martes, 30 de marzo de 2010

Enfado por la norma que prohíbe alimentar animales de la calle

La Asociación Amigos de los Animales acaba de manifestar su malestar por la decisión de Raxoi (Galicia) de sancionar económicamente a aquellas personas que den de comer a animales que se encuentren en la calle. "Ante las alarmantes noticias surgidas en los medios de comunicación y las denuncias realizadas en nuestra asociación por ciudadanos afectados, queremos manifestar nuestro total rechazo a las órdenes emanadas desde la Concellería de Sanidad por infligir multas a todos aquellos ciudadanos que den de comer a animales abandonados", explican desde la agrupación.

El colectivo asegura que con este tipo multas se vulnera la legislación actual. "Desde nuestra asociación, queremos resaltar que dichas medidas suponen un biocidio que atenta contra la Ley de protección de animales imperante en nuestra Comunidad, contra la Declaración de los Derechos de los Animales de la ONU y contra las medidas emanadas del Eurogrupo para la protección y bienestar animal con sede en Bruselas".

Amigos de los Animales califica la actitud municipal de cruel e ineficaz. "Dichas medidas, además de crueles, carentes de sentido e ineficaces, constituyen una muestra de insensibilidad por parte de las autoridades que las promueven, condenando a una muerte lenta y agónica por hambre a un montón de animales y sus crías". El colectivo aseguró ayer a este rotativo que si Raxoi no da marcha atrás emprenderán acciones legales contra el Ayuntamiento. "Desde nuestra asociación, animamos a la ciudadanía a su rechazo, anunciando que de insistirse en la misma desde Raxoi, se estudiarán las medidas legales a seguir, al existir precedentes jurídicos que anulan actuaciones similares llevadas a cabo en ciudades de nuestro entorno". También emprenderán una campaña de recogida de firmas en contra de esta normativa muncipal.

La Asociación propone como solución a esta problemática la creación de comederos en distintas zonas de la ciudad y la esterilización de los animales abandonados, como ya se hace en otras urbes españolas o europeas.

El Ayuntamiento de Santiago instaló hace un mes en la plaza de Vigo unos carteles con un claro mensaje: "Queda prohibido dar de comer a los animales". El que lo haga infringirá el artículo 66 en sus apartados a y k de la Ordenanza de Convivencia, Residuos y Limpieza Viaria de Compostela, y tendrá que hacer frente a una sanción económica que, según esta ordenanza, puede llegar hasta los 750 euros.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/enfado-norma-prohibe-alimentar-animales-calle/idEdicion-2010-03-30/idNoticia-531181/
Fecha: 30.03.10

No hay comentarios: