martes, 28 de julio de 2009

Corridas sin sangre para exportar la tauromaquia

Las estrategias taurinas cada día son más patéticas...

Empresarios relanzan la lidia en EEUU y Panamá para compensar su retroceso en España

El Juli, Ortega Cano, Enrique Ponce, Francisco Rivera Ordóñez La principales figuras del toreo en Las Vegas (EEUU), la capital mundial del entretenimiento, enfrentándose a un toro, pero esta vez con una excepción: sin matarlo, sin sangre. Es una incursión, un reto, afirman en los ambientes taurinos. Exportar las corridas a lugares insospechados. Todo está previsto en la ciudad norteamericana para septiembre, a cargo de Don Bull Productions. Y no es la única posibilidad. Próximos estrenos: Panamá City, Tánger

El nuevo episodio de las llamadas corridas incruentas o bloodless (en las que supuestamente el animal no sufre ningún daño) se celebrará en Las Vegas, en el Arena del Hotel South Point, del 27 al 30 de septiembre. Don Bull, empresa organizadora, anuncia matadores españoles y mexicanos de primera línea y su retrasmisión mundial por televisión. Esta firma, a cargo del empresario Pedro Haces, quiere afianzar un circuito del toreo en los EEUU. Y aseguran que los animales no serán ejecutados, al estilo de las corridas portuguesas. "Hemos cambiado en las banderillas y rejones los arpones de acero por cinta adhesiva de velcro", afirman en su web. Si todo va bien, habrá más a finales de año, dentro de una exposición sobre Andalucía que se celebrará en el desierto del juego.

"De momento, es sólo un acuerdo verbal. Esperamos a finales de mes tener la confirmación y firmar el contrato", explica Roberto Domínguez, apoderado de El Juli. "Estas corridas no dejan de ser anecdóticas. Y al no morir el toro, no se viven en plenitud, pero sirven para abrir horizontes. La fiesta tiene muchos adeptos fuera de España", añade antes de recordar que El Juli ya ha actuado anteriormente en corridas en las que no se mata al animal, en la isla de las Azores (Portugal), siguiendo el rito luso.

Ya se realizaron corridas en Texas en 2008 con fines benéficos y Las Vegas ya celebró este tipo de festejos, como la de 1965, en la que participó el matador mexicano Manuel Capetillo. Muchas fueron por el impulso de la comunidad mexicana, pero hay otras comunidades muy activas. En el Estado de California, las corridas al estilo portugués han conseguido con los años una programación estable. En este estado existen hasta 14 plazas de toros, principalmente en el Valle de San Joaquín, con un aforo de entre 1.000 y 4.000 localidades, y están permitidas dentro del país como "parte del acerbo religioso" de la comunidad. Las promocionan como corridas incruentas, aunque a finales de mayo, la asociación AnimalCruelty Investigations denunció, tras una investigación sobre el terreno, que el supuesto velcro de las banderillas contenía en realidad pequeños arpones que herían al toro, lo cual infringe la legislación estadounidense de protección animal.

En Panamá, la inauguración el pasado abril de la nueva plaza de toros de La Lajeña, por parte de la ganadería de Ricardo Barria, ha logrado imponer el criterio taurino y alzar las críticas de los ecologistas. La plaza de Panamá City está a la espera de ser inaugurada. "En Panamá no había corridas al estilo español (sangrientas). Se trata de una estrategia para avanzar en los países americanos. Estados Unidos no es una excepción. Mientras pierden aforo en España y Portugal, buscan nuevos mercados", explica la portuguesa María Lopes, coordinadora del Movimiento Internacional Antitaurino.

Para el movimiento antitaurino, con asociaciones en España, Reino Unido, Portugal o Francia, detener esta expansión es fundamental. En junio se celebró la III Cumbre Internacional Antitaurina en Caracas (Venezuela), ciudad que recientemente se declaró contraria a la tauromaquia. "Puede que estén intentando repuntes en otros países, pero hay algo cierto, en Catalunya y Venezuela están en clara recesión", explica Manel Macià, presidente del Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal, que participó en el encuentro.

Los taurinos se marcaron un tanto en Guatemala en 2003, cuando tras 20 años sin celebrarse corridas volvió la sangre al ruedo. La expansión china no tuvo tanta suerte. Al celebrase en Shangai el festival España Asombrosa de 2004, surgió la idea de crear una plaza de toros en Daxing (Pekín). El proyecto fue rechazado por las inéditas presiones de los animalistas y la visión taoísta del pueblo chino: maltratar a los animales es como maltratarse a uno mismo.

El intento fallido de Irak

Año 2002. Irak antes de la guerra. Un curioso espectáculo podría celebrarse en el estadio de fútbol de Bagdad. Así lo anunció el matador portugués Mario Coelho, alzando las críticas de los ecologistas. "El mundo árabe es un mercado por explorar", dijo Coelho. Sin embargo, como en muchos otros, en este tampoco ha prosperado el festejo.

En el mundo islámico, ya lo habían intentado antes empresarios españoles y egipcios en El Cairo, en 1997. Querían que fuera la puerta a los Emiratos Árabes. El mufti, la autoridad religiosa, dijo que torturar animales era pecado. Son sólo unos ejemplos de los muchos intentos de esta exportación: algunos fracasados por las fuertes presiones de los ecologistas o las autoridades religiosas (Rusia, Kajastán, Cuba o Italia, entre otros). Otros casos frustrados en el terreno empresarial (Armenia, China, Corea, El Líbano).

También se llegó a planear rehabilitar la plaza de toros de Tánger (Marruecos) para el año 2011. Aunque, por el momento, este proyecto no ha encontrado los apoyos necesarios. En 2008, el entonces responsable de Cooperación con el norte de Marruecos, Patricio González, de la Junta de Andalucía, aseguró que respaldaría esta iniciativa. Ahora, la Junta lo niega. "No hay nada firme. Sólo se hizo un coloquio para ver el interés.En Marruecos hay gente nostálgica del toreo", explica Joaquín Rivas, director de Cooperación de la Junta. Ya en 2005, la Diputación de Cádiz, a través del El Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico, mostró su interés por rehabilitar la plaza de Tángercomo sala multiusos. "Marruecos no quiso desarrollar este proyecto. Era uno más de los muchos que presentamos", explica Pedro Yeste, del citado Instituto.

Fuente: http://www.publico.es/espana/241007/corridas/sangre/exportar/tauromaquia
Fecha: 27.07.09

No hay comentarios: