martes, 26 de mayo de 2009

Congoja por un caballo

'Patanegra', del rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, herido en un espectacular percance en Las Ventas

Las cornadas en el ruedo las asumen los toreros de antemano. Accidentes que están dentro de lo previsible, aunque poco habituales en los festejos de rejones. Sin embargo con frecuencia las sufren también los caballos de rejoneo. Es un riesgo reglamentariamente amortiguado, ya que los pitones de los toros en este tipo de corridas están obligatoriamente 'afeitados'. Y aun así ocurren percances desagradables. Como el de ayer, con 'Patanegra' de Pablo Hermoso de Mendoza. Fue en el quinto toro. De salida. Un fuerte encontronazo entre toro y caballo, alzado éste sobre el pitón izquierdo del bravo. Perdió pie la montura, quedando a merced del toro, que hizo de nuevo por él, embistiéndole con saña hasta cornearle otra vez, ahora con el pitón derecho, destrozándole por las partes blandas.

Lo que vino a continuación fue espeluznante. Pavorosa estampa la del caballo con las tripas fuera. Y un inconveniente añadido al incorporarse, pues se pisó a sí mismo el mondongo. Lo retiraron del ruedo a toda prisa, pero el horror ya lo había inundado todo.

Las primeras noticias, de lo más preocupante. Aunque todavía había un hilo de esperanza. Al menos las constantes vitales eran buenas. Los veterinarios le sujetaron el paquete intestinal con una venda elástica para trasladarle a una clínica de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense.
Pablo Hermoso lloraba desconsoladamente su mala suerte. Y la plaza, con tanta congoja.

'Patanegra' puso un nudo en todas las gargantas, y de forma muy especial en su jinete, que explicaba «la impotencia que se siente en esos momentos es tremenda». «He intentado tirarme entre los pitones, ponerme en el camino para ver si lo podía salvar... La verdad es que es una sensación que nunca había pasado, sacar un caballo herido con ese dramatismo de la plaza; eso me va a hacer pensar mucho», declaraba Hermoso al portal taurino Burladero.com.

Sobre la suerte de su montura insistía el rejoneador: «Más que triste, estoy preocupado. Vamos a llevarlo a la facultad de veterinaria. Sus constantes son buenas, el caballo está tranquilo, no da sensación de mucho dolor, pero la cornada es muy grave. Va a estar en buenas manos, y Dios quiera que salga adelante». «Son caballos jóvenes, y yo creo que no lo he calentado lo suficiente hoy entre toro y toro; ya lo he sentido en los primeros recortes», explicó. «El caballo no ha reaccionado y el toro estaba con toda la fuerza de salida; lo ha arrollado con una violencia tremenda. Luego ha hecho presa y no quería soltarle», concluyó Hermoso.

Fuente: http://www.ideal.es/granada/20090524/toros/congoja-caballo-20090524.html
Fecha: 24.05.09

El caballo “Pata Negra” evoluciona favorablemente tras la operación

El caballo fue operado la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid por el doctor Ramón Herranz, que le extirpó el ilión y los tres últimos metros de intestino delgado, así como un trozo de costilla que se había fracturado.

Tras pasar la noche, el veterinario ha realizado una nueva exploración, en la que ha determinado que el caballo tenía normales las constantes vitales, así como el hematocrito, aunque presentaba algo de fiebre, normal en estos casos. La buena noticia es que a primeras horas del día había defecado y orinado, e incluso se permitía jugar con los tubos del box.

Pese a las buenas noticias y el éxito de la operación, su estado continúa siendo muy grave y habrá que esperar a la evolución de los próximos días, según el facultativo.

Fuente: http://www.cope.es/toros/24-05-09--caballo-pata-negra-evoluciona-favorablemente-tras-operacion-54453-1
Fecha: 24.05.09

3 veterinarios para más de 2.200 caballos

Pocos profesionales se dedican en Menorca al tratamiento de estos animales, por lo que a veces no dan abasto

Por Laura P. Sales

La gran densidad de caballos que hay en Menorca, y la tradición festiva ligada a ellos, no ha comportado un aumento de los veterinarios especialistas en equinos. Apenas tres profesionales deben repartirse la atención médica de los más de 2.200 caballos que hay en la Isla.

Son tres veterinarios aunque en la práctica dos de ellos dedican buena parte de su jornada a trabajar para la administración en labores de sanidad, por lo que la mayor parte del trabajo recae en uno solo.

Sin embargo, el volumen de trabajo es variable y va por temporadas. Ahora es época de cría y, junto con los preparativos para el verano, las visitas se acumulan, explica Enrique Parpal, el único veterinario que está «24 horas disponible». De octubre a diciembre, en cambio, hay tan poco trabajo que es «casi como si estuvieran de vacaciones».

Esta falta de veterinarios en los meses fuertes provoca que en ocasiones, no den abasto y no puedan atender a todos los animales que lo requieren. Algunos caballos han llegado a morir mientras esperaban su llegada, puesto que son animales muy delicados, según reconocen desde la Associació de Criadors i Propietaris de Cavalls de Raça Menorquina.

«Es un trabajo muy desagradecido porque hay propietarios fantásticos con los que da gusto trabajar pero otros no son así. Llaman urgentemente por tonterías y cuando el caballo está realmente mal, tardan días en avisar o lo hacen cuando a ellos les va mejor, que suele ser el domingo porque no trabajan», señala el veterinario. También hay otros que «son mal pagadores y deben dinero desde hace años» y el profesional, como autónomo que es, decide si acude a visitar el caballo o no.

Sean buenos clientes o no, lo cierto es que si los veterinarios están ocupados de visita o de viaje algunos se quedan sin la ayuda urgente para sus animales.

Los caballos pueden morir de un simple dolor de estómago aunque la mayoría de cólicos que se producen son leves. Cuando se trata de casos graves, el asunto es distinto. Enviar a operar en condiciones a un caballo a Palma o a Barcelona puede costar lo mismo que comprar un caballo nuevo, de ahí que se reclame un quirófano para caballos en Menorca.

Aunque a la asociación le gustaría que hubiera más veterinarios especializados, poco pueden hacer para aumentar el número. Para ser como un médico de cabecera de caballos hay que estudiar la carrera de veterinaria y después «buscarse la vida», como afirma Parpal, realizando prácticas en hospitales específicos.

El veterinario Enrique Parpal reconoce que hoy en día se producen muchos menos cólicos que hace cuatro años. Esto se debe a la concienciación de los propietarios sobre el manejo de los animales, que ha mejorado mucho en este tiempo. Una dieta correcta y que respete el horario, la desparasitación o que el caballo tenga siempre agua corriente para beber son factores que inciden en su salud y evitan el riesgo de los cólicos.

El presidente de la Associació de Criadors i Propietaris de Cavalls de Raça Menorquina, Gabi Arguimbau, asegura que llevan tiempo reivindicando la instalación de un quirófano o un pequeño hospital específico para caballos, aunque hasta el momento les han puesto «muchas trabas».

También Parpal reclama un espacio en condiciones para operar: «En el caso de los cólicos graves que necesitan intervención, el 90% de los caballos que operamos mueren». En parte se debe a las «condiciones deplorables» que hay en los establos, el único espacio en el que los veterinarios pueden actuar. Sabiendo eso, se intenta retrasar al máximo la operación para ver si mejora y en ocasiones el caballo ya llega a la intervención demasiado enfermo.

La asociación pide al Consell que construya el quirófano y después los veterinarios paguen un alquiler para utilizarlo.

Fuente: http://www.ultimahora.es/menorca/segunda-me.dba?-1+2013+474831
Fecha: 25.05.09

30 buitres viajan en furgoneta hasta Sicilia

Las rapaces, en Madrid.
Foto: Manuel Ansede


Este lunes parten hacia Sicilia, apiñados en una furgoneta, una treintena de buitres leonados españoles. Las rapaces recorrerán la distancia que separa Madrid de Barcelona por carretera. Allí, tomarán un barco hasta Roma. De nuevo, desde la capital italiana, serán transportadas sobre ruedas hasta la localidad de Reggio Calabria, en la punta de la bota que aparenta ser la península Itálica. Y, finalmente, desde este punto las aves se desplazarán en barco para cruzar el estrecho de Mesina hasta Sicilia.

El periplo forma parte del proyecto de reintroducción de la especie en la isla italiana, de donde desapareció a causa del veneno en la década de 1960. El Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa), con sede en Madrid, comenzó este proyecto en 2003 y, desde entonces, ha liberado un centenar de buitres en el parque natural de Nébrodi. Las aves han sido recuperadas en los últimos años en el hospital de fauna salvaje de la organización, donde habían sido ingresadas por diferentes causas, como intoxicaciones y envenenamientos.

"Gracias a este programa, el buitre leonado ha vuelto a criar en Sicilia", celebra Fernando Garcés, portavoz de Grefa. Los buitres españoles ya han criado unos 20 pollos en la isla italiana.

Fecha: http://www.publico.es/ciencias/227645/buitres/viajan/furgoneta/sicilia+
Fecha: 24.05.09

Una forense dice que ´Sendic´ sufre síndrome de Diógenes con los podencos


La Fiscalía pide un año de cárcel o su internamiento en un centro psiquiátrico por el mismo tiempo. Varios testigos confirman que los perros estaban enfermos, escuálidos, con pulgas y en condiciones antihigiénicas

EIVISSA, NIEVES GARCÍA GÁLVEZ

Una de las médicos forense del juzgado, que realizó la prueba pericial psiquiátrica a Bartomeu Marí Ribas, Sendic, –acusado de maltratar a decenas de podencos que mantenía en condiciones insalubres, famélicos y enfermos en una finca de es Cubells– afirmó ayer que el procesado sufre un trastorno obsesivo-compulsivo, asociado a otro de tipo delirante y paranoide, y síndrome de Diógenes aplicado a la recogida de estos animales. Según la experta, el comportamiento de Sendic se debe a su patología psiquiátrica y, por tanto, él es inimputable.

«Padece síndrome de Diógenes aplicado a la recogida de animales. Él está ligado afectivamente a estos animales; no son una posesión sino parte importante de su propia identidad», dijo la forense. Apuntó que el procesado «tiene alterada la cognición respecto a ellos» y añadió que incluso se ve en el papel de «héroe» que salva a estos animales. Por ello, a preguntas de la Fiscalía respecto al tratamiento que se le podría aplicar, recomendó su internamiento en un centro psiquiátrico.

Esta conclusión fue rebatida por el forense de las acusaciones particulares, quien negó que el hombre pudiera padecer Diógenes «porque no hace una acumulación aleatoria de todo tipo de animales», sino que todos son podencos ibicencos, o un transtorno obsesivo compulsivo. En su opinión, basada en una entrevista y varias pruebas realizadas al acusado, tan solo tiene rasgos paranoides y es narcisista, por lo que es consciente y responsable de sus actos.

Sendic y su esposa, M. F. M., fueron procesados ayer en el Juzgado de lo Penal número 1 de Eivissa por un delito de maltrato animal, según la calificación de hechos de la Fiscalía, y por otros de desobediencia y contra la seguridad vial, según añaden las acusaciones particulares.

En el juicio, el Ministerio Público modificó sus conclusiones y si inicialmente solicitaba un año de cárcel para cada uno de los acusados y la inhabilitación para cuidar animales durante tres, añadió que, como alternativa, en el caso del hombre se considere la eximente completa de trastorno mental transitorio y se le imponga un año de internamiento en un centro psiquiátrico.

Por su parte, las acusaciones particulares mantuvieron las condenas pedidas para ambos: la que representa al Ayuntamiento de Sant Josep, un año por maltrato, otro por desobediencia y seis meses por uno contra la seguridad vial, además de 1.800 euros; la de la asociación protectora de animales Iris Bright Eyes –cuya responsable presentó en 2006 la denuncia–, un año por maltrato, otro por un delito contra la seguridad vial y la retirada de los animales que ahora tienen.

A su vez, los abogados defensores solicitaron la libre absolución de sus clientes. El de Sendic subrayó «la negligencia» del Consistorio, que «en 21 años no ha hecho nada por remediar la situación» y recordó que, según la forense, es «inimputable», mientras que el de M. F. M. apuntó que ella, pese a ser propietaria del terreno, no ha cometido delito alguno porque los perros no son suyos y ella ha manifestado a su marido que no quiere tenerlos allí.

Cría «incontrolada» de podencos

Según la Fiscalía, Sendic y su esposa criaban «de manera incontrolada» podencos ibicencos en su finca de Ca na Lluca –propiedad de ella–, ubicada en la carretera de Sant Josep a es Cubells. La acusación sostiene que los animales no tenían comida ni agua suficiente, no seguían tratamiento veterinario alguno y andaban sueltos por la carretera, con riesgo para su vida y la seguridad de quienes circulaban por la vía. Añade que los podencos, que alcanzaban el «centenar», sufrían maltrato que les causaba la muerte y les provocaba lesiones, y padecían diversas enfermedades.

Agentes del Seprona de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sant Josep y el veterinario del Consell Insular de Eivissa confirmaron en el juicio el mal estado en el que estaban los animales. Uno explicó que la situación de los podencos era de «descontrol total», con libre acceso a la carretera sin ninguna valla que los detuviera. Otro señaló que encontraron dos cadáveres de perros en un pozo y que en una ocasión que fueron a la finca vieron una pareja de podencos encerrados en un coche al sol, supuestamente para que se aparearan. Un tercero señaló que no había ningún cercado en la casa ni viviendas para los perros y que los más jóvenes vivían en agujeros que escarbaban ellos mismos en la tierra de la finca.

Fuente: http://www.diariodeibiza.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009052600_2_331883__Pitiuses-i-Balears-forense-dice-Sendic-sufre-sindrome-Diogenes-podencos
Fecha: 26.05.09