domingo, 19 de abril de 2009

El abandono de animales sí tiene solución

Por Javier González Krichner
javier.gonzalez@acogelos.org

Cada año se abandonan millones de animales de compañía en el mundo entero, y España tiene el triste honor de encabezar la relación de países con el mayor número de abandonos de la Comunidad Europea, con una cifra que se estima en torno a los 200.000. Y decenas de miles de ellos mueren atropellados en nuestras calles y carreteras, ateridos de frío o deshidratados de calor; de inanición o carcomidos por espantosas enfermedades o, sencillamente, sacrificados por entes gubernamentales en cumplimiento de la Ley de turno, incluso en ocasiones gaseados y sufriendo una prolongada agonía…

¿Por qué les abandonamos? ¿Quizás porque carecemos de la cultura, educación, sensibilidad y respeto por la vida que otros países sí tienen? ¿Quizás porque nos puede nuestro espíritu consumista y meramente utilitario? ¿Quizás porque no nos importa lo más mínimo que se reproduzcan sin control? ¿Quizás porque un día nos levantamos y descubrimos que condicionan nuestra vida profundamente (paseos, veterinarios, alimentación, ruido, necesidad de jugar…)? Ya nos hemos aburrido de él y, desde luego, no pensamos sacrificar nuestras vidas –y menos las vacaciones- por su culpa…

Además de vivir en el país occidental con el mayor número de abandonos per cápita, nuestro índice de adopción fluctúa entre el 7% y el 9%, uno de los más bajos de la Unión Europea. Tal es así, que prácticamente la totalidad de los galgos que consiguen rescatar nuestros refugios terminan en casas de familias alemanas, inglesas, belgas, francesas… lejos de las zarpas de algunos cazadores desalmados, tan aficionados a abandonarlos -cuando no ahorcarlos- en el momento en que la munición se agota y los cotos cierran sus verjas.

Tenemos la solución al alcance de nuestras manos

En nuestra calidad de individuos tenemos que hacer frente a nuestras responsabilidades. La llegada de un animal de compañía a la familia debe ser un acto madurado y muy meditado, porque son obsequios forrados de ilusión, cariño, compañerismo y fidelidad que sólo deben ser recibidos cuando nos reconozcamos en nuestras limitaciones y condicionantes y, conscientemente, asumamos que durante siete, diez o quince años seremos capaces de honrar sus necesidades y cuidarlos adecuadamente. Sólo si asumimos que seremos capaces de hacernos cargo de su cuidado, alimentación, educación y necesidades afectivas y de diversión, en cada momento de su vida, estaremos en condiciones de compartir nuestra vida con un animal de compañía.

Un paso más allá de los individuos están las empresas del sector. El mercado de los animales de compañía facturó 700 millones de euros en 2007, sobre una estimación de 20 millones de mascotas (5,5 millones de perros y 4 millones de gatos) pero, pueden contarse con los dedos de una mano el número de empresas que se preocuparon por retornar algo de lo que percibieron de este rentable negocio en el que cada familia se dejó 1.500 euros al año.

Las decenas de miles de animales abandonados que aguardan una familia en nuestro país necesitan más comida, más productos veterinarios, mejores techos y más abrigo; necesitan comederos, bebederos y correas, y más voluntarios que les den un poco de cariño… Siempre más y mejor que lo que pueden ofrecerles con mucho esfuerzo, sacrificio y voluntad el casi medio millar de casas y centros de acogida, refugios y albergues que luchan a brazo partido por ellos en España.

Las empresas del sector también tienen una responsabilidad en esta materia, una responsabilidad social que –salvo honrosas excepciones- tienen que comenzar a enfrentar desde ahora mismo y con generosidad, sumándose a los individuos, a la Administración y a las organizaciones de salvaguarda y protección animal para que entre todos podamos girar la llave de las puertas que permitirán que todo animal abandonado tenga un hogar.

La responsabilidad de la Administración

Bien sabido es que las iniciativas particulares (la nuestra entre cientos de ellas) han sido y son los motores del cambio que muy poco a poco se va operando en la sociedad española. Un cambio que pasa, fundamentalmente, por la toma de conciencia en la tenencia responsable de animales de compañía, además de las evidentes bondades de la adopción.

Los particulares podemos asociarnos y organizarnos para buscar e implantar soluciones efectivas, pero en ningún caso podemos suplantar a la Administración, que tiene la obligación de velar por la salud y el bienestar de los animales de compañía. La realidad es que, a día de hoy, la protección jurídica de los animales se diluye en un conjunto disperso de leyes, reglamentos y recomendaciones que la Administración central y las Comunidades Autónomas han ido produciendo de forma errática y arbitraria, cuyas violaciones son sancionadas de forma dispar y en lo único en que coinciden todos estos estamentos es en que apenas se esfuerzan por hacer efectivo su cumplimiento.

Ya ha llegado el momento de exigir responsabilidades a quienes sólo actúan de oficio cuando hay votos u otro tipo de intereses espurios de por medio y reclamarles, exigirles, que honren las instituciones que representan en nuestro nombre y el compromiso que han adquirido. Las campañas de sensibilización han influenciado notablemente a la Sociedad, pero las iniciativas privadas –generalmente sin ánimo de lucro- carecemos de los recursos, del músculo y la ubicuidad del Estado. En él hemos delegado todos y cada uno de nosotros nuestra potestad en virtud del contrato social. Por tanto, corresponde a la Administración la tarea de educar, concienciar y sensibilizar a la población en esta materia, como le corresponde ocuparse del bienestar de los animales abandonados y sancionar leyes únicas para todo el territorio nacional, velando por su cumplimiento con diligencia y contundencia.

Hay una gran voluntad de cooperación, centenares de iniciativas en marcha y cientos de miles de voluntarios en ello… La solución ya está en marcha. Somos muchos los que llevamos años trabajando, de una u otra forma, en pro de la adopción y combatiendo el abandono. Sí, el abandono de animales tiene solución, pero la Administración debe acompañar la iniciativa privada, máxime cuando se trata de una responsabilidad suya.

Fuente: http://servicios.larioja.com/tu-noticia/tu_noticia_ver/abandono-animales-tiene-solucion/18583/1.htm
Fecha: 17.04.09

La nueva mascota de Obama dispara la demanda de perros de agua en España

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha contribuido a que se incremente en España la demanda de perros de agua después de que esta semana se supiera que el senador Ted Kennedy ha regalado un can de esta raza a la familia del jefe del Ejecutivo estadounidense.

El presidente de la Asociación Española del Perro de Agua Español, Antonio García, ha asegurado que en los últimos días se ha producido un incremento de un "50% de llamadas de gente que quiere adoptar, el doble de lo normal".

La demanda se centra en los perros de agua de raza española, cuya población asciende a unos 15.000 canes, ya que apenas existen ejemplares portugueses en España. "Ambos son del mismo tronco, pero hace unos 1.000 años se separaron las razas", ha añadido.

Popularización de la raza

A pesar del inesperado brote de popularidad, García ha indicado que "no es bueno" que una persona conocida como Obama adopte este tipo de animales, porque "esto populariza demasiado la raza y la puede llegar a destruir, como ha ocurrido con los husky o los doberman. Ahora mismo está pasando con los bull dog franceses".

"La gente aprovecha el momento para vender sus ejemplares, haciéndolo sin ningún control sanitario ni genético y sin ningún un certificado de salud del perro", ha apostillado.

García ha explicado que el perro de agua español tiene el pelo "más rizado" que el portugués, que lo lleva "más ondulado" y puede pesar entre 16 y 25 kilos, con una altura de entre 43 y 57 centímetros. Esta raza la utilizaban los pescadores del Algarve para arrastrar las redes y llevar mensajes entre barcos.

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=604786&idseccio_PK=1028
Fecha: 18.04.09

La escritora Espido Freire ofrecerá una charla sobre los gatos abandonados

El Ayuntamiento de Errenteria, con motivo de la campaña contra el abandono de los animales en ese municipio, ha organizado junto con la asociación Bubastis una mesa redonda en la que participará la escritora Espido Freire.

El título de dicha charla es el de Mujer con gata al fondo: mis experiencias felinas. La conferencia se desarrollará en la Casa Xenpelar el próximo lunes día 20 de abril y comenzará a las 18.00 horas con dos breves ponencias a cargo de los veterinarios Jorge Vergara y Antxon Lain, tras las cuales intervendrá Espido Freire.

La prestigiosa narradora alavesa Espido Freire colabora de manera habitual con la asociación Madrid Felina y su casa es uno de los más de sesenta hogares de acogida con los que cuenta esta asociación en la capital española. Sus cuatro gatos, dos de los cuales son adoptados, han convivido con otros once.

Apoyo a la campaña

El Ayuntamiento de Errenteria ha destinado alrededor de 6.000 euros para la campaña contra el abandono de los animales que persigue un doble objetivo, por un lado se busca la erradicación del abandono en el municipio y, por el otro, facilitar la adopción tanto de gatos y perros abandonados a través de la siguiente página web http://graciasporadoptarme.blogspot.com

Precisamente este próximo lunes el Ayuntamiento de Errenteria, con la colaboración de la asociación para la asistencia y control de los gatos callejeros, Bubastis, presentará una valoración y los datos de la campaña para la erradicación del abandono de animales en la localidad.

Dicha presentación contará con la participación de Juan Carlos Merino, alcalde de Errenteria, Joseba Echarte, concejal delegado de Medio Ambiente y Josune Gómez, fundadora de Bubastis.

Fuente: http://www.diariovasco.com/20090418/pasaia-errenteria/escritora-espido-freire-ofrecera-20090418.html
Fecha: 18.04.09

Los consistorios de La Gomera buscan solución al abandono de los animales

San Sebastián de la Gomera.- El alcalde de Valle Gran Rey, Ruymán García, ha informado de que los ayuntamientos de La Gomera plantean la conveniencia de aunar esfuerzos para resolver problemas como el de abandono de animales y el ganado asilvestrado. García asegura que el problema afecta a todos los municipios de la Isla, aunque, de forma especial, a Valle Gran Rey, Hermigua y San Sebastián.

El alcalde afirma que la búsqueda de una estrategia común fue uno de los asuntos destacados de una reciente reunión, donde se acordó trasladar los planteamientos municipales al Cabildo y al Patronato de Espacios Protegidos. Además, señala que se valora la posibilidad de construir un refugio para animales, así como que intención es crear un foro para debatir estos asuntos y buscar posibles soluciones. García destaca que Valle Gran Rey podría tener disponible un espacio para este fin y en una zona que no perjudique a la población, ya que los animales asilvestrados se pueden encontrar en casi toda la Isla.

Fuente: http://www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009041800_3_213639__Islas-consistorios-buscan-solucion-abandono-animales
Fecha: 18.04.09