viernes, 26 de marzo de 2010

El acusado de maltratar perros en Loiu ya fue denunciado dos veces

El juicio queda visto para sentencia después de que la defensa pida la libre absolución al entender que no existió ensañamiento.

Hace dos años, media docena de perros permanecieron durante semanas, quizá meses, en un pabellón abandonado de Loiu sin agua, ni comida, ni las más mínimas condiciones de higiene. Ayer se celebró en Bilbao el juicio contra el dueño de los canes, que se enfrenta a una pena de hasta siete meses de cárcel por un delito de maltrato animal. No es la primera vez que J.B.G.G. es acusado de maltratar animales; ya fue denunciado dos veces por hechos similares. Ayer no compareció ante el tribunal, pero la juez decidió celebrar la vista.

En el juicio testificó el miembro de la protectora ATEA que descubrió los animales. Relató al tribunal la «situación crítica» en la que se encontraban los canes. También acudió como testigo el veterinario que los atendió en el centro de acogida, que explicó que algunos de los perros presentaban claros signos de desnutrición, como «deshidratación severa, delgadez extrema e hictericia por un mal funcionamiento del hígado». Su situación era tan crítica que sólo sobrevivieron tres de los animales rescatados.

La defensa solicitó la libre absolución del acusado, alegando que su conducta obedecía a que en aquellos momentos estaba enfermo y había delegado el cuidado de los perros en un tercero. Esa persona era el principal testigo de la defensa, pero tampoco compareció. El abogado argumentó que «no hubo ensañamiento» por parte de su cliente, sino «sólo conducta de omisión» al no proporcionarles agua ni comida, lo que a su entender encaja «difícilmente en el artículo 337 del Código Penal que se quiere aplicar».

J.B.G.G. es el representante de Argikan, una asociación que consta como protectora de animales en el registro del Gobierno vasco, y ha sido denunciado al menos en dos ocasiones por conductas similares a la que ahora le ha llevado a los tribunales. El 15 de abril de 2008, la asociación Provida Animal interponía ante la Ertzaintza de Getxo una denuncia por la vía penal contra él por el abandono de cinco canes y dos caballos pottokas en Berango. Según la demanda, canes y caballos estaban «atados en el solar, sin libertad de movimientos, viviendo sobre sus heces y orines, en condiciones higiénicas deplorables». La demanda no prosperó y los perros fueron devueltos al dueño.

Apenas dos meses después, un vecino de Getxo informaba de que en un vehículo estacionado en la calle Illeta, propiedad de J.B.G.G., dos perros llevaban más de 48 horas encerrados. El Colectivo Antitaurino y Animalista lo denunció en la comisaría de la Policía Local y, aunque se abrieron diligencias judiciales por la vía administrativa, el responsable no fue sancionado.

Fuente: http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100326/vizcaya/acusado-maltratar-perros-loiu-20100326.html
Fecha: 26.03.10

No hay comentarios: