domingo, 21 de febrero de 2010

Oviedo: la ordenanza cívica llega a la procuradora general

La Asociación de Amigos de los Gatos (Adaga) ha solicitado la mediación de la procuradora general del Principado, María Antonia Fernández Felgueroso, para que inste al Ayuntamiento de Oviedo a retirar o modificar "sustancialmente" el artículo 15 de la ordenanza de convivencia ciudadana. Su secretario, Alejandro Vidal, denuncia la situación de indefensión en la que esta normativa coloca a los amantes de los animales al sancionar, con multas que oscilan entre los diez y los 1.500 euros, a las personas que sean sorprendidas dando comida a gatos callejeros y palomas.

El artículo 15 fue introducido en la ordenanza por el equipo de gobierno municipal a última hora, una vez finalizado el período de información pública, por lo que no estaba contemplado originariamente en el borrador sobre el que los ciudadanos podían presentar alegaciones. Esta es una de las razones a las que se acoge Adaga para requerir la intervención de la procuradora general del Principado en la queja que ha presentado formalmente ante la institución.

Alejandro Vidal incide en que la ordenanza es contraria a la Ley 13/2002 del 23 de diciembre de 2002 sobre tenencia, protección y derechos de los animales del Principado de Asturias, de rango superior, que autoriza a la autoridad municipal, por su iniciativa o a instancia de una asociación de protección de animales, a ordenar la captura de gatos "errantes, no identificados o sin propietario conocido" que vivan en grupo en lugares públicos del concejo para "proceder a su identificación y a su esterilización y a devolverlos al mismo lugar".

Para el secretario de Adaga, si a estos animales no se les puede facilitar comida "de modo higiénico" se verá abocado el propio ayuntamiento a retirar sus cadáveres de la vía pública, de forma que "contaminarán más".

La asociación ha remitido un escrito al alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, en el que muestra tanto su rechazo al contenido de la ordenanza como la criminalización a la que somete al colectivo de amantes de los animales.

Fuente: http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=542993
Fecha: 18.02.10

1 comentario:

catwoman dijo...

¡¡¡Que crueldad!!! Pero... ¿cómo se puede dejar a los pobres mininos sin comer???