jueves, 1 de abril de 2010

Un ganadero, imputado por maltrato animal tras atar las patas a dos yeguas

En la fotografía puede apreciarse cómo una de las yeguas del imputado lleva atadas las patas. // D.P.

Un juzgado de Ponteareas instruye diligencias por un delito de maltrato animal contra un hombre de 42 años, vecino de A Cañiza, al que se le demostró que impedía la movilidad de sus caballos usando una cuerda con la que ataba una de las patas delantera con una trasera, dejándolos sueltos después en el monte. Es el segundo caso en la comarca en menos de un año. Anteriormente, en mayo de 2009, otro vecino de la zona había sido imputado por atar a las piernas de al menos 8 de sus animales con troncos que impedían su movilidad. En ambos casos este procedimiento prohibido recibe el nombre "pexas" o "trancas".

En los últimos años en Galicia son localizados numerosos caballos con ese tipo de cepos en las patas aunque muy pocas veces los causantes de estos hechos son detenidos ya que los caballos, a diferencia de otro tipo de ganado, no están obligados a llevar crotal, un pendiente con un número que identifica al ganadero.

Seguido durante días

En el actual caso, A.A.G, vecino de la parroquia de Achas, fue puesto a disposición judicial, después de que agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comunidad Gallega –policía autonómica– y otros del servicio de conservación de la naturaleza de la Consellería de Medio Rural realizasen un seguimiento de dos caballos que aparecieron con una pata delantera atada a una trasera en montes de la zona.

Después de varios días de seguimiento y sin colaboración vecinal, al final los agentes pudieron dar con el propietario, al sorprenderle mientras realizaba una visita a los animales. Tras identificarle procedieron a exigirle que de forma inmediata liberase a las dos yeguas y le informaron de su imputación por maltrato animal.

Los ganaderos usan el sistema para evitar que los caballos se alejen con con el fin de controlarlos, pero desde hace varios años esta forma de actuar es una infracción penal.

En mayo de 2009, la Policía autonómica liberó a ocho caballos de la atadura de sus cepos en los monte de la parrroquia de Oroso después de detener a su propietario, al que acusaron también de varios incendios.

Fuente: http://www.farodevigo.es/comarcas/2010/04/01/ganadero-imputado-maltrato-animal-atar-patas-yeguas/425333.html
Fecha: 01.04.10

No hay comentarios: