miércoles, 15 de diciembre de 2010

Pitones ilegales

Sevilla.- La Guardia Civil ha intervenido en un comercio de El Cuervo de hasta 50 especies de animales "muy peligrosos" como 18 pitones, 16 caimanes, 15 boas y una tortuga caimán carnívora. El dueño del establecimiento, además de no tener seguro, cobraba por verlas.

Los animales "no contaban con las medidas de seguridad necesarias", según la Guardia Civil, mientras que el responsable del comercio "carecía de gran parte de la documentación exigible en este tipo de negocios", por lo que fue sancionado por los agentes por hasta siete irregularidades.

Cobraban por verlos

Fue una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Lebrija la que tuvo conocimiento de que, en una tienda de El Cuervo donde se venden animales, entre ellos algunos considerados "potencialmente peligrosos", podían estar permitiendo la entrada de personas "llegando incluso a cobrar por ello".

Los agentes comprobaron que no contaban con todas las condiciones de seguridad, y que "incluso algunos estaban en cajas de plástico". Por ello, la Guardia Civil anunció la interposición de varias sanciones al dueño "dado que se vulneran preceptos de la Ley 50/99 de animales potencialmente peligrosos y de la Ley 11/2003 de protección animal". Entre ellas la tenencia y venta de animales potencialmente peligrosos sin tener contratado seguro de responsabilidad civil ni licencia.

Los agentes detectaron que no contaba con ningún tipo de control de las personas a las que se ha vendido estas criaturas y sin libro de registro, así como que no tenía colocadas la ficha con datos de los animales expuestos a la venta. Además, el local carecía de medidas de seguridad y los habitáculos no eran los adecuados para su tenencia y bienestar.

Sorpresa y miedo en el edificio

Varios vecinos de El Cuervo consultados ayer por ADN coincidieron al manifestar su "sorpresa" y "miedo" tras conocer la incautación de hasta 50 especies potencialmente peligrosas en un comercio de animales de la localidad. Expresaron su malestar porque "a ese tipo de tiendas van sobre todo muchos niños" y es un peligro pensar que no tenían las medias de seguridad legales "pudieran escaparse". Una de las vecinas lamentó también que "haya personas a las que no les dé miedo tratar con estas especies de animales peligrosos", aunque confió en que "estuvieran bien encerrados".

Fuente: http://www.adn.es/local/sevilla/20101214/NWS-0188-Pitones-ilegales.html
Fecha: 15.12.10

No hay comentarios: