martes, 15 de diciembre de 2009

El debate de la ILP Antitaurina está al rojo vivo

El lobi taurino y el proanimales pelean por los votos indecisos

Representantes de la ADDA descargan de un coche 127.500 firmas contra las corridas, ayer en el Parlament. Foto: josep puig

La correspondencia física y digital que reciben los diputados del Parlament se ha multiplicado en los últimos días, y no solo por las felicitaciones navideñas. También sus teléfonos echan humo. El resultado de la votación en la que el viernes decidirán si tramitan o rechazan la iniciativa legislativa popular (ILP) que reclama la abolición de las corridas en Catalunya se prevé ajustado y es sabido que queda una sustanciosa bolsa de parlamentarios indecisos. De manera que las maquinarias de los grupos de defensa de los animales y taurinos persiguen a pleno rendimiento los votos dudosos.

La Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta reserva para mañana la publicación de su último carta, el Manifest de la Mercè. Per la llibertat. El antetítulo del documento hace referencia a los días en que fue concebido, la última fiesta mayor de Barcelona, jornadas de alegría taurina gracias a las cuatro corridas programadas en la Monumental dentro de la Fira de la Mercè.

PROHIBIR NO ES CATALÁN / La declaración, escrita en catalán por Pere
Gimferrer y respaldada por más de 200 firmas, entre ellas las del actor Josep Maria Pou, el restaurador de arte rupestre Eudald Guillamet y el catedrático de Derecho Constitucional Joan Vintró, apela a la tolerancia y el respeto a las minorías que según el autor caracterizan a la sociedad catalana. «Prohibir es un verbo que a menudo nos ha venido de fuera y no lo reconocemos como parte de nuestra tradición», escribe Gimferrer.

Volviendo al correo de los parlamentarios. Ayer recibieron al menos una misiva importante y hoy reciben otra. De signo opuesto.

A primera hora de la mañana del lunes representantes de la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (ADDA) entregaron al Parlament 127.500 firmas que piden el veto de la tauromaquia en Catalunya. Su sumaron a las 549.000 que la entidad ya había entregado en dos tandas anteriores. Estas rúbricas no tienen nada que ver con las que avalan la ILP pero no dejan de ser una forma de hacer presión.

Paralelamente la ADDA distribuyó entre los diputados una carta en la que se les recuerda que todas las encuestas dicen que más del 70% de los catalanes son contrarios a las corridas y se les comunica que, «como representantes de los ciudadanos que les han elegido», «tienen la obligación de reflejar en su votación global en el Parlament este porcentaje». Lo contrario significaría «decepcionar la voluntad mayoritaria del Pueblo de Catalunya».

La carta que reciben hoy los parlamentarios está firmada por más de 130 políticos franceses, la mayoría del sur del país. El billete, tras ensalzar la «libertad individual», informar de que la legislación francesa «legitima las corridas en las zonas de tradición taurina ininterrumpida» y zarandear el fantasma del franquismo («ustedes, mejor que nadie, saben, por su pasado reciente, que el estado no tiene que erigirse en tutor de los ciudadanos imponiendo tradiciones o prohibiciones»), solicita a los diputados que tumben la ILP

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=670518&idseccio_PK=1021&h=
Fecha: 15.12.09

1 comentario:

Anónimo dijo...

PORQUE NO HABLAN DE LA LIBERTAD DE LOS ANIMALES ¿Y SUS DERECHOS? SI LA DEMOCRACIA FUNCIONA, EN CATALUÑA NO HABRA ESE MUNDO, SUCIO Y SANGRIENTO, SI NO FUNCIONARA LA DEMOCRACIA, ES FACIÑL QUE SALGAN CON MAS FUERZA ESTOS GRUPOS ANIMALISTAS Y LA PSEUDO DEMOCRACIA ACAPARE MAS GRUPOS TERRORISTAS