domingo, 30 de mayo de 2010

Gijón: El «sanatorio» marino del Acuario se queda en una instalación para focas

El Partido Popular denunció ayer por boca de la concejala María Teresa Menéndez Hevia la modificación del proyecto de adecuación de una de las dársenas del Acuario para la recuperación de mamíferos marinos. La iniciativa, financiada con cargo al «plan E», se ha readaptado para «albergar de forma permanente» focas, dejando de lado la idea inicial de aprovechar estas instalaciones a modo de «sanatorio» marino, según explicó la edil popular al término de la Comisión de Medio Ambiente. «Es un proyecto fallido del equipo de gobierno», subrayó.

El grupo de la oposición advirtió de que Cepesma (Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas) suscribió un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Gijón en 2007 que incluía, entre otros propósitos, la recuperación de mamíferos marinos en la dársena anexa al Acuario de Gijón. Principio que, según el grupo de la oposición, no se ha cumplido. «Las paredes de la dársena se encuentran en un estado lamentable, lo que evidencia que no se están realizando labores de mantenimiento», denunció Menéndez, quien al mismo tiempo recordó que en estos dos años y medio tampoco se avanzó nada en el compromiso de atender a los mamíferos que llegaran a las costas asturianas. «El presidente de Cepesma, Luis Laria, nos dijo que la dársena no cumple las condiciones para realizar esas labores», advirtió la edil. Las instalaciones de Poniente deberían contar con unas jaulas para la manipulación de animales que nunca se llegaron a instalar.

«La concejala Dulce Gallego (responsable del área de Medio Ambiente) desconoce el balance de la dársena de los últimos años. Se nos decía que en la cornisa cantábrica varan cada año unos 360 mamíferos entre tortugas, delfines y focas y ninguno de ellos ha estado en el Acuario, mientras que desde el equipo de gobierno se nos ha explicado que casi no varan animales. Hay oscurantismo en todo lo que dicen», denunció Maite Menéndez.

Esta situación ha derivado, según el PP, en la retirada del apoyo de Cepesma al proyecto. «Laria nos dijo que en las condiciones actuales no se va a renovar ningún acuerdo», explicó Teresa Menéndez. El presidente de Cepesma habría solicitado «otro equipamiento y otros contenidos» para cumplir con el propósito de recuperación de mamíferos, y a la vista del estado de las instalaciones de Poniente se habría optado por otras soluciones.

La obra, presupuestada en 275.000 euros, incluye la instalación de una serie de separadores en la dársena y la creación de una isla artificial donde estarían las focas, que se convertirían en el recurso estrella de las instalaciones de Poniente. También se adecuará un tránsito peatonal para que la gente que se encuentra en el interior del edificio pueda acercarse a ver estos mamíferos.

El proyecto

Características: Una isla artificial que sirva de lugar de estancia para los animales marinos es el elemento más singular del proyecto de adecuación de la dársena del Acuario, presupuestado en 275.000 euros. El coste será asumido por el Ayuntamiento con cargo al «plan E».

Usos: La finalidad inicial con la que se plantearon estas instalaciones era para la recuperación de mamíferos marinos. El PP denuncia que el proyecto se ha readaptado para albergar de forma permanente algunas focas en una isla artificial de nueva creación.

Itinerarios peatonales: Alrededor de la dársena se creará una zona de tránsito peatonal para que los visitantes puedan acercarse a ver los animales.

Fuente: http://www.lne.es/gijon/2010/05/28/sanatorio-marino-acuario-queda-instalacion-focas/921426.html
Fecha: 28.05.10

No hay comentarios: