sábado, 20 de marzo de 2010

Aparecen 22 gatos envenenados en el parque de A Riouxa

Un vecino de Teis localizó el pasado fin de semana un gato en mal estado de salud muy cerca del parque de A Riouxa, en la parroquia de Teis, que unas horas después fallecería. Esta persona, que ha preferido quedar en el anonimato, se puso en contacto con la asociación protectora de gatos, Agata, que trasladó al felino a un veterinario. Los cuidados de poco sirvieron, pero el chequeo de este profesional permitió comprobar que el animal había sido envenenado.

Este es el último caso de una larga lista de sucesos similares que han tenido por escenario esta misma zona de la ciudad. Según Beatriz Puime y Loli García, de Agata, se estima que en poco tiempo han sido eliminados por el mismo sistema una veintena de gatos. Presumiblemente se trataría de personas que quieren acabar con una colonia de animales, y que lo hacen dando por supuesto que los hechos van a quedar impunes. A estas personas los gatos asilvestrados que viven en libertad les molestan y optan por envenenarlos.

Lo ocurrido en Teis recuerda un suceso similar que tuvo por escenario el camiño de Pinelas, en la Travesía de Vigo, a finales de 2008, cuando por un sistema similar fueron eliminados ocho gatos. Como esta vez, los voluntarios de Agata trasladaron a los animales a clínicas veterinarias de urgencia, consiguiendo salvar a dos de ellos. Aquella vez el veneno afectó a dos perros que también murieron tras una dolorosa agonía.

Veneno

Las responsables de Agata son partidarias de dar a conocer estos hechos «para que la gente que vive en las inmediaciones tenga cuidado. El veneno puede afectar también a animales domésticos y no hay que olvidar que también juegan por allí los niños», explican.

En cualquier caso, la cifra de gatos afectados es difícil de concretar ya que muchos de ellos se esconden al sentirse mal. Además, los autores de este tipo de hechos acostumbran a colocar el veneno en lugares de difícil acceso, con lo que muchas veces pasan desapercibidos si no aparecen los animales muertos.
«En una sociedad civilizada no son admisibles hechos de este tipo», explican las responsables de Agata. «Desde luego, en otros países europeos serían inimaginables». Por este motivo hoy acudirán al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y animan a los vecinos que encuentren animales envenenados o sepan de hechos similares a que también los denuncien.

Aseguran que es la única manera de que este tipo de barbaridades salgan a la luz. «Y que todo el mundo sepa que la muerte de gatos o perros con matarratas provoca un sufrimiento atroz y la muerte tras largas convulsiones».

Respecto a la saturación de las instalaciones municipales de A Madroa responabilizan a la asociación rival. Desde su punto de vista «carece de sentido que hace dos años Proyecto Gato se hiciera cargo del servicio de A Madroa y allí hubiera 72 gatos, que en la actualidad son 300 más otros 400 que dicen están en manos de voluntarias». Este enorme crecimiento se debe, a su juicio, «a que Proyecto Gato pone trabas a la adopción, y que los interesados deben abonar 90 euros en concepto de gastos de esterilización y del microchip».

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/vigo/2010/03/16/0003_8358914.htm
Fecha: 16.03.10

1 comentario:

catwoman dijo...

En el periódico "El País" apareció publicado un número de teléfono por si encontrabas animales envenenedos.
este nª (también daban el nª del Seprona) es el 900 713 182. Lo que no se puede consentir es que estos crímenes queden impunes