lunes, 4 de enero de 2010

La misteriosa hierba de los gatos

La mayoría de quienes poseen un gato saben de la atracción irresistible de la hierba gatera que conocemos como catnip y que pone a los mininos en un fascinante estado de euforia, pero, ¿sabe cómo y cuándo se descubrió este delicioso efecto en los gatos?

El catnip tiene un historial que data de tiempos muy remotos, vinculados al mismo desarrollo de la domesticación de los gatos. A través de la interpretación de jeroglíficos, pictogramas y dibujos que narran historias en las paredes de templos y tumbas del antiguo Egipto se ha deducido que la planta conocida por su nombre botánico de Nepeta cataria se daba a oler a los felinos de la diosa-gata Bastet, haciendo que se tiraran y restregaran sobre el piso en un estado de aparente éxtasis y placer que las sacerdotisas ofrecían a la máxima representación de la poderosa diosa.

En el Egipto prehistórico los gatos de la realeza y la clase alta egipcia eran consentidos y mimados por sus dueños que los adornaban con piedras semipreciosas y a su muerte eran llorados y momificados.

Los gatos eran enterrados con ratones disecados para su viaje a la otra vida y era natural que el atributo principal de Bastet también fuera acompañado de su hierba favorita.

¿Qué tiene exactamente la planta que estimula tanto a los gatos? Los científicos determinaron que el extraordinario efecto del catnip es producido por el olor de la hierba --familia de la menta-- más que por su sabor. El gato ``puede detectar el aceite de la planta, que está más concentrado en las hojas'', y señalan que ``morder, masticar, volcarse en el piso y restregarse son acciones específicamente dirigidas a liberar el volátil aceite, nepetalactone, que tiene una estructura química parecida a la que posee el sedante botánico conocido como valeriana''. Note que después del juego inicial, la euforia, y todo lo demás, el gato prosigue a relajarse, mostrando una profunda tranquilidad y contentura. Pero el catnip no es sólo para gatos. En el pasado, los indios lo usaban para estimular el sueño, aliviar los catarros y los dolores, y como condimento en salsas y sopas.

Hoy el catnip se puede comprar en los pet shops, en bolsitas, juguetes, y hasta en pequeñas macetas con plantas vivas. Sin embargo, con esto último esté atento porque muchas de las plantas ya son viejas y no tienen el mismo efecto en su gato.

La hierba gatera (o menta de gato) no es adictiva o dañina y es segura para que los mininos coman y jueguen. Compre preferiblemente juguetes suaves y pequeños, llenos de catnip, los que a los gatos les gusta patear, cargar y frotar. Revise bien lo que compra: muchos juguetes baratos están rellenos de aserrín, paja y muy poco catnip. Tampoco compre el aerosol ya que no produce el mismo efecto que la hierba seca o fresca. •

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/galeria/estilo/story/618021.html
Fecha: 03.01.10

1 comentario:

catwoman dijo...

Yo he probado a comprar a mis gatitos un juguetito con esta hierba y no les ha hecho ningún efecto: será lo que pone aquí, que era barato. De todas formas, me da miedo darles esta hierba porque dicen que el olor es como la orina del macho, y yo tengo dos hembritas sin operar.