sábado, 28 de noviembre de 2009

La llegada del Circo Ringling desata las protestas de protectoras animales

Madrid, 27 nov (EFE).- El circo Ringling, que acaba de instalarse de Madrid, ha desatado las críticas de las organizaciones defensoras de animales que denuncian el maltrato de animales en este y otros espectáculos circenses, al tiempo que piden al Ayuntamiento de Madrid que los prohíba.

La organización Animal Defenders International (ADI) y la española AnimaNaturalis, apoyados por el grupo de IU en el Ayuntamiento, se han reunido hoy para pedir al ayuntamiento que prohíba los circos con animales, como ya ha hecho Barcelona, varias ciudades de Andalucía e incluso países como Bolivia, apuntan.

Aunque el pasado mes de junio el ayuntamiento rechazó esta propuesta de IU, desde la agrupación municipal vuelven a insistir en que los circos con animales "van en contra de la naturaleza de los animales", que son víctimas de maltrato, vejados y humillados, señala la portavoz de IU, Raquel López.

Es además un tipo de ocio "consumista y anti-educativo" para los niños que asisten al espectáculo, ha apuntado la edil, partidaria de que Madrid apoye los circos sin animales, de corte más cultural, como el Circo del Sol.

Propiedad de la compañía circense estadounidense Ringling Bros and Barnum & Bailey, el circo Ringling se ha instalado en el auditorio Telefónica Arena, donde actuará hasta el próximo 6 de diciembre.

Este espacio que acoge eventos deportivos, exposiciones y ferias se ha convertido por primera vez en circo, lo que ha generado también las críticas de IU que cuestiona por qué se le considera "núcleo zoológico" a dicho pabellón.

A pesar de que la compañía del Ringling asegura en su página web que los animales reciben un buen cuidado por parte de los trabajadores del circo, las defensoras de los animales lo han desmentido con el testimonio de un ex-trabajador del mismo, Tom Rider.

Este estadounidense ha viajado a España para denunciar la situación de este circo, que suele trabajar con 55-70 animales según la época del año y que acumula numerosas denuncias por infringir en sitios como EEUU la ley de especies en peligro, ha dicho.

Rider ha sido testigo, precisa, de "cómo los elefantes sangraban por el uso de ganchos, de cómo se pegaba a los tigres" en circos como el Ringling donde también ha trabajado.

Ahora su labor va en contra de los circos con animales, de hecho, protagoniza el documental que difunde por todo el mundo la Animal Defenders International (ADI), donde su imagen se intercala con la de animales víctimas de maltrato.

ADI cuenta además con un estudio elaborado a partir de miembros de la organización infiltrados en los circos y que recopila también estudios específicos sobre los animales circenses.

En él citan casos concretos de maltrato de animales y advierten de los efectos que tiene el transporte de los animales, de la proximidad forzada de los animales, que provoca en algunos casos la cercanía de depredadores y presas. EFE

Fuente: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=189030
Fecha: 27.11.09

No hay comentarios: