viernes, 15 de mayo de 2009

Roban 20 perros de la protectora FELICAN

Un robo en la Protectora de Animales provoca que se escapen cerca de 90 perros

El refugio de la Sociedad Protectora de Animales Felicán de Úbeda, situado en las inmediaciones de la aldea de Santa Eulalia, fue objeto de un robo a causa del cual quedaron sueltos cerca de 90 perros.

La voz de alarma la dio, a eso de las doce de la noche del martes al miércoles, el propietario de una finca cercana, que dijo haber visto por los alrededores a muchos animales en libertad. Los autores de los hechos, que fueron detenidos horas más tarde, habían entrado en las instalaciones de Felicán forzando las cerraduras para llevarse cerca de una veintena de perros, entre ellos varios cachorros. Eran animales fuertes, no de caza, por lo que se sospecha que sus intenciones eran venderlos o entrenarlos para peleas.

El problema es que casi todos los corrales quedaron abiertos, por lo que el resto de animales escaparon. Así, los miembros de la Protectora debieron afanarse en plena noche para volver a reunirlos. Y al no tener aún suministro eléctrico en las instalaciones, tuvieron que hacerlo todo usando linternas y los faros de sus vehículos. Al final, lograron rescatar unos 80 perros, alguno de los cuales estaba herido. Y calculan que aún hay 10 o 12 perdidos.

Mientras tanto, miembros del equipo de investigación del puesto de la Guardia Civil de Úbeda localizaron a los autores en el entorno de Cuatro Caminos, procediendo a su detención incluso antes de interponerse en la mañana de ayer la correspondiente denuncia. Iban a pie, con algunos de los animales atados. Se trata de dos vecinos de Úbeda, de 28 y 49 años. Ya han sido imputados y han pasado a disposición judicial.

Fuente: http://www.ideal.es/jaen/20090514/ubeda-baeza/robo-protectora-animales-provoca-20090514.html
Fecha: 14.05.09

Los monos detectan las oportunidades perdidas y aprenden de sus errores

Los monos, al igual que las personas, también se comen la cabeza por tomar decisiones erróneas. Científicos de la Universidad de Duke (EE.UU.) han confirmado por primera vez que el cerebro de los primates registra las equivocaciones y aprende de las oportunidades perdidas. «Es la primera evidencia de que los monos, de la misma forma que las personas, tienen pensamientos sobre lo que habría pasado o podría haber pasado» de haber tomado otra decisión, asegura el investigador Ben Hayden, principal autor del estudio publicado esta semana en la revista «Science».

Los monos fueron sometidos a un experimento en el que participaban en un juego similar a un popular concurso de televisión de los años 60 y 70 llamado «Let's make a deal», algo así como «Trato hecho», en el que tenían que hacer elecciones por las que podían obtener distintas cantidades de zumo como recompensa. El animal debía elegir uno de ocho cuadrados blancos idénticos colocados en círculo. Cuando escogía uno, aparecía debajo un color. Según el color, la recompensa era mayor o menor. Durante algunas semanas, los animales fueron entrenados para asociar una recompensa de gran valor con el color verde, mientras que los otros colores representaban premios bajos. Después de recibir un regalo, al mono también le enseñaban los premios que había perdido.

Premios imaginarios

Los expertos examinaron las neuronas de una región del cerebro de los monos que hicieron de cobayas situada en el cortex y denominada ACC, que dirige las consecuencias de las acciones y media en los cambios resultantes en el comportamiento. Así, comprobaron que las neuronas respondían de igual forma tanto a los grandes premios reales como a los imaginarios, aquellos que el mono sabía que había perdido.

Para medir cómo esas respuestas podrían ayudar al mono a aprender, los investigadores mantuvieron la recompensa alta -escondida bajo una tarjeta- en la misma posición el 60% de las veces, o la movían a otra posición siguiendo el movimiento de las agujas del reloj, de forma que el primate podía darse cuenta y adaptarse al patrón. Los monos eligieron objetivos cercanos a los cuadrados con premios potencialmente altos en más ocasiones que los que estaban cerca de los menos premiados (37,7% frente al 16,7%), lo que sugiere que entendieron la relación entre una tarjeta con un premio alto en una partida y su posible ubicación en la siguiente. Según el estudio, «los animales aprendieron el patrón y eligieron los valores altos más veces que las que hubieran sido posibles por azar».Como las personas, los monos están mucho más dispuestos a arriesgar en un juego si en el pasado eligieron mal y perdieron un gran premio«Es significativo aprender que las neuronas juegan un doble papel, porque el mono soló puede adaptar su comportamiento cuando consigue información sobre lo que ha ocurrido en realidad y lo que ha perdido», ha señalado Michael Platt, profesor de neurobiología y antropología de la Universidad de Duke.

Según los investigadores, las personas están mucho más dispuestas a arriesgar en un juego si se dan cuenta de que podrían haber ganado un premio mayor arriesgando en el pasado. Así, los autores del artículo creen que los monos también se comportan de manera similar.

Fuente: http://www.abc.es/20090514/economia-tecnologia/monos-tambien-comen-coco-200905141843.html
Fecha: 14.05.09

El 12% de las especies de aves se encuentran en grave peligro de extinción


El 12% de las especies de aves conocidas en el mundo, exactamente 1.227, se encuentran en vías de extinción, según la última evaluación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La nueva lista confirma que, pese algunas recuperaciones, la tendencia negativa sigue siendo muy preocupante.

"Es extremadamente peligroso que el número de aves en vías de extinción siga creciendo a pesar de las iniciativas de conservación en todo el mundo", declara en un comunicado el responsable de la Comisión para la Supervivencia de Especies de la UICN, Simon Stuart. Del análisis se ha encargado la asociación Birdlife International, especialista en aves, por encargo de la UICN.

Con respecto a la última evaluación, se han añadido dos nuevas especies en la categoría "en peligro crítico", la peor situación antes de llegar a "extinguida en libertad" y "extinguida totalmente". Entre las especies presentes en España, solo una se encuentra en situación extrema en el mundo: la pardela balear (Puffinus mauretanicus).

Colombia y Etiopía

De las dos nuevas incorporaciones, la primera es una especie de colibrí descubierta para la ciencia hace apenas dos años en los bosques nubosos de la cordillera Pinche, en el suroeste de Colombia. Es el llamado zamarrito del Pinche (Eriocnemis isabellae), de colores exuberantes. Su gran peligro, dice la UICN, es que que las únicas 1.200 hectáreas en las que vive sufren una deforestación galopante para reconvertir los bosques en cultivos de coca.

La segunda mora en la llanura Liben, en Etiopía. Se trata de la alondra de Sidamo, que ha pasado de la categoría de "amenazada" a la de "en peligro crítico" y podría convertirse en la primera ave del continente africano en desaparecer debido también al cambio en el uso de las tierras.

Algo más que exóticas

La UICN y Birdlife advierten de que el peligro no solo afecta a especies de pájaros exóticos de recónditos rincones. Por ejemplo, un ave muy frecuente en el este de América del norte, el vencejo de chimenea (Chaetura pelagica), ha perdido el 30% de sus efectivos en la última década.
"En todo el continente africano, la desaparición de aves de rapiña es generalizada. Algunas especies emblemáticas, como el águila volatinera (Terathopius ecaudatus) y el águila marcial (Polemaetus bellicosus), han tenido que ser colocadas en la lista en una categoría superior de peligro a causa de la alarmante disminución", comenta el informe.

Éxitos

También hay buenas noticias. En Brasil, los programas de conservación han ayudado a que el guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari), que se encontraba en la lista en "peligro crítico", pasara a estar únicamente "en peligro". Este espectacular loro azul ha multiplicado por cuatro su número. En Nueva Zelanda, el petrel de Chatham (Pterodroma axillaris), muy amenazado por la introducción de especies invasoras, se ha beneficiado de una excelente labor realizada por el Gobierno, dice la UICN. Finalmente, en situación similar de mejora se encuentra el fodi de Mauricio (Foudia rubra).

Fuente: http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=612448&idseccio_PK=1021
Fecha: 14.05.09