domingo, 15 de febrero de 2009

Secuestrar perros se convierte en negocio en tiempos de crisis

Mango, el perro que se ha hecho famoso después de salir en la portada del New York Post

NUEVA YORK.- No es otro escándalo como el de Madoff, ni otra debacle en Wall Street. El último fenómeno que tiene a los neoyorquinos en vilo es el secuestro de perros cuyos dueños son ricos, para pedirles un rescate después. Ningún lugar es seguro, los criminales actúan dentro de las casas, en los coches o mientras los propietarios pasean tranquilamente con su mascota por la calle.

El aumento de estos casos no sólo ha saltado a las portadas de los periódicos. El año pasado, la organización American Kennel Club emitía una nota de prensa dirigida a todos los dueños de perros, donde decía: "Los criminales siempre buscan explotar las oportunidades por falta de atención o de seguridad, y nuestros perros son ahora el objetivo".

¿Los perros o el dinero de los dueños?

En 2004, el chihuahua de Paris Hilton se hizo todavía más famoso cuando desapareció en las calles de Hollywood. Su atormentada dueña ofreció hasta 5.000 dólares por su rescate y empapeló las farolas del lujoso barrio con la frase "Este perro es como un hijo para mí".

Ahora el fenómeno alimenta el miedo de los neoyorquinos con más dinero. En las últimas semanas, las zonas más ricas de la ciudad han registrado un aumento importante en el número de secuestros caninos en casas, coches o incluso en la calle. Y el trabajo de dogwalker, persona contratada para pasear a los perros del vecindario, se ha convertido en un empleo de riesgo. Ya nadie se atreve a volver con una mascota de menos.

Desde la asociación Call Of The Dogs, Jay Jacovitz da un consejo a los dueños de mascotas: que usen su sentido común. "Si nunca dejarían a su hijo encerrado en el coche o atado a un parquímetro mientras compran café en Starbucks, ¿por qué dejan a su perro?", plantea.

Tanto los medios locales de Nueva York, como foros de Internet, han servido estas semanas para publicar anuncios (gratuitos) sobre perros desaparecidos, compartir información sobre agencias a las que llamar, ofrecer dinero por rescates, o incluso contar cuándo un perro ha sido liberado.

Lisa Peterson, del American Kennel Club, tiene constancia de secuestros de este tipo en casas —"a veces se llevan la tele, las joyas y al perro", nos dice—, en parkings de supermercados, o en la calle. También se han registrado casos en otros estados, y su lista supera ya los 200 perros secuestrados. Algunos de ellos tienen un valor de 10.000 dólares.

Según Peterson, algunos de los afectados más recientes salen a buscar al perro por el vecindario y después se sientan a esperar la llamada que pide el dinero por el rescate. Gracias a la información que los dueños ponen en el collar de sus mascotas, los secuestradores lo tienen muy fácil para contactar con ellos.

Los secuestradores calculan cuánto dinero solicitar de rescate, dependiendo del barrio en el que viva el dueño. "Si han robado el perro en un barrio rico, como el Upper West Side, en Manhattan, saben que pueden pedir miles de dólares. Lo normal es que no pidan menos de mil, pero siempre juegan con el apego emocional de los dueños", dice Jacovitz.

Para los estadounidenses, sus mascotas son algo más que un miembro de la familia, tal y como revelan los 41.000 millones de dólares que gastan al año en cuidar de ellos. El gasto es cuatro veces lo que invierten en ver películas, comprar videojuegos o música.

El negocio de los GPS para mascotas

Y ya hay algo nuevo en lo que invertir. Los dueños han empezado a comprar microchips con un dispositivo GPS que el veterinario puede inyectar bajo la piel de las mascotas y así saber dónde están en cada momento. Los refugios y veterinarios de la zona suelen guardar también esta información, por si alguien lleva a la clínica un animal que no es suyo.

Según Jacovitz, los secuestros de mascotas siempre se habían debido al comercio, en el mercado negro, de perros para peleas clandestinas. Pero ahora cree, como otros expertos, que la crisis está empujando cada vez a más personas a conseguir dinero en pequeñas cantidades y de forma rápida. "La gente desesperada toma decisiones desesperadas, así que es normal que algunos dueños acaben poniendo mil dólares en una bolsa de plástico y salgan a recuperar a su perro", nos cuenta.

Después de numerosas llamadas a la policía de diferentes distritos neoyorquinos, hemos comprobado que ésta no tiene constancia de ningún caso de secuestro canino. La explicación de Jacovitz es que los afectados saben que la policía no se va a poner a buscar animales, ni a identificarlos por la calle: "tienen mejores cosas que hacer, así que los afectados prefieren resolverlo por su cuenta", concluye.

Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/02/10/actualidad/1234223908_951420.html?id=340efaf0f5e473cf9687daebc1c0dcee&tm=1234415981
Fecha: 11.02.09

Barcelona: Ciutat Vella propone ubicar en la Rambla 2 grandes pajarerías

Uno de los puestos de animales que hay actualmente en la Rambla

Nueva vuelta de tuerca a la compleja situación que viven las pajarerías tradicionales de la Rambla. El distrito de Ciutat Vella ha apostado finalmente por defender su continuidad buscando una fórmula que permita sobrevivir, ya que las actuales dimensiones y condiciones de exposición de los animales quedan fuera de la normativa. La concejala Itziar González ha encargado un proyecto que ahora analizarán los responsables de Mercados de Barcelona y de Salud Pública, entre otros, para ver su viabilidad. En esencia se plantea crear dos grandes espacios de venta de animales, de unos 40 metros cuadrados, en sustitución de los 11 pequeños puestos actuales.

El ayuntamiento lleva años de quebraderos de cabeza tratando de decidir si saca o no a los animales de la Rambla. A lo largo del anterior mandato, hubo un intento de erradicación, que finalmente evolucionó a una propuesta de reducir algunos de los puestos (que pasarían a despachar otros productos) y mantener un mínimo de pajarerías. Pero esta fórmula no cuajó, entre otras cosas porque la normativa para tiendas de animales prevé unos espacios de los que no disponen las paradas.

CONSENSO

González, que ha tenido tanto en cuenta las opiniones de quienes quieren abolir este tipo de venta de la Rambla como las de los defensores de esta "tradición que ha dado identidad al paseo", cree que la única salida viable es crear dos espacios que aúnen la totalidad de metros (unos 80) que tienen ahora los 11 puestos por separado. Las dos grandes tiendas de 40 metros cuadrados "cumplirían la normativa", indica la edil, y los paradistas decidirían el modelo de gestión. "Los animales estarían más protegidos, y el espacio se colocaría de forma proporcionada, en un punto intermedio", explica. Los comerciantes que decidieran no continuar serían indemnizados, mientras que el resto podrían trabajar, figurando como accionistas o con otra fórmula.

Mónica Trias, portavoz del colectivo, está satisfecha del paso que supone que el ayuntamiento apoye la continuidad de esta actividad, pero considera que la gestión de dos grandes pajarerías sería "muy complicada", tanto por la forma de trabajar como de participar del negocio. Espera que, en esta nueva fase de diálogo, sea posible alcanzar "el consenso", ya que los pequeños empresarios están muy cansados de barajar alternativas durante años, con su futuro en el aire. De momento, una moratoria municipal permite que los establecimientos puedan abrir hasta alcanzar un acuerdo antes del próximo 22 de diciembre.

El pasado día 5 se constituyó la mesa técnica interdepartamental, que, de momento, tratará de identificar las necesidades y problemas de la Rambla para trabajar en su dignificación y futura mejora.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=586483&idseccio_PK=1022
Fecha: 12.02.09

Las ballenas francas australes enseñan a sus crías dónde comer

Ballena franca austral con su cría

Biólogos de la Universidad de Utah y del Instituto de Conservación de Ballenas descubrieron que las crías de ballena franca aprenden de sus madres donde alimentarse, y alarman sobre su habilidad para encontrar nuevas áreas si el cambio climático, que enfrenta nuestro planeta, altera su áreas de alimentación tradicionales.

“Una de las principales preocupaciones son los posibles cambios en la ubicación y en la abundancia de sus presas como consecuencia del calentamiento global” enuncia Vicky Rowntree, profesora e investigadora asociada al departamento de biología de la Universidad de Utah y coautora del nuevo estudio. Rowntree que también dirige el Programa Ballena Franca Austral que lleva adelante el Instituto de Conservación en Argentina se pregunta: “¿ Que harán las ballenas frente a estas consecuencias? ¿Podrán ellas adaptarse si es que aprenden de sus madres donde alimentarse – o se van a morir?”.

Una investigación previa realizada por Vicky Rowntree y sus colegas demostró que cuando las oscilaciones del clima aumentan la temperatura del mar, las ballenas francas australes dan a luz un menor número de crías debido a que a mayores temperaturas se reduce la abundancia del krill, un pequeño crustáceo parecido al langostino, del cual las ballenas se alimentan.

Este nuevo estudio, cuya publicación se realizará el 15 de febrero en la revista científica Molecular Ecology, utiliza evidencia genética y química de isótopos para demostrar que las madres enseñan a sus crías a donde ir para encontrar alimento.

“Las ballenas francas australes consumen cantidades enormes de alimento y tienen que viajar largas distancias para encontrar la cantidad necesaria de sus pequeñas presas,” dice el coautor del estudio Jon Seger, profesor de biología de la Universidad de Utah. “Este estudio muestra que las madres le enseñan a sus bebes, durante su primer año de vida, a donde ir a alimentarse en la inmensidad del océano.”

El estudio determinó el grado de parentesco de las ballenas utilizando ADN maternal y luego comparó esa información con la de la dieta obtenida, al caracterizar formas diferentes o isótopos de los elementos químicos en la piel de las ballenas. Estas dos técnicas – las cuales fueron utilizadas en conjunto por primera vez – permitieron que los científicos determinen que las madres, sus crías y otros miembros de la familia se alimentan en un mismo lugar.

“Las ballenas francas del Atlántico Norte se alimentan con un patrón similar y los científicos tienen acceso a sus áreas de alimentación, pero nosotros no sabemos donde las ballenas del Atlántico Sur se alimentan. Por tal motivo utilizamos una combinación de técnicas para poder estudiarlas,” expresó Luciano Valenzuela, investigador postdoctoral en biología que encabezó este estudio como parte de su tesis doctoral en la Universidad de Utah. Luciano, además integra el equipo de investigación del Instituto de Conservación de Ballenas. El Dr Mariano Sironi, Director Científico del ICB, también participó como co autor de este estudio.
Las ballenas emparentadas se alimentan juntas

Desde hace 38 años, anualmente, Vicky Rowntree y sus colegas estudian durante tres meses a las ballenas francas australes en el área de cría del Área Natural Protegida Península Valdés, en Chubut, Argentina.

Las ballenas migran a las áreas de cría en invierno, en donde ayunan, y dan a luz a sus ballenatos al principio de la primavera. Tres meses después, inician su largo viaje por el océano Atlántico Sur para alimentarse de krill y otros crustáceos pequeños llamados copépodos, durante el resto del año. Rowntree lo llama “un enorme festín”.

Los registros de los cazadores de ballenas durante los 1800s y 1900s sugieren que las ballenas francas australes tenían seis áreas principales de alimentación en el Atlántico Sur. Sin embargo, los científicos no saben donde se alimentan la mayoría de las ballenas hoy en día.

En vez de buscar visualmente las áreas de alimentación de las ballenas francas – un trabajo enorme y casi imposible dada la falta de tráfico marítimo en el extenso Atlántico Sur – los científicos utilizaron un enfoque novedoso. Durante los meses de Septiembre y Octubre del 2003 al 2006, Luciano Valenzuela tomó pequeñas muestras de piel usando un instrumento que no lastima a los animales. “La muestra de piel es un poquito más grande que la goma de borrar que se encuentra en una de las puntas de ciertos lápices,” dice Rowntree.

En estas muestras de piel, Luciano Valenzuela analizó el ADN mitocondrial, el cual es heredado solo de la madre. El ADN reveló las relaciones de parentesco entre las ballenas. Las ballenas fueron identificadas a través del patrón de callosidades en sus cabezas. Las muestras también fueron analizadas para medir diferentes formas o isótopos del carbono y nitrógeno. Los isótopos, que se encuentran presentes en la comida, son depositados en los diferentes tejidos del cuerpo luego de consumirlos. La comida de diferentes lugares tiene una “señal” única. Esto hizo posible determinar cuales ballenas comieron en el mismo lugar sin saber exactamente donde están las áreas de alimentación.

En conjunto, los datos de ADN y de isótopos revelaron que ballenas estaban emparentadas y donde se alimentó cada animal. “El resultado principal es que los individuos pertenecientes a ciertas familias tienen patrones de isótopos muy específicos demostrando que los animales de una misma familia se alimentaron en el mismo lugar,” dice Valenzuela. Debido a que el ADN era mitocondrial, el cual es transmitido de madres a crías, los resultados indican que las ballenas madres les enseñan a sus crías donde alimentarse.

Este estudio fue financiado por el Ocean Alliance/Whale Conservation Institute y por el Canadian Whale Institute y realizado con permiso de la Dirección Conservación y Áreas Protegidas y la Dirección de Fauna y Flora Silvestre de la provincia de Chubut, Argentina.

Fuente: http://www.portaldelmedioambiente.com/noticias/4661/las_ballenas_francas_australes_ensenan_a_sus_crias_donde_comer/
Fecha: 13.02.09

El mono choro de Perú, en la lista de primates en mayor peligro en el mundo

Un mono choro de cola amarilla, con su bebé en la selva

El mono choro de cola amarilla, que habita en la región amazónica nororiental de Perú, ha sido incluido en la lista de los 25 primates más amenazados del mundo debido a la destrucción de los bosques y al avance de las migraciones humanas, informó una especialista en el tema.

"Actualmente quedan menos de mil ejemplares, lo cual para una especie no es nada, por eso este mono está a un paso de verse en la extinción", dijo a AFP Fanny Cornejo, investigadora del departamento de Mastozoología de la estatal Universidad de San Marcos.

Cornejo detalló que el mono choro figura desde 2006 en la lista de los 25 primates más amenazados del mundo elaborada por la Sociedad Internacional de Primates.

Recientemente Cornejo asistió al Congreso de la entidad que se realizó en Escocia y justificó ante numerosos expertos la situación de indefensión de la especie peruana, por lo que la sociedad decidió que continúe en esa lista.

El mono choro de cola amarilla habita únicamente en los bosques de nubes de la vertiente oriental de los departamentos de Amazonas y San Martín (noreste), sobre los 1.500 a 2.300 metros de altitud, explicó la estudiosa, que hace un seguimiento a estos ejemplares desde 2007.

"La principal amenaza que enfrentan es la destrucción de los bosques y la migración humana que invade las zonas donde viven", explicó al subrayar que hay tres reservas naturales que los protegen.

Sin embargo sólo una de ellas brinda algún nivel de seguridad al mono, mientras que las otras están afectadas por el ingreso cada vez más numeroso de humanos.

"En las últimas tres décadas se ha diezmado al 80% de su población, sobre todo por la caza indiscriminada, la construcción de carreteras de penetración hacia la selva amazónica y el desarrollo de proyectos mineros", aseveró.

Para contrarrestar esta situación, Cornejo sostuvo que busca crear conciencia entre las autoridades para fortalecer las pequeñas áreas donde vive de manera que continúe intacta la franja de bosques.

La permanencia del mono choro en la lista de especies en extinción de la Sociedad de Primatología puede impulsar a que las autoridades asuman un compromiso en su conservación, añadió.

Cornejo se ha propuesto hacer este año un seguimiento de las poblaciones aisladas de estos primates con técnicas genéticas poder evaluar el estado de conservación de cada una de esas poblaciones.

Existen leyes peruanas desde los años 70 para proteger al mono choro y para evitar su tráfico como mascotas, pero el Estado no tiene presencia en esas zonas alejadas como para hacer respetar sus normas, dijo.

"Estos ejemplares no deben ser considerados como animales domésticos porque pueden significar un peligro para los humanos por las enfermedades que pueden transmitir, por eso es mejor dejarlos en su hábitat natural", concluyó.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5g9NivHs0B3gfgJIr3FDm_zOuleiA
Fecha: 12.02.09

La acción humana es el principal peligro para los animales marinos del Estrecho

Ceuta.- El efecto antrópico o acción humana, en sus múltiples facetas, es el principal agente que está condicionando la distribución y disminución de las poblaciones de tetrápodos marinos (cetáceos y tortugas marinas principalmente) en toda la zona del Estrecho de Gibraltar.

Según ha explicado a Efe el biólogo marino y director del Museo del Mar de Ceuta, Oscar Ocaña, es necesario que con carácter "urgente" desde las administraciones se realice una ordenación del litoral ceutí, con el objetivo de "respetar" las zonas donde estos animales desarrollan gran parte de sus funciones vitales.

"Aunque ya es un poco tarde todavía estamos a tiempo de establecer una serie medidas destinadas a proteger a estas especies", ha explicado Oscar Ocaña, que también ha señalado al tráfico de buques, el alto nivel de ocupación de costas, la expulsión de desechos, vertidos y demás tipos de contaminación, y la pesca desmedida, como los causantes de dichas muertes.

Sólo durante 2008 fueron 23 los animales marinos que vararon sin vida en las costas ceutíes, 10 cetáceos y 13 tortugas bobas, una cifra que, no obstante, es inferior a las de años anteriores.

En el caso de las tortugas, esta reducción puede deberse a la alta mortandad que se registró hace tres años, con lo que la población ha disminuido de forma drástica, según el director del museo.

El biólogo marino ha lamentado que "no se acaba de entender la importancia del medio marino de la región de Ceuta y lo que contiene de cara al futuro, ya que es una zona muy importante desde el punto de vista de la biodiversidad marina, pero además es muy frágil".

Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/02/09/info/1234207722_483403.html
Fecha: 09.02.09