, los ediles descubrieron otra carencia que es necesario subsanar para facilitar la vida a los patos, ocas y gansos recién llegados. Se trata de «colocar una rampa en la isla -espacio en el medio del río con instalaciones para los animales- para facilitar la subida y bajada de los patos», señaló Palacios.

Fuente: http://www.elcomerciodigital.com/gijon/20090617/occidente/patos-regresan-navia-20090617.html
Fecha: 17.06.09

No hay comentarios: