miércoles, 15 de julio de 2009

La falta de un protocolo de seguimiento de los osos en Catalunya impide su control

El informe del año 2008 del seguimiento de la población de osos pardos en los Pirineos, elaborado por la Oficina Nacional de la Caza y la Fauna Salvaje del Gobierno francés, señala en sus conclusiones la imposibilidad de dar datos concretos del número y el estado de los ejemplares de los Pirineos centrales por culpa de la inexistencia de un protocolo de seguimiento en la banda catalana de la cordillera.

La falta de este protocolo, que también ha sido criticado por los ecologistas y por el Conselh Generau d’Aran, es, según la agencia del Gobierno francés, la principal culpable de la existencia de “una gran inceridumbre sobre el estado de la población osos en los Pirineos centrales”.

Hay que recordar que esta zona del Pirineo, entre la Val d’Aran y el departamento galo de la Alta Garona, es el lugar de residencia y paso de la osa Hvala que actualmente cría a dos cachorros paridos este invierno y tiene cerca a los dos ejemplares que dio a luz hace tres inviernos, Pollen y Bambou.

En cuanto al informe sobre el seguimiento de los osos en 2008, Francia vuelve a cuantificar en alrededor 16 los plantígrados que viven en los Pirineos, trece de los cuales se encontrarían en la banda francesa de la cordillera.

Hay que tener en cuenta que se trata de ejemplares que han sido identificados y, según los números que barajan los franceses, estaríamos ante una bajada de animales respecto al 2007 cuando se calculaba que vivían en los Pirineos entre 15 y 21 osos.

En las conclusiones del informe se indica la utilidad de los datos recogidos en osos equipados con GPS-GSM (son tres los animales que los llevan actualmente aunque están a punto de agotarse sus baterías si ya no la han hecho) para el estudio del comportamiento de los osos en los Pirineos.

A través de este método, indican, se puede evaluar mejor esos grandes desplazamientos y analizar el por qué de la elección de madrigueras durante el invierno.

Los franceses indican que en el presente año primará el regreso de los métodos indirectos de control (testimonios, rutas, estaciones de seguido y el estudio de los daños) y se dará preferencia al estudio de los dos ejemplares que se cree viven actualmente en el Pirineo oriental en Navarra y Aragón.

Fuente: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=92559&seccio=Comarcas&fecha=2009-07-12&sortida=03:00:00
Fecha: 12.07.09

No hay comentarios: