sábado, 13 de noviembre de 2010

Shangai quiere implantar la política del «perro único»

Durante años, China ha implantado con mano de hierro la política de hijo único para evitar la sobrepoblación. Ahora que esta medida ha sido suavizada puede llegarle el turno a los perros. El exceso de mascotas en la ciudad de Shangai ha dado la voz de alarma.

La presencia de los perros fue mal vista durante años en China, bienvenida después y ahora otra vez mirada con recelo. La culpa la tienen los más de 800.000 perros domésticos, muchos de ellos abandonados en las calles, que pululan por Shangai, y que han hecho a las autoridades plantearse seriamente limitar su número.

En un país tan aficionado a las restricciones, la tenencia de perros estaba prohibida en Shangai, pero ahora su presencia aumenta un ritmo del 10% anual gracias al aumento del poder adquisito de los ciudadanos, que ven en la exhibición de estos animales un signo de ostentación.

Según la normativa que preparan las autoridades locales, si las perras tienen cachorros tendrán que darlos en adopción a otros ciudadanos o entregarlos a las asociaciones encargadas de su cuidado. Además, se potenciará la esterilización.

Curiosa paradoja para estos animales, que han pasado en apenas unos años de ser menú habitual en los restaurantes a convertirse en compañía inseparable para muchos habitantes de la megaciudad china.

Fuente: http://www.larazon.es/noticia/7833-shangai-quiere-implantar-la-politica-del-perro-unico
Fecha: 11.11.10

No hay comentarios: