sábado, 30 de enero de 2010

El Ayuntamiento de Valencia quiere que la ciudad siga teniendo circos con animales

El Pleno del Ayuntamiento de Valencia ha rechazado este viernes la moción del grupo socialista que proponía impedir la entrada y la instalación en la ciudad de animales salvajes en circos.

El concejal socialista Juan Soto había presentado esta moción porque, a su juicio, "hay que tener en cuenta que las sociedades evolucionan" y que la tradición "tiene que ser revisada y pasada por el tamiz de la ética".

El grupo popular ha votado en contra de esta iniciativa ya que, según ha indicado, una resolución del Parlamento Europeo de 2005 dice que el circo clásico, incluida la presentación de animales, "forma parte de la cultura de la Unión Europea". Además, la formación ha alegado que no hay "una sola denuncia en Valencia contra los circos, ni una queja de los ciudadanos", y ha explicado que cada vez que un circo se instala en la ciudad, la Concejalía de Sanidad realiza una inspección para comprobar que los animales se encuentran en las mejores condiciones.

La alcaldesa Rita Barberá acusó al PSPV de querer "destrozar tradiciones", de "no respetar las resoluciones parlamentarias". Para la primera edil, la intención del PSPV es "paralizar todo y crear paro, en este caso, en un sector tradicional, enraizado en la cultura como elemento lúdico entre mayores y pequeños". Por ello, manifestó que "este país parece un circo en el sentido peyorativo y ya se sabe quien es su protagonista mayor".

"Una cuestión de civismo y respeto"

Momentos antes del Pleno, Soto defendió que la iniciativa presentada era "una cuestión pura de civismo y respeto" y que "trasciende la lucha partidista y las ideologías". "Es algo de sentimientos básicos, de ideología, y saber que ningún ser vivo puede ser sometido a maltrato y que eso, además, puede servir para la diversión de otros seres humanos".

Así, lamentó que "detrás de las carpas y las pistas con focos hay una situación dramática", ya que "muchos animales están confinados en espacios reducidos y sometidos a largos viajes y maltratos en sus entrenamientos". También se justificó la iniciativa desde el punto de vista pedagógico, porque, según explicó, "el circo se destina a los más pequeños y tiene que ser un espacio de transmisión de valores positivos, no se puede estar enseñando esa trastienda de crueldad y maltrato animal".

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/618025/0/valencia/circos/animales/
Fecha: 29.01.10

No hay comentarios: