sábado, 20 de marzo de 2010

La Guardia Civil detiene a un hombre en Gran Canaria por el abandono y desnutrición de 8 perros podencos canarios

Uno de los perros abandonados por su dueño

Agentes de la Guardia Civil en Vecindario (Gran Canaria), han procedido a la detención de A.J.J.G --de 26 años y vecino de San Bartolomé de Tirajana--, por un supuesto delito contra la protección de la flora, fauna y animales Domésticos, al mantener en estado de abandono y desnutrición a un total de 8 perros podencos canarios, según informó hoy la Benemérita en un comunicado.

De esta manera, el Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA) de La Guardia Civil, inició el pasado 15 de Marzo una operación destinada a la prevención y detección de supuestos Maltratos a animales domésticos. En este marco, se realizaron inspecciones en distintas perreras de la localidad de San Bartolomé de Tirajana, concretamente en la zona de Aldea Blanca.

En el interior de la misma, los agentes encontraron un total de ocho perros podencos canarios —7 hembras y 1 macho—, en estado de abandono y desnutrición, sin ningún tipo de alimento ni agua en sus bebederos y con gran cantidad de heridas abiertas y sin cicatrizar.

Por su parte, las instalaciones en las que se albergaban los animales eran deficientes, al aire libre, sin techar, construidas con palets a base de madera, de estilo rudimentario, no pudiéndose, los canes, resguardarse ante las inclemencias meteorológicas.

La Guardia Civil, "ante lamentable panorama", solicitó la inspección y evaluación del estado actual en el que se hallaban los animales por parte de los servicios veterinarios del Colegio de Las Palmas, constatándose entre otras cosas que el estado físicos de los canes era de "malnutrición", mostrándose signos evidentes de deshidratación, en un estado avanzado de caquexia y con múltiples heridas ulceradas en las prominencias óseas.

Así, los Agentes del SEPRONA procedieron a la intervención y posterior traslado de los animales a la perrera del Ayuntamiento del sur de la isla. Finalmente, las diligencias fueron entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cinco de San Bartolomé de Tirajana.

La Ley 8/91 de 30 de Abril de Protección de los Animales establece que cualquier persona propietaria de un animal doméstico está en la obligación de mantenerlo en buenas condiciones higiénico-sanitarias, realizando cuantas actuaciones sean precisas para ello. "Se prohíbe —continúa la Ley—, en cualquier caso, el maltrato a los animales, el sometimiento a cualquier práctica que les pueda producir sufrimientos o daños injustificados, así como abandonarlos o mantenerlos en instalaciones inadecuadas desde el punto de vista higiénico-sanitario y el no facilitarles la alimentación necesaria para su normal desarrollo".

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/656200/0/
Fecha: 19.03.10

No hay comentarios: