domingo, 1 de noviembre de 2009

Matan a una burra a patadas para divertirse


Mataron a la burra a puñetazos, patadas e insertándole un palo en el recto hasta dejarla reventada por dentro. Ocurrió en la madrugada del jueves al viernes, tras una noche de juerga.

El propietario del animal, Gonzalo Gómez Luengo, recibió la llamada de un vecino a las siete de la mañana alertándole de que su pollina se encontraba atada con una soga, junto a la estación de autobús de la localidad, situada justo a la entrada del municipio.

El animal aún estaba vivo, pero presentaba síntomas de encontrarse en estado crítico. Tanto, que media hora más tarde la burra murió y tuvo que ser trasladada por los servicios municipales hasta una nave cedida por el ayuntamiento, donde posteriormente fue retirada por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona).

Soledad Gómez, hija del dueño del animal culpa de los hechos a los quintos del pueblo. Su versión coincide con la de la alcaldesa de Torreorgaz, Concepción Polo Polo, y con la de varios vecinos del pueblo.

"Salieron 12 chicos y la juerga se les debió ir de las manos, porque han matado a un animal, que además se da la circunstancia de que está protegido".

Las organizaciones protectoras de la naturaleza consideran al burro español un animal en peligro de extinción.

Los chicos tuvieron que entrar en su finca a por la burra. Para ello tuvieron que romper el cemento en que se asienta la puerta, toda vez que estaba cerrada con el candado, tal como su padre la había dejado. Luego la levantaron alrededor de un metro. Por ese espacio sacaron el animal.

La Guardia Civil ha ido incluos al colegio para tomar declaración a los "sospechosos".

INFORME DEL VETERINARIO

De la inspección que llevó a cabo el veterinario se extrae que la burra, que tenía 20 años, "se encontraba reventada por dentro".

Siguiendo una tradición que se remonta a la e´poca en que en España existía servicio militar obligatorio, los quintos del pueblo -tallados ya para hacer la mili- salen todas las noches de los jueves desde el mes de octubre hasta el puente de la Constitución, el 6 de diciembre.

Cortan una encina y la queman en Nochebuena. También es tradición que durante estas noches de juerga roben gallos en las fincas del pueblo, después los esconden y en Navidad los cocinan para comérselos durante una cena, que supone el final de la actividad para esos quintos.

Al año siguiente los relevarán lo que cumplan 17 años.

VERSION DE LOS QUINTOS

La versión de seis de los quintos con los que pudo hablar este diario no coincide con la de la dueña del animal y la alcaldesa.

Ellos, que no quisieron identificarse, aseguran que se encontraron a la burra sola por las calles del pueblo y que no la maltrataron.

"Solo la atamos a una cuerda y la llevamos hasta la parada. No le hicimos nada. Cuando la encontramos ya sangraba por abajo y murió porque era vieja".

Fuente: http://www.periodistadigital.com/ciencia/medioambiente/2009/10/31/matan-a-una-burra-a-patadas-para-divertirse.shtml
Fecha: 31.10.09

2 comentarios:

Alpha Góngora dijo...

Que poca madre!
De qué sirve que estemos en pleno siglo XXI si hay gente que sigue siendo unos animales!!!
Cada vez estamos peor...

Jorge dijo...

La verdad es que las personas a veces suelen ser mas ""animales"" que los mismos animales