viernes, 19 de febrero de 2010

Despiden al cocinero italiano que presentó la receta de gato en la RAI

"El chef que da gato por liebre"
por Irene Hdez Velasco (Corresponsal) | Roma


Durante 10 años ha sido el gastrónomo estrella de la televisión italiana, el ídolo de las amas de casa, el Arguiñano nacional. Pero, irremediablemente, Beppe Bigazzi ha terminado atragantándosele a muchos espectadores.

Sobre todo después de que hace unos días este hombre de 77 años se descolgara en 'La prueba del cocinero', el programa que copresenta, con una peculiar receta: 'gatto in umido'. O lo que es lo mismo: minino a la cazuela.

"Yo lo he comido varias veces y está mucho más rico que otros animales", aseguraba Bigazzi el jueves de la semana pasada, ante la incredulidad de numerosos espectadores. Y no contento con elogiar la carne de gato y asegurar que es un plato tradicional de Valdarno, la región de Toscana de la que es natural, se extendía en detalles sobre el mejor modo de cocinar al pobre bicho: "Se le tiene durante tres días en el agua del torrente, para preparar mejor su carnecilla blanca", añadía relamiéndose.

Aluvión de quejas de los espectadores

Sin embargo, a numerosos televidentes la receta les provocó náuseas. Hasta el punto de que la centralita de la televisión pública italiana (RAI) se bloqueó rápidamente con las llamadas de protestas de multitud de escandalizados espectadores. Y, por supuesto, también pusieron el grito en el cielo los representantes de varias organizaciones en defensa de los animales.

"Es un episodio inaudito y de una gravedad absoluta", dictaminaba por ejemplo Cristina Morelli, responsable de derechos animales de Los Verdes. Hasta la subsecretaria de la Sanidad, Francesca Martini, no dudaba en lanzarse a la yugular de Bigazzi. "Es increíble que en una transmisión de la televisión pública que exalte la carne de gato. Se le puede acusar de un delito", aseguraba.

Despido en antena

Ante semejante aluvión de críticas, la televisión pública italiana ha decidido sacrificar a Bigazzi y a ponerle de patitas en la calle. El anuncio de su cese se producía el pasado lunes y, para mayor escarnio público, se realizaba justo en 'La prueba del cocinero'.

El gastrónomo caído en desgracia se defiende asegurando que se han malinterpretado sus palabras, que todo ha sido un error, que no pretendía elogiar la carne de minino y bla, bla, bla. "Algunos han pensado que yo hacía una invitación a comer carne de gato, pero eso es una locura", declara al 'Corriere della Sera'.

"Lo único que he dicho es que en los años 30 y 40 en febrero todos los habitantes de Valdarno comían gato en lugar de conejo, igual que había quien comía pollo y quien no teniendo nada iba a coger setas y trufas, que entonces no eran alimentos de lujo. Pero eso no quiere decir que hoy se coma la carne de gato, sólo he evocado una vieja costumbre", dice.

Pero lo que a estas alturas parece evidente es que Bigazzi sobrevivirá a su suspensión indefinida de la RAI. Al fin y al cabo, este hombre lleva toda su vida reinventándose: ha sido, entre otras muchas cosas, administrador delegado de Lanerossi (uno de los mayores fabricantes italianos de lanas), presidente de la compañía de coches Maserati.

En 1995 se estrenó en televisión con un espacio en la RAI llamado La bolsa de la compra. Y dos años después, en 1997, comenzó a dedicarse a su gran pasión, la gastronomía, primero con una columna en periódico Il Tempo y, a partir de 1999, como copresentador del programa La prueba del cocinero. En fin, que tiene más vidas que un gato...

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/18/internacional/1266482897.html
Fecha: 18.02.10

No hay comentarios: