miércoles, 24 de febrero de 2010

Un estudio sitúa el origen de los perros domésticos pequeños en Oriente Medio

Los investigadores estudiaron la evolución histórica del gen IGF1 -asociado con la talla del can- y observaron que la variante que determina el tamaño reducido del animal se originó probablemente como resultado de la domesticación del lobo gris de Oriente Medio.

El equipo dirigido por Melissa Gray y Robert Wayne, de la Universidad de California, llegó a esta conclusión tras analizar una amplia muestra de poblaciones de lobo gris. "Nuestros resultados muestran que la versión del gen IGF1 hallada en perros pequeños está estrechamente relacionada con la encontrada en los lobos de Oriente Medio", según Gray, lo que confirma que estas razas domesticadas tuvieron su origen en esta zona.

La mutación del gen es posterior a la domesticación de los perros, pero como todas las razas pequeñas poseen esta variante del IGF1, posiblemente surgió temprano en su evolución.

Por otra parte, un trabajo arqueológico previo realizado en Oriente Medio desveló restos de perros domésticos que databan de hace 12.000 años, lo que refuerza la hipótesis de estos expertos.

Al parecer, la tendencia a que disminuya el tamaño del cuerpo es una característica común en animales con hábitos domésticos, algo que ya había sido observado en reses, cerdos y cabras. Según Gray, "el pequeño tamaño del cuerpo podía ser más deseable en sociedades agrarias con mayor densidad, en las que los perros podrían haber vivido en parte dentro de las casas o en un espacio exterior contiguo" a la vivienda de una familia.

En países como Bélgica, Alemania y Rusia occidental se han hallado indicios de la presencia de perros más antiguos, que vivieron hace entre 13.000 y 31.000 años, pero cuyo tamaño era más grande que el de aquellos que comenzaron a desarrollarse en Oriente Medio hace 12.000 años. EFE

Fuente: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=285467
Fecha: 24.02.10

No hay comentarios: