sábado, 2 de mayo de 2009

Pájaros y elefantes se mueven al ritmo de la música como las personas


Esta es la cacatúa Snowball, quien dio origen al estudio realizado por Aniruddh Patel. Snowball fue recogida en 2007 por el refugio Bird Lovers Only Rescue Service, donde aún sigue. Para saber más de este refugio y de Snowball visita: www.birdloversonly.org y www.birdloversonly.blogspot.com

No ganarán 'Mira quién baila', pero algunos animales sienten el ritmo de la música y se mueven con ella como lo hacen los humanos. Después de estudiar una cacatúa que disfruta con los Backstreet Boys y que en su día se convirtió en una estrella de YouTube, los científicos han documentado por primera vez que algunos animales «bailan» de forma espontánea y sin enseñanza previa cuando se les pone una melodía.

En un estudio de laboratorio realizado con dos loros, especialistas del Instituto de Neurociencias de San Diego (EE.UU.) descubrieron que estas aves son sensibles a la música que escuchan y se mueven con ella. Lo mismo ocurre con algunos elefantes. Sin embargo, los investigadores no encontraron evidencias de ese comportamiento en perros y gatos, a pesar de que están más acostumbrados a vivir entre humanos y la música es común en sus vidas.

Según el estudio, publicado en la revista Current Biology, los auténticos animales bailarines comparten con los humanos algunas habilidades para seguir con su cuerpo los sonidos que escuchan, de forma que mueven la cabeza o golpean las patas contra el suelo; incluso los elefantes pueden hacerlo. «El sistema cerebral que dirige esa habilidad permite a las personas aprender a hablar y, evidentemente, también a bailar o a mover sus pies cuando escuchan música», explica el especialista Aniruddh Patel.

El caso de «Snowball»

Patel se interesó en el tema tras conocer el caso de «Snowball», una cacatúa de Indiana que se convirtió en una estrella de YouTube en 2007 al aparecer en un vídeo moviendo su cabeza como un robot al ritmo de los Backstreet Boys. Sin cuestionar los gustos del pájaro, los científicos comprobaron en un test más formal que «Snowball» no imitaba los movimientos de alguien situado fuera del alcance de la cámara, sino que su reacción al sonido del grupo de pop era espontánea. «Estaba muy impresionado», ha reconocido Patel. El pájaro mostraba especial gusto por una canción de los Backstreet, «Everybody»de «Backstreet's Back», incluso cuando los investigadores aceleraban o bajaban el sonido. Un análisis de los movimientos de su cabeza demostraron que estaban relacionados con el «tempo» musical.

Adena Schachner, estudiante de psicología de Harvard, también hizo pruebas con un loro africano llamado «Alex» que comenzaba a bailar en cuanto alguien ponía un CD. Schachner y su equipo revisaron más de mil vídeos de YouTube en búsqueda de animales que bailan. Un total de 33 mostraron evidencias convincentes de que efectivamente bailaban de forma espontánea. Se trata de catorce especies de loros y una de elefante. Los científicos estudiarán ahora si también participan de esta habilidad los delfines y los monos.

Fuente: http://www.abc.es/20090430/economia-tecnologia/pajaros-elefantes-mueven-ritmo-200904301208.html
Fecha: 30.04.09

La UA inviste Honoris Causa a Jane Goodall

La naturalista y primatóloga británica Jane Goodall será investida Doctora Honoris Causa por la Universidad de Alicante (UA) el próximo 11 de mayo. La institución realiza un reconocimiento con el que se quiere valorar la relevancia de sus investigaciones y descubrimientos sobre el comportamiento del chimpancé en África.

La UA será así la primera institución académica de España en conceder este galardón a la investigadora. El título honorífico fue aprobado por el consejo de gobierno de la UA el pasado otoño a propuesta de la Facultad de Ciencias. La ceremonia de investidura estaba previsto que se celebrase el pasado enero, coincidiendo con la festividad de Santo Tomás de Aquino, patrón de las universidades, pero por problemas de agenda se tuvo que retrasar.

La Universidad de Alicante, con 61 Doctores Honoris Causa desde 1984, sólo ha reconocido con este título a tres mujeres María Azcarate, María del Carmen Andrade y Jane Goodall, que engrosará el listado el próximo mayo.

Goodall, de 74 años, comenzó a estudiar la conducta de los chimpancés y sus relaciones con los seres humanos en 1957 en África. Tras analizar las acciones de los chimpancés, descubrió en ellos pautas de comportamiento y habilidades, como la fabricación y la utilización de herramientas que, hasta entonces, se creían exclusivas de los humanos. En 1977 fundó el Instituto Jane Goodall para el estudio, la educación y la protección de las poblaciones de chimpancés salvajes y sus hábitats.

Fuente: http://www.lasprovincias.es/valencia/20090430/alicante/inviste-honoris-causa-naturista-20090430.html
Fecha: 30.04.09

El tráfico mundial de animales pone en peligro la salud y la biodiversidad

Washington.- El tráfico internacional de animales contribuye a la propagación de patógenos que amenazan la salud, la producción agrícola y la biodiversidad, asegura un estudio divulgado hoy por la revista Science.

Según científicos del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad Brow, en el estado de Rhode Island (EE.UU.), ese comercio representa un actividad que desplaza millones de ejemplares, mueve millones de dólares y "es una grave amenaza".

Este comercio ha facilitado la introducción de especies a nuevas regiones donde compiten por los recursos con las nativas, alteran los ecosistemas, dañan la infraestructura y destruyen las cosechas, señalaron los científicos en su estudio.

Como ejemplo, citan el caso de un brote epidémico registrado en Estados Unidos en 2003 generado por la importación de animales.

Según los científicos, las infecciones en seres humanos fueron resultado del contacto con los llamados "perros de la pradera" que recibieron el virus de roedores importados desde África en el marco del comercio de animales.

El brote epidémico causó la muerte de 72 personas y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) se vieron forzadas a limitar el comercio de animales procedentes de África.

Para ilustrar la magnitud del comercio, los científicos recordaron que desde el año 2000 Estados Unidos ha recibido más de medio millón de embarques con 1.480 millones de animales.

Cada uno de esos embarques tuvo un origen diferente "lo que sugiere una creciente amenaza", indicaron los científicos en el estudio.

De ese total, la mayoría (un 92 por ciento) contenía animales para su venta comercial como mascotas. Casi el 80 por ciento procedían de poblaciones salvajes y la mayoría no habían sido sometidos a pruebas de patógenos antes del embarque.

Más aún, alrededor del 69 por ciento de los animales procedían del sudeste asiático, considerado un caldo de cultivo para la aparición de enfermedades, según los científicos. Asimismo, una gran parte carecía de una identificación taxonómica y en muchos casos contenían una explicación general como "peces marinos" o "invertebrados vivos".

En este momento no existe en EE.UU. una estrategia nacional ni una autoridad que esté dedicada a vigilar este importante "y peligroso" comercio, aseguraron los científicos. Añaden que los costos ambientales y para la salud vinculados a la invasión de especies animales foráneas son de alrededor de 120.000 millones de dólares cada año.

Para poner freno a esta situación, indican que el Gobierno debería comenzar a recolectar información sobre las especies importadas y someterlas a un análisis de riesgo. "En última instancia, eso redundaría en un ahorro y se reducirían los gastos vinculados a las especies invasoras, se protegería al público, a la salud ambiental y a la de los animales", añade el estudio.

Fuente: http://www.soitu.es/soitu/2009/04/30/info/1241115469_890314.html
Fecha: 30.04.09

El cólera aviar es la posible causa de la muerte de unos 1.400 pingüinos magallánico al sur de Chile

La Pasteurelosis aviar, ataca a aves acuáticas y a algunas de tierra, su transmisión se produce a través del agua y por contagio directo entre las aves.

Los cadáveres de los pingüinos fueron hallados el pasado 28 de marzo en una extensión de cinco kilómetros en los sectores de "Las Niñas" y "Los Piojos" de la localidad de Queule, en la región de La Araucanía, a unos 790 kilómetros de Santiago.

"Las diferentes cepas de la bacteria afectan a animales, pero si hubiese un contacto muy directo con el hombre, podría haber contagio. Pero es algo muy remoto", según el veterinario Jorge Ulloa, de la Universidad Austral.

Roberto Schlatter, investigador del Instituto de Zoología de esa institución, asegura que no existen registros de esta enfermedad en las costas del Chile continental. "Sólo se conocen casos en Sudáfrica, en la Antártida y en ciertos sectores del hemisferio norte", explica.

Aún faltan algunos estudios para determinar con total certeza que se trata de esa enfermedad, pero Schlatter señala que hasta el momento las pruebas indican ésa es la causa de la mortandad.

Respecto al foco del contagio, el investigador indica que aún no se ha esclarecido su procedencia. "Puede ser de un criadero de pollos o simplemente que pasó un barco de turistas y lanzaron la bacteria entre sus desechos", añade.

El cólera aviar provoca a los infectados una septicemia, una enfermedad infecciosa producida por el paso a la sangre de gérmenes patógenos, y los mata rápidamente, pero puede permanecer hasta un mes en los excrementos y de dos a tres meses en el suelo.

Fuente: http://www.eltiempo.com/verde/faunayflora/el-colera-aviar-es-la-posible-causa-de-la-muerte-de-unos-1400-pinguinos-magallanico-al-sur-de-chile_5108549-1
Fecha: 01.05.09