miércoles, 15 de diciembre de 2010

El Cepesma, sin dinero para dar de comer a los animales

El cierre del Museo del Calamar Gigante de Luarca tras el temporal de hace un mes ha sumido en una gran crisis a la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas de Luarca (Cepesma). Con el cierre de esta instalación, el colectivo ha perdido una de sus principales fuentes de ingresos y en estos momentos sus arcas no tienen dinero. Por eso se ha tenido que despedir a dos de los cuatro empleados que había y, además, iniciar la reducción muy importante de su actividad medioambiental y educativa.

Los problemas económicos también se notan en el centro de recuperación de animales de La Mata, en las inmediaciones de Luarca, una instalación donde habitan más de 200 animales y en la que se gasta más de 1000 euros al mes, entre comida y calefacción. Un dinero al que no puede hacer frente Cepesma, por eso ahora es su presidente, Luis Laria, el que corre personalmente con estos gastos. «En ningún momento les faltará el alimento, de eso me encargaré yo personalmente como ya he hecho en otras muchas ocasiones. Será mientras pueda, porque no se sabe cuanto tiempo se alargará esta situación y si habrá que prescindir de realizar este servicio», asegura Laria.

Al centro de La Mata llegan todo tipo de animales, que son recuperados heridos, enfermos o desorientados. Hay desde serpientes a aves, perros, cabras, iguanas, tarántulas, jabalíes, corzos, etcétera.

Por este motivo, el Cepesma reclama ayuda y ha abierto una cuenta en Cajastur para que empresas y vecinos puedan depositar sus donativos. Es la cuenta 2048-0069-76-3400016134.Los daños ocurridos hace un mes en el Museo del Calamar Gigante tras un temporal de mar están detrás de parte de los problemas del Cepesma.

Ahora, será el Principado de Asturias quien corra con los gastos de la reparación. Por ello, la Consejería de Infraestructuras ha incluido en los próximos presupuestos regionales una partida de 540.000 euros para reparar el edificio y dotarlo de mayor seguridad frente a posibles temporales. Con esta partida presupuestaria se habrá un nuevo muro de hormigón en forma de barco que impedirá el acceso del mar a la instalación, se modificarán algunas partes del edificio y se eliminarán todos los cristales.

Cepesma lleva más de 10 años trabajando por el rescate y la recuperación de especies marinas y terrestres. En sus instalaciones de La Mata, en Valdés, cuida y mantiene a más de 200 animales, muchos de ellos heridos o abandonados.

El papel de Luis Laria ha sido fundamental durante todo este tiempo, ya que se ha encargado de recoger personalmente aquellos animales abandonados, las especies marinas varadas en las costas de Asturias y Galicia o muchos ejemplares exóticos que la gente ya no quiere.

En este centro se puede encontrar casi de todo, desde pitones hasta iguanas, pasando por tarántulas, tortugas, jabalíes, lagartos o avestruces. El centro, además, se encuentra integrado dentro del Parque de la Vida, una gran área temática que muestra la composición del sistema solar, la importancia de las energías renovables o los secretos e la naturaleza. Por apenas tres euros es posible descubrir todas aquellas peculiaridades de nuestro entorno natural.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/amarina/2010/12/15/0003_8909683.htm
Fecha: 15.12.10

No hay comentarios: