viernes, 12 de marzo de 2010

Los orangutanes se identifican emitiendo llamadas a grandes distancias


Las largas llamadas que hacen los orangutanes de la isla de Borneo no sólo sirven para atraer a las hembras, sino que les permiten identificarse como individuos y añadir información sobre el contexto en el que se encuentran, según ha descubierto un equipo internacional de científicos liderados por Carel Schaik, de la Universidad de Zurich, y cuyos resultados publica la revista Ethology.

Los científicos siguieron a Niko, Kentung y Fugit, tres ejemplares sexualmente activos de una reserva natural en Tuanan, y analizaron sus misteriosos gritos de llamada. El área de investigación cubrió 750 hectáreas de la densa selva tropical, donde la densidad media es de 4,25 orangutanes por kilómetro cuadrado.

El tímido y solitario orangután es el más arborícola de los grandes simios y comparte el 97% del ADN con los humanos. "Los orangutanes poseen un rico repertorio de llamadas, no obstante, solamente los machos sexualmente maduros emiten llamadas a grandes distancias con una serie de pulsos y bramidos de larga duración que se pueden oír a través de un kilómetro de la densa selva", dice Brigitte Spillmann, coautora del estudio. Los machos tienen un gran saco en la garganta que les permite hacer estas ruidosas llamadas. "El reconocimiento individual es importante en la comunicación a largas distancias cuando los individuos no tienen contacto visual. Examinamos si la identidad y el contexto individuales también fueron codificados en una llamada larga", añade Spillmann.

El comportamiento de los tres orangutanes fue documentado cada vez que emitieron una llamada larga y sus patrones de comportamiento fueron divididos en dos categorías. Frecuentemente, los machos emiten llamadas espontáneas donde no hay aviso obvio identificado por los observadores. También hacen estas llamadas cuando se encuentran en alerta como respuesta a avisos sociales, tales como la llamada larga de otro macho, cuando un árbol ha caído cerca o cuando el propio orangután llamador es el que derriba un árbol. La acción de derribar un árbol muerto se conoce como snag crashing y es una exhibición ruidosa de comportamiento dominante, comparable al golpeo del pecho en los gorilas. Si un macho escucha la caída cercana de un árbol, puede sugerirle que un macho rival sea gancho crashing y le llevaría a responder con una llamada larga. Las llamadas largas emitidas en un estado de alerta son levemente más rápidas, tienen pulsos de una duración más corta y contienen más pulsos y bramidos que las llamadas emitidas espontáneamente emitidas.

Los investigadores también analizaron cómo los orangutanes femeninos respondían a las llamadas largas. Descubrieron que las hembras de Borneo reconocen no sólo quién está llamando, como en la investigación anterior, sino también diferencias claras en las características acústicas de las llamadas largas emitidas en diversos contextos. El equipo supervisó las respuestas entre un macho y una hembra que había oído la llamada pero no fue asociado al llamador. Las hembras con descendientes dependientes se separaron de los llamadores espontáneos mientras que una pequeña muestra de hembras activas sexualmente parecía acercarse al llamador. Cuando una llamada larga de alerta fue oída por las hembras no hacían caso al llamador.

"Esto puede ser porque en Borneo las hembras con descendientes y machos rivales no son el blanco de las llamadas largas espontáneas, pero espían", concluye Spillman. "Las llamadas largas dadas en respuesta a un alboroto se piensa que se utilizan probablemente para rechazar rivales o potenciales depredadores, en comparación con las llamadas largas espontáneas. Las hembras pueden diferenciar entre los tipos de llamada larga y reaccionar de acuerdo a ellos".

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/orangutanes/identifican/emitiendo/llamadas/grandes/distancias/elpepusoc/20100309elpepusoc_17/Tes
Fecha: 10.03.10

No hay comentarios: