martes, 9 de noviembre de 2010

Costa Rica: La polémica extracción de las cuerdas vocales a 5 perros hace modificar el marco legal

San José, 8 nov (EFE).- La polémica desatada por una orden del Ministerio de Salud de extirpar las cuerdas vocales a cinco perros debido las quejas de vecinos por el exceso de ruido que causan, desembocó hoy en la decisión de modificar el marco legal costarricense para prohibir la ablación de animales.

El mismo Ministerio de Salud emitió un comunicado para aclarar que la orden de silenciar a los canes "en beneficio de la salud pública" obedece a las denuncias que por diez años han presentado los vecinos de una mujer que tiene la costumbre de recoger animales callejeros y llevarlos a su casa.

No obstante, los cinco perros en cuestión podrían ser los últimos en sufrir este procedimiento, pues el mismo ministerio señaló que "la ablación de cuerdas vocales riñe con la protección al derecho de los animales", razón por la cual se modificará el reglamento de tenencia de animales domésticos.

En lugar de la extracción de las cuerdas vocales, las mascotas serán decomisadas a sus dueños, afirmó la ministra costarricense de Salud, María Luisa Ávila, a través de su página en Facebook.

Este caso dejó al descubierto posiciones opuestas entre el estatal Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), y el Colegio de Veterinarios.

Según Ligia Quirós, directora de Senasa, es más importante "la calidad de vida de la gente que tiene que soportar los ladridos", pero a criterio del Colegio de Veterinarios, la ablación viola los derechos de los animales.

Las reacciones se han producido después de que el Ministerio de Salud publicara la semana pasada en el diario oficial La Gaceta una resolución en la que ordena la ablación de las cuerdas vocales de los perros "en beneficio de la salud pública".

Hoy, decenas de personas se manifestaron en contra de la medida a través de la radio, periódicos en internet y de las redes sociales. La presión fue tal que Ávila debió aclarar que la dueña de los perros tiene un largo historial de decomisos de canes y gatos, a causa de las constantes quejas de los vecinos, en un barrio de clase alta al oeste de San José.

Las autoridades expidieron la orden de ablación a los cinco canes luego de realizar una "medición sónica" en una casa contigua a la de la propietaria de los perros, una abogada retirada que afirma haberlos recogido pues estaban abandonados. Dicha medición, según el ministerio, estableció que los ladridos "sobrepasan los límites legalmente permitidos", que no precisa.

La dueña de los animales, cuya identidad no ha trascendido, declaró al diario local La Nación que se opone rotundamente a extirpar las cuerdas vocales a sus perros.

El expresidente del Colegio de Veterinarios Edwin Garro calificó la ablación como "inhumana". "Con las proporciones del caso, es como, si al niño que llora, se le tapa la boca cuando tiene llanto, sin buscar las causas de ello", dijo.

Fuente: http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5jA_rjbvd_T0bmO-o0V-k_fc9oibA?docId=1401898
Fecha: 09.11.10

No hay comentarios: