martes, 9 de marzo de 2010

Los animales suizos no tendrán abogado

Los ciudadanos de la Confederación Helvética han votado en una consulta popular vinculante en contra de que los animales tengan un letrado que les defienda del maltrato ante un juez.

Mientras en España se ha vivido una semana de agitados debates sobre las corridas de toros, en Suiza se reflexionaba sobre la idoneidad de que los animales pudieran tener un abogado que les representara en caso de maltrato.

Pero las asociaciones de defensa de los animales no han tenido hoy su mejor jornada. El 70% de los suizos se ha manifestado en contra de que los cantones tengan la obligación de crear una figura legal que defienda a los animales de las agresiones de sus amos, como ya existe en el cantón de Zürich.

Para el diputado del Partido Verde, Geri Müller, la medida hubiera dado "voz propia" a los animales porque, de ser maltratados, "no tienen ninguna forma de ser defendidos ante la Justicia".

Hace dos años, la asociación Protección de los Animales en Suiza (PSA) consiguió recoger más de 149.000 firmas para forzar la celebración de una consulta popular vinculante sobre si los animales tienen que tener un abogado asignado por el Estado que les represente en los tribunales. A pesar de que un año más tarde, el Gobierno helvético aprobó una nueva ley de protección de los animales, una de las más estrictas del mundo, la PSA se negó a retirar su iniciativa de enmienda constitucional.

"Tenemos buenas leyes y una gran conciencia por el bienestar de los animales entre la población, pero el problema es que algunos jueces son demasiado indulgentes en sus sentencias", asegura Mark Rissi, portavoz de la PSA.

De haber ganado el 'Sí', Suiza se habría convertido en el primer país del mundo en establecer la figura del abogado de animales por ley. No obstante, el Estado alpino ya es pionero en esta materia puesto que el cantón de Zürich cuenta desde 1992 con su propio 'Robin Hood de las bestias'.

"Si la persona que ha maltratado al animal tiene derecho a un abogado, ¿por qué no debe tener el animal ese mismo derecho?", se pregunta el letrado Antoine Goetschel, que se ocupa de defender a perros apaleados, vacas deprimidas y hamsters enajenados desde 2007 en Zürich.

Tanto el Gobierno federal como la mayoría de partidos del Parlamento –a excepción de los Verdes y el Partido Social Demócrata- había pedido a los ciudadanos que votaran en contra de la medida. Los ganaderos también habían alzado la voz ante una ley que consideraban innecesaria e "inútil".

Los impulsores de la consulta aseguran que su principal objetivo eran los propietarios de mascotas y no los ganaderos, porque estos últimos ya tienen inspecciones de forma regular al depender sus subsidios de las condiciones en que tengan a los animales. No obstante, la Unión de Granjeros Suizos (UGS) temía que acabaran siendo ellos los principales perseguidos por lo que hizo una viva campaña por el "no".

"Los únicos animales que viven en la esfera pública son los de las granjas", decía la portavoz de la UGS, Sandra Helfenstein, quien recordaba que es muy difícil saber lo que ocurre detrás de las paredes de los domicilios particulares.

La actual ley suiza prevé hasta tres años de prisión para el maltrato animal, aunque en la inmensa mayoría de los casos, los culpables acaban pagando multas de unos 300 euros de media.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/03/07/internacional/1267981481.html
Fecha: 07.03.10

No hay comentarios: