lunes, 19 de octubre de 2009

A juicio por visitar la perrera de O Carballiño

Varios ecologistas, de los colectivos Amigos da Terra, Adega y Matar por matar Non, serán juzgados mañana en O Carballiño por entrar en la perrera municipal de la localidad. José Ángel Hermida, trabajador de la concejalía de Medio Ambiente que dirige la socialista María Xosé Pérez, presentó la denuncia a raíz de lo ocurrido el pasado 3 de marzo, día en que los acusados visitaron las instalaciones de la Canceira de A Medela. O al menos lo intentaron, ya que uno de los trabajadores impidió la entrada a Julio Rodríguez, de Matar por matar, Non, y a las dos integrantes de Adega que lo acompañaban, alegando que necesitaban una autorización previa. La discusión terminó con una llamada a la Guardia Civil. Sin embargo, para cuando llegaron los agentes el problema ya no estaba en la disputa, sino en la fosa que encontraron los ecologistas, llena de cuerpos de perros.

Tras el hallazgo, la Guardia Civil se puso en contacto con el Servicio de Protección da Natureza (Seprona), que a su vez envió un equipo que examinó la fosa, contó los 76 perros que había en ella -que se encontraban en distintos grados de descomposición y cubiertos de cal- , redactó el informe y presentó cuatro denuncias de tipo administrativo contra la perrera. Las principales acusaciones del Seprona se centran en la inexistencia de una sala de curas, en la violación del protocolo de retirada de cadáveres, en la carencia de un libro oficial de registro en el que figuren los datos de los animales y en el hecho de que A Medela no estaba dada de alta en el Registro de Establecimientos de Animales Domésticos y Salvajes en Cautividad de Galicia. A esta lista se añaden otras dos denuncias: la presentada por Adega por maltrato animal con resultado en muerte y la interpuesta por motivo de la incursión en la perrera.

"Intentan asustarnos con el juicio", afirma Julio, seguro de que la querella carece de base legal. El ecologista de Matar por matar, Non sostiene que la normativa de la perrera no recoge la necesidad de solicitar permiso antes de visitar las instalaciones y que en aquel momento no existía ningún documento oficial que le prohibiese la entrada en el recinto. El propio alcalde carballinés, Carlos Montes, confirmó el pasado mes de agosto, tras la intervención do Valedor do Pobo, que no fue hasta el día 4 de marzo que firmó una circular interna que estipula la "expulsión inmediata" de cualquier persona que visite las instalaciones sin previa autorización. En esa misma circular deniega dicho permiso a Julio Fernández debido a su "actitud desafiante y autoritaria" y a los problemas y enfrentamientos que se produjeron mientras trabajaba como voluntario en 2008 y que, de acuerdo con el documento, llevaron a varios trabajadores municipales a amenazar con "renunciar a su puesto de trabajo en el supuesto de que se presentase nuevamente en las instalaciones".

La tensión entre los ecologistas y los responsables de A Medela se remonta al año pasado, cuando el colectivo al que pertenece Julio reclamó una justificación de los 250.000 euros que la Consellería de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible, por entonces bajo el mando de Manuel Vázquez- ex alcalde carballinés y marido de la concejala de Medio Ambiente de la localidad orensana-, destinó a finales de 2006 para la ampliación y reforma del recinto. Tras dos meses de obras, la perrera disponía de caniles para separar a los perros por tamaños e incorporó los módulos para cachorros y gatos y la cámara frigorífica con capacidad para 10.000 kilos. Una cámara que no se llegó a utilizar porque el edificio seguía sin electricidad, además de sin agua y sin clínica veterinaria. Las peores críticas las recibió el Grupo Ecologista Outeiro, responsable de la gestión de la perrera durante ocho años. Desde la asociación aclaran que, pese al convenio con el Ayuntamiento, nunca se encargaron de administrar el dinero. Aun así, defienden el uso que se le dio y aseguran que las carencias se deben a que la reforma debe afrontarse como "un proyecto por fases" que se concluirá más adelante.

Infundadas o no, las acusaciones fueron suficientes para que los partidos de la oposición, BNG y PP, aprobasen en pleno la convocatoria de una comisión de investigación que hoy por hoy aún no se ha constituido y el traspaso de la gestión de la perrera al ayuntamiento a partir del 1 de enero de este año. La visita de los ecologistas fue, precisamente, para comprobar qué huella había dejado el cambio de manos en A Medela.

Visto lo visto, probablemente se les pasó por la cabeza el viejo dicho de "más vale malo conocido que bueno por conocer". Pese a sus acusaciones contra el Grupo Outeiro -que no han sido demostradas- , Julio reconoce que el colectivo sólo sacrificaba a los animales que no se podían salvar. Apenas dos meses después de que abandonasen la perrera, se encontraron con que "de 37 jaulas llenas que había sólo quedaban 12 o 13 ocupadas, y a medias". De acuerdo con los denunciados, faltan entre 130 y 140 perros, más de los que encontró el Seprona en la fosa.

El ayuntamiento justifica el uso del hoyo como una medida temporal hasta que los cuerpos pudiesen ser trasladados a una planta incineradora. El Servicio de Conservación da Biodiversidade de la Xunta critica esta decisión y señala que, de acuerdo con la normativa sanitaria, los perros deben ser almacenados en un congelador desde el momento de la muerte. "Si las instalaciones son de dominio municipal, es competencia del ayuntamiento que esto se cumpla", añaden desde la Xunta.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/Galicia/grupos/ecologistas/juicio/visitar/perrera/Carballino/elpepuespgal/20091018elpgal_13/Tes

Fecha: 18.10.09

Chile: Declaración Pública de AnimaNaturalis por Proyecto de Ley para el MINSAL

En la Cámara de Senadores, existe un proyecto de ley para el Ministerio de Salud, para regular la tenencia de animales de compañía que sean potencialmente peligrosos. Ante este proyecto de ley AnimaNaturalis declara:

1.- A pesar de que en un principio este proyecto era para regular la tenencia responsable, el Ejecutivo también agregó puntos para el control de población, dándole facultades a los municipios para hacer matanzas como método de control de población de la fauna urbana. Aunque esto es una última opción, obviamente se llegará a ello pues es imposible encontrarles hogar en tan poco tiempo a los cientos de miles de animales que se recojan, sobre todo porque luego de recogerlos, surigirán nuevas poblaciones en aquellas calles, que seguramente serán recogidos también, entrando en un ridículo círculo vicioso. Esto nos parece nefasto, debido a que la matanza no es una verdadera solución, sino sólo un parche que no mejora el problema, lo cual es indicado en numerosos estudios al respecto y corroborado por experiencias de años por parte de muchos países, incluido Chile, que por años ha exterminado perros de manera solapada sin obtener un mínimo porcentaje de mejoría. A la vez esto es corroborado por las conclusiones de distintos congresos realizados en conjunto por la WSPA, la OMS y la OPS, quienes condenan las matanzas tanto éticamente como por ser una nula solución a este grave problema.

2.- Que, la posibilidad de hacer refugios no nos parece adecuada, debido a que sólo agravan el problema. Ante esto, proponemos que se hagan campañas de esterilización masivas, educación y adopción, pilares para atacar este flagelo. El financiamiento de esto se puede hacer con los mismos recursos que se piensan gastar en refugios y matanzas.

3.- Que, una vez más, invocamos la idea de que la llamada ley de protección animal, promulgada el 3 de octubre pasado, deja de lado un punto fundamental y que consideramos muy importante, que es el hecho de que se excluye la figura del abandono como maltrato. Quien abandona un animal, también es un maltratador, al dejarlo a su suerte y desproveerlo de las mínimas condiciones que necesita para vivir bien.

4.- Que con esta indicación se borra con el codo lo que se ha escrito con la mano, pues todo lo que se pretendía avanzar en educación con la ley de maltrato animal, queda desvirtuado ante esta iniciativa, en que a la vida de un animal se le da un valor nulo, y se da la señal de que no importa que anden perros en las calles, pues el municipio se puede encargar de recogerlo y sacarlo de nuestra vista y preocupación. Lo mismo si alguien quiere abandonar un perro, para qué hacerse responsable si se puede dejar en la calle y el municipio puede ir a recogerlo. Y citando una de las conclusiones del Congreso de la OMS y la WSPA en Río de Janeiro el 2003: "La captura y eliminación de animales atenta contra las posibilidades educativas en materia de tenencia responsable ya que ni el respeto a los derechos de los demás ciudadanos ni a la mascota podrán ser inculcados por autoridades que no den el ejemplo en ambos sentidos"

5.- Que, debido a esto, invitamos a manifestarse abiertamente el día jueves 22 de octubre de 2009 a las 10:30 horas afuera de La Moneda, para protestar por este nefasto proyecto de ley.

Por la defensa de los derechos de todos los animales,

AnimaNaturalis

18 de octubre de 2009.

Fuente: http://www.animanaturalis.org/n/10418/declaracion_publica_de_animanaturalis_por_proyecto_de_ley_para_el_minsal
Fecha: 18.10.09