miércoles, 30 de diciembre de 2009

Amnistía Animal denuncia el tráfico de perros desde los países del Este y alerta de que pueden traer la rabia


La Asociación Amnistía Animal denuncia el "constante y dramático" tráfico de animales que se produce desde países del este, en concreto de 200.000 cachorros que llegan cada año a España, así como la explotación de los mismos y alerta de que los cachorros vienen sin vacunar contra la rabia.

En este sentido, informa sobre el maltrato que sufren estos animales en el camino a los países destino donde serán vendidos, durante el cual viajan hacinados en camiones, sin una atención y alimentación adecuada.

Así, en los países del Este hay "baterías de cría" en las que las perras paren camadas una tras otra encerradas en recintos "oscuros, sórdidos, insalubres y estresantes" en los que la comida se mezcla con las heces. Para comprobarlo, la organización anima a ver el vídeo contenido en el enlace http://www.dailymotion.com/video/x4elry_elevage-en-slovaquie_animals, en el que se muestra un criadero de Eslovaquia.

Además, en algunos transportes hay cachorros que llegan muertos por hambre, sed, enfermedad y miedo, aunque los aquellos que sobreviven suelen estar infectados de parvo o de moquillo, según informa la ONG. Asimismo, el 70% mueren cuando se encuentran con sus nuevas familias.

Los viajes son organizados por grandes tiendas, que luego a su vez actúan como mayoristas para abastecer a tiendas más pequeñas. Así, las tiendas españolas compran los perros por 60 euros y los venden por 600, 800 ó 1000 euros, según apunta la Presidenta de Amnistía Animal Comunidad de Madrid, Matilde Cubillo, para quien "es un negocio generalizado".

También denuncia que existen criaderos españoles que traen a sus perros de otros países y los mantienen en sus instalaciones y que parte de esos animales son destinados a la venta y parte, a la cría, siendo muchos de esos puntos de venta de cachorros ilegales.

CACHORROS SIN VACUNAR CONTRA LA RABIA

Asimismo, la ONG advierte de que los transportes desde el Este contravienen en muchas ocasiones la normativa legal ya que en ellos viajan cachorros de apenas 20 días, cuando según el Reglamento 998/2003 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de mayo de 2003, los cachorros no pueden viajar hasta que cuentan con tres meses de vida y deben realizar el viaje vacunados contra la rabia.

En este sentido, los animales se venden con su cartilla sanitaria en la que se especifica que están vacunados contra la rabia, cuando a tan corta edad dicha vacuna no es efectiva, con lo que en realidad no vienen protegidos contra la enfermedad, tal y como explica la organización en un comunicado.

Por todo ello, denuncia la actitud pasiva de las administraciones, "que saben lo que está pasando" y que, a su juicio, "no parecen preocupadas por el tema", y opina que "cuando ocurra algo irreparable los responsables de estas administraciones se echarán las manos a la cabeza y se pondrán las pilas, pero será después".

Así, Amnistía Animal aconseja a las familias que quieran comprar un perro que contacten con un club especializado en la raza que quieren comprar para pedir información y, finalmente, conseguir un cachorro con todas las garantías sanitarias y que no haya sufrido maltrato alguno.

Por último, Cubillo condena que "es inadmisible que en un país como España se estén sacrificando miles de animales cada año en perreras municipales porque no hay familias adoptantes para ellos, y sin embargo se permita la entrada de millares de perros de otros países, alimentando con ello un negocio que proporciona millones de euros anuales a personas sin escrúpulos que controlan este comercio indecente".


Fuente: http://www.europapress.es/epsocial/ong-y-asociaciones/noticia-amnistia-animal-denuncia-trafico-perros-paises-alerta-pueden-traer-rabia-20091229132012.html
Fecha: 29.12.09

No hay comentarios: