domingo, 21 de junio de 2009

Cae población de osos polares en Alaska


ANCHORAGE, Alaska (Reuters) - La población de osos polares en Alaska y sus alrededores está disminuyendo debido al continuo derretimiento del hielo y a la caza furtiva de Rusia, según informes difundidos por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos.

Han sobrevivido pocos osos polares en el mar de Beaufort, que se extiende desde el norte de Alaska a zonas de Canadá, y también en los mares de Chukchi y Bering entre el noroeste de Alaska y Rusia, según la valoración hecha por la agencia.

Las autoridades dicen que la caída entre la población de osos de Chukchi y Bering es probablemente más pronunciada que la de Beaufort, debido a un mayor derretimiento del hielo - que los osos necesitan para viajar y buscar comida - y a la caza ilegal rusa que se cree que causa la muerte de entre 150 y 250 ejemplares al año.

Las valoraciones, aunque incompletas, son perturbadoras, dijo un abogado del Centro de Diversidad Biológica, que pidió y después demandó al gobierno federal para que incluyera los osos polares y las morsas en la lista estadounidense de especies en peligro.

"Esa información, cuando la miras, pinta un panorama muy sombrío para las especies", dijo el abogado Brendan Cummings.

Estados Unidos reconoció oficialmente a los osos polares como especie en peligro el año pasado como resultado del calentamiento del clima Ártico, que ha liquidado gran parte del hielo marino de verano, decisivo para la supervivencia de los animales.

La caza ilegal de Rusia, que se cree espoleada por un mercado de pieles de osos, representa lo que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre describe como una combinación potencial de amenaza a la población, declaró Bruce Woods, portavoz de la agencia en Alaska.

"Por supuesto, ya que es una caza ilegal, es muy difícil de cuantificar", dijo Woods.

Entre el 2001 y el 2007 ha habido un declive estimado del 0,3 por ciento anual en el mar de Beaufort, y la cifra total ha disminuido entre 1.397 y 1.526 animales, según el borrador.

Ha sido más difícil estudiar la población de Chukchi y Bering, que se extiende por la frontera, aunque el Servicio de Pesca y Vida Silvestre ha determinado que la población mínima allí es de unos 2.000 animales, según el estudio.

Generalmente se ha pensado que la población de osos polares del mundo es de entre 20.000 y 25.000.

La reciente disminución en la zona de Alaska sucede a décadas de crecimiento y estabilidad que comenzaron en 1972, cuando Estados Unidos prohibió la caza deportiva de osos polares. Antes de la prohibición, los deportistas mataban anualmente a cientos de osos polares de Alaska, y a menudo usaban aviones para rastrearlos.

(Reporte de Yereth Rosen; Traducido en la Redacción de Madrid)

Fuente: http://lta.reuters.com/article/worldNews/idLTASIE55I0K220090619?sp=true
Fecha: 19.06.09

Denuncian el maltrato a un perro que fue arrojado vivo a un pozo de Tarragona

La Asociación Contra la Tortura y el Maltrato Animal (ACTYMA) ha presentado una denuncia ante la Generalitat por presuntos malos tratos a un perro que, al parecer, fue lanzado vivo a un pozo del polígono industrial Riu Clar de Tarragona, ha informado hoy la entidad.

Unas voluntarias de la protectora de animales de Tarragona (ubicada en el polígono Riu Clar) encontraron hace unos días al perro, de raza podenco y todavía vivo, dentro de un pozo de unos 3,5 metros de profundidad y con gran cantidad de cañas que servían al can como punto de apoyo.

Según la ACTYMA, el animal, que se encontraba cubierto hasta las patas de agua putrefacta, estaba "esquelético, muy debilitado y deshidratado".

Debido a la avanzada edad y al estado del perro, que presentaba "múltiples señales de maltratos" anteriores, como heridas y cicatrices, "es del todo imposible que se pudiera subir hasta la entrada del pozo y caer adentro, por lo que fue tirado por alguien con la intención de matarlo".

Según la denuncia, el perro fue vendido a través de Internet a un cazador y sus datos figuraban en un chip que llevaba el animal.

El animal fue rescatado con vida y trasladado al veterinario, donde falleció, después de que se le diagnosticase peritonitis y leishmania (una enfermedad parasitaria que afecta a los perros).

La entidad ecologista considera al propietario de la mascota autor de infracciones muy graves de la Ley de protección de los animales.

Fuente: http://www.adn.es/local/lleida/20090615/NWS-2345-Tarragona-Denuncian-maltrato-arrojado-perro.html
Fecha: 15.06.09