miércoles, 14 de octubre de 2009

El Parlament de Catalunya someterá a votación este año la prohibición de los toros

Ahora sí, se ha abierto el melón. El Parlament votará antes de que termine este año si continúa con la tramitación de la iniciativa legislativa popular (ILP) que persigue que se prohíban los toros. El PP y el PSC presentarán enmiendas a la totalidad, confirmaron ayer diputados de ambas formaciones. La eventual prohibición de los toros enciende los ánimos hasta tal punto que ni siquiera hay acuerdo dentro de los propios partidos. En las filas socialistas y en las de CiU, por ejemplo, existen partidarios y detractores de la fiesta. Ambas formaciones han decidido, después de no poco debate, que darán libertad de voto a sus diputados. En el caso del PSC, se propondrá que el voto sea secreto, apunta el diputado y taurino confeso del partido David Pérez. En ERC e ICV son, salvo sorpresas, partidarios de la prohibición.

La votación se presenta emocionante. Aunque falta concretar el calendario. Lo que es seguro es que el plazo de presentación de enmiendas a la totalidad finaliza el próximo 28 de octubre, tal como decidió ayer la Mesa del Parlament. Podría haber prórrogas, pero los grupos dan por sentado que no las habrá -confirmadas las enmiendas del PSC y el PP- y que el debate a la totalidad se producirá en noviembre o diciembre. Que forme parte del orden del día de uno u otro pleno depende sólo de la voluntad de los portavoces de los grupos políticos.

Fijada la fecha del pleno, redoble de tambores: no se sabrá hasta última hora el resultado de la votación, porque dependerá de la libertad de votos de las filas socialistas y convergentes. De entrada, los diputados del PSC y el PP -e incluso el Grupo Mixto, si Ciutadans también presentara enmienda a la totalidad- no suman mayoría en la Cámara. Pero podrían rechazar la ILP algunos diputados de CiU. En la coalición nacionalista existen taurinos, como Santi Vila, alcalde de Figueres, y Joan Miquel Nadal, ex alcalde de Tarragona, y existe "un paquete de diputados que duda", recuerda Josep Rull. Estos dudosos son, en buena parte, los representantes de las comarcas del Ebro, que temen que se comience prohibiendo las corridas de toros y se acabe vetando las fiestas de vaquillas, sagradas en municipios de las comarcas del delta y la Terra Alta. Entre los socialistas, explica David Pérez, "existe una minoría taurina, una minoría animalista y una mayoría que no es ni partidaria ni contraria a los toros".

Este mismo argumento, el de los polos opuestos minoritarios flanqueando a una inmensa mayoría de ciudadanos indiferentes, es el que apoya el líder de la Plataforma para la Defensa de la Fiesta, Lluís Corrales: "Esperamos ganar [que no prospere la prohibición]. Que dejen que pase lo que tenga que pasar con un espectáculo que es totalmente privado y que no recibe ninguna subvención. Que decidan el público y los empresarios".

Con igual ánimo optimista pero expectante respecto al resultado afronta el trámite de la ILP Leonardo Anselmi, portavoz de la plataforma Prou!, impulsora del proyecto de ley. La plataforma reunió 180.000 firmas para impulsar el debate, muchas más de las 50.000 necesarias para echar a andar una iniciativa legislativa popular. Anselmi explica que la plataforma ha solicitado a todos los grupos que el proyecto supere la votación de las enmiendas a la totalidad: "Que pase, por respeto a los firmantes, para que se discuta", y se muestra ansioso de que arranque el debate, tanto en la Cámara como entre los ciudadanos.

Superado el trámite de las enmiendas a la totalidad, el Parlament deberá discutir el articulado propuesto en la ILP, abriendo comisión y con comparecencias de uno y otro lado. Los últimos pasos son que la ponencia redacte el texto definitivo y que el articulado sea votado por el pleno. Si hubiera voluntad, antes de que acabe esta legislatura, el próximo otoño.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Parlament/sometera/votacion/ano/prohibicion/toros/elpepuespcat/20091014elpcat_3/Tes
Fecha: 14.10.09

No hay comentarios: