martes, 22 de septiembre de 2009

Arrestado por maltratar animales al mantener a seis caballos malnutridos en una granja de Onda

Tres de los empleados de la explotación carecían de contrato laboral. La Asociación de Amigos de los Animales se hará cargo de los corceles.

Uno de los caballos, con síntomas evidentes de desnutrición. / LP

Efectivos del Seprona de la Guardia Civil han detenido a un vecino de Castellón por los delitos de maltrato de animales domésticos, contra los derechos de los trabajadores y contra la salud publica ya que supuestamente tenía seis caballos en estado de abandono, según informó la Benemérita en un comunicado.

La detención de G. C. H., un hombre de 37 años, se enmarca en las investigaciones llevadas a cabo por el Equipo de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Castellón al tenerse conocimiento de que en una explotación ganadera situada en la urbanización Mas de la Font de Onda pudiera haber animales en un «lamentable» estado de salud.

Los agentes de la Guardia Civil comprobaron que en la finca había seis animales --cuatro yeguas, un potro y una potra-- que presentaban un estado de abandono, por lo que se decomisaron y trasladaron a la protectora de animales ASPAC (Amigos de los animales de Castellón) organización que se ofreció inmediatamente a colaborar en su cuidado sanitario y alimentación para mejorar provisionalmente su estado hasta que se pueda determinar su destino final por la autoridad judicial.

El Seprona de la Guardia Civil continúa comprobando el origen y el estado sanitario del resto de los animales existentes en las naves y, tras una inspección por parte de los servicios de ganadería de la Consellería de Agricultura de la Generalitat Valenciana, han sido saneados e inmovilizados por los veterinarios.

Los agentes también averiguaron que el detenido tenía a tres empleados que estaban trabajando sin ningún tipo de contrato y no estaban dados de alta en la Seguridad Social u otro régimen sanitario, por lo que le imputan un delito contra el derecho de los trabajadores, además de otro contra la salud pública al permitir, sin ningún tipo de control sanitario, el sacrificio en los alrededores de sus instalaciones de animales por algunas personas que los adquirían.
El detenido fue puesto ayer a disposición de la juez del Juzgado de Primera Instancia e instrucción en funciones de guardia de Castellón y los hechos han sido notificados a la fiscal de Medio Ambiente de la Fiscalía Provincial.

Por desgracia, este caso de maltrato de animales no es el único. De hecho, recientemente se han producido diversas detenciones, denuncias o sentencias relativas a este tipo de delitos en la provincia. Así, este verano la Guardia Civil de Castellón detuvo a un hombre de 81 años como supuesto autor de un delito de maltrato animal por intentar ahorcar a un perro en un pino situado en la urbanización La Perdiz de Borriol.

El hombre fue arrestado el 10 de agosto, después de que, sobre las 11.00 horas, un vecino de la localidad de Borriol informase telefónicamente de que un hombre estaba ahorcando a un perro de raza podenca en una rama de un pino y que, tras entablar una discusión con él, se marchó en un vehículo todoterreno, según fuentes de la Guardia Civil.

Agentes de la Guardia Civil realizaron entonces gestiones para localizar al propietario del vehículo, T. C. A., que fue localizado en una clínica veterinaria de Castellón donde estaban reconociendo al perro al que supuestamente había intentado ahorcar. La veterinaria, sin embargo, explicó a los agentes que el animal, entre otras afecciones, presentaba una zona enrojecida en torno al cuello y detrás de las orejas.

Por otro lado, en enero, el Ayuntamiento de Vall d'Alba acordó sancionar a uno de sus vecinos, cuyas iniciales son J. M. V. B., con una multa de 601 euros por una infracción calificada como grave, según la Ley 4/94 de la Generalitat Valenciana sobre la protección del animal de compañía, por el mantenimiento insalubre de 25 perros en una finca. Tras la denuncia de la asociación Amigos de los Animales de Castellón (Aspac), ante el consistorio, este ha resuelto aceptar la petición del colectivo. El gobierno local realizó diversas inspecciones a la propiedad en las que se comprobó que el vecino tenía los canes atados con cadenas, alimentados con pollos muertos, sin ninguna limpieza y con fuertes olores, además de moscas.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/castellon/20090922/sucesos/arrestado-maltratar-animales-mantener-20090922.html
Fecha: 22.09.09

No hay comentarios: